Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 8 2006 79 Deportes Ferrero derrota a Robredo en Cincinatti y hoy disputa su primera final de un Masters Series en tres años España deja la fiesta, pero no el triunfo La enorme dureza de Nueva Zelanda no amedrentó a los españoles en el estreno del Mundial, pese a no contar con su mejor guerrero, Felipe Reyes, que estará seis días más de baja ESPAÑA NUEVA ZELANDA 86 70 acostumbre porque sufre una contusión en las vértebras que le tendrá parado de seis a siete días. El partido comenzó con un España, 9; Bradshaw, 7. Este Bradshaw es un 2,13 que le metió a Gasol un triple, un tiro desde cinco metros y una bandeja, aunque luego desapareció. Siguió el choque, tras alcanzar el 17- 8 (m. 5) con España, 0; Henare, 7 (17- 15, m. 7) Y este Henare es un base rocoso con buena mano que clavó dos triples seguidos a Calderón, pero que igualmente poco después se volatilizó. El caso es que, durante un buen rato, cada vez que los españoles intentaban abrir hueco llegaba algún neozelandés para reenganchar a su equipo. Y así, yendo y viniendo, empujados ora por Cameron, ora por Penney, ora por Frank, se pusieron por delante en el minuto 12 (28- 29) Motivo de alarma, y más porque hasta el 15 siguieron ahí, pegaditos (36- 35) España (25+ 23+ 20+ 18) Calderón (5) Navarro (16) Jiménez (6) Garbajosa (16) Pau Gasol (16) -cinco inicial- Rudy Fernández (2) Cabezas, Marc Gasol (8) Mumbrú (12) Sergio Rodríguez (2) y Berni Rodríguez (3) Nueva Zelanda (21+ 15+ 12+ 22) Penney (15) Henare (11) Jones (6) Cameron (7) Bradshaw (12) -cinco inicial- Olson (3) Boucher, Frank (10) Rampton (4) Winitana (2) y Vukona. DOMINGO PÉREZ, ENVIADO ESPECIAL HIROSHIMA. Ya ha empezado lo serio. Ya ha llegado la hora de la verdad. Aquí, sólo importa ganar. No hay que enamorar a nadie. Ni enganchar al público. En ese sentido, Pepu y sus hombres protagonizaron ante Nueva Zelanda (86- 70) un debut impoluto, aunque fuera cualquier cosa menos limpio. Los Tall Blacks (gigantes negros) no engañan a nadie. Su cuarto lugar en el pasado Mundial se lo apuntaron a sangre y fuego. Se presentan a sus rivales antes de cada partido con una curiosa coreografía llamada Haka que, al fin y al cabo, es una danza guerrera. Con semejante tarjeta de visita nadie puede sorprenderse de lo que llega después: unos individuos de aspecto y carácter- -en la cancha- -patibularios. Duros como el pedernal. Unos repartidores integrales que no regalan precisamente caramelos, sino codazos, empujones, empellones. Resultó complicado pasar de la fiesta al tajo sin transición. España llevaba un mes alegrando corazones. Nueve partidos de confeti y guirnaldas y de repente caía en un partido, el de la apertura del torneo, All Black (todo negro) Sin embargo, el equipo español demostró que si hace falta deja el esmoquin y se pone el mono. Y que luce ambas prendas con idéntica donosura. Incluso puede prescindir de su más cualificado guerrero, el legionario Felipe Reyes- -hombre ideal para estos choques- que debió observar la batalla desde el banquillo, vestido de calle. Circunstancia a la que más vale que se Los hermanos Gasol, protagonistas Pero España no se amedrentó. Ni se arredró por los golpes. Ni se inquietó por la igualdad. Su entrenador lo anunció: Muchos partidos los ganaremos sólo corriendo y defendiendo, no hará falta nada más, ni sacarse ningún as de la manga Interpretando al técnico, a lo dicho se le puede llamar simplemente, y nada menos, que trabajo. Y con laburo que dirían los argentinos, y casi sin que nadie se diera cuenta, como hacían los yugoslavos cuando eran intratables, se despegó: 48- 36 (m. 20) Sólo quedaba rematar la faena. Neutralizar los últimos conatos de rebeldía maorí y asegurar el triunfo. A comienzos del último cuarto todos esos deseos estaban cumplidos (72- 48, m. 33) e incluso hubo tiempo para revivir momentos de jolgorio. Salieron a la pista Rudy y Sergio, el dúo mágico, y, como cada vez que se juntan, no pudieron dejar de dibujar una de sus jugadas preferidas, uno de esos alley- hoop que siempre alegran el corazón. Destacar, asimismo, el sacrificio de Pau Gasol y del centenario Jorge Garbajosa, porque donde más regalitos repartieron estos angelitos negros fue en las zonas. Y la extraordinaria labor de Marc Gasol en su debut en la alta competición. Pau Gasol (16 puntos, como Garbajosa y Navarro) entra a canasta DE SAN BERNARDO Dickel, baja neozelandesa por un positivo con cannabis en julio Nueva Zelanda sufrió una baja de última hora. El base Mark Dickel (Lokomotiv Rostov) fue castigado por la FIBA con tres partidos por un positivo de cannabis en un control efectuado el pasado 12 de julio, tras un Nueva Zelanda- Australia. Según la normativa de la Agencia Mundial Antidopaje (WADA) la sanción por el primer positivo es dos años de suspensión. Pero para las denominadas sustancias específicas como el cannabis, siempre que el jugador demuestre que no las consumió con el deseo de mejorar su rendimiento, el castigo varía desde una amonestación hasta un año de suspensión. LO MEJOR LO PEOR La capacidad de sufrimiento y respuesta de todo el equipo ante la dureza del rival y el buen rendimiento de Marc Gasol La mala prestación en los tiros libres, con un balance de 16 anotados de 30 lanzados que preocupa ante partidos más comprometidos