Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional LA AMENAZA DEL TERRORISMO GLOBAL DOMINGO 20 8 2006 ABC Bélgica Fuga masiva de presos en la cárcel de Termonde EFE. Un total de 28 reclusos lograron escapar ayer de la prisión de Termonde, al este de Flandes. Al menos siete han sido detenidos por la Policía. La fuga arrancó cuando dos de los presos, miembros de una banda de ladrones del este de Europa, forzaron la puerta de su celda y tomaron como rehenes a varios guardias, de quienes obtuvieron las llaves para liberar al resto. Ya fuera de sus celdas, escalaron los muros del patio y se fugaron. Los detenidos por el complot para atentar contra aviones en vuelo son ya cuarenta La Policía del Reino Unido no tiene pruebas para presentar cargos firmes MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. Diez días después de que se desbaratase el presunto complot para explosionar 10 aviones en vuelos transatlánticos entre el Reino Unido y Estados Unidos, se contabilizan 23 detenidos en Gran Bretaña, 17 en Pakistán, 36 domicilios allanados, 19 cuentas bancarias congeladas y ningún acu- sado. A nivel oficial la información es escasa y prácticamente no ha variado desde que, el jueves 10 de agosto, se diera a conocer el gigantesco operativo policial para impedir el inminente complot de incalculables consecuencias A nivel extraoficial abundan las revelaciones de fuentes de Seguridad que vinculan esta trama con una compleja red global y con los atentados del 7 de julio del año pasado en Londres, que dejaron un saldo de 56 muertos y más de 700 heridos. La última de estas revelaciones es la presunta existencia de vídeos de reivindicación de los atentados suicidas en alguno de los ordenadores requisados por la Policía. Los arrestados en el Reino Unido son todos británicos, la inmensa mayoría descendientes de paquistaníes, que fueron detenidos en zonas con fuerte presencia musulmana de Londres, Birmingham y Buckinghamshire. La información oficial indica que el plan de las células era subir a 10 vuelos distintos, armar los explosivos en el avión a partir de líquidos inflamables y detonarlos en medio del Atlántico para no dejar rastros de su modus operandi. Según las fuentes de Seguridad, la mayoría de los arrestados pertenecían o tenían vínculos con una organización fundamentalista islámica legal en el Reino Unido, Tablighi Jamaat con la que habían estado relacionados dos de los responsables del 7- J, Mohammed Siddique Khan y Shehzad Tanweer. La clave está en Pakistán La investigación del presunto complot comenzó poco después del 7- J gracias a los datos que proporcionó un informante. Según las fuentes citadas por medios británicos, esta pista extendió la investigación del MI 5 (servicio secreto de seguridad interior) a Pakistán, clave por los vínculos que el Gobierno militar tuvo en su momento con el fundamentalismo Talibán afgano y Al Qaida. El Gobierno de Pervez Musharaff es hoy un firme aliado de Occidente en la guerra contra el terrorismo y fue la captura hace cuatro semanas en Islamabad de Rashid Rauf, un británico de 25 años de ascendencia paquistaní y con posibles vínculos con Al Qaida, la que precipitó la última fase de la investigación británica. Este viernes, el ex embajador británico en Uzbekistán, Craig Murray, expresó serias reservas respecto al operativo en un artículo para The Guardian: Es extraño que la Policía no tenga pruebas suficientes para presentar cargos contra los detenidos. Si el atentado era inminente, si iba a resultar en muertes masivas, ¿cómo puede ser que no se haya encontrado ninguna bomba, que ninguno de los terroristas hubiera comprado pasajes, que la mayoría no tuvieran pasaporte? Se habla de la pista paquistaní. Conozco muy bien la metodología de los interrogatorios en Pakistán. Es la que se usa en Uzbekistán. No cabe duda que la gente puede confesar las cosas más asombrosas bajo tortura escribió Murray. El Gobierno ha justificado la escasa información oficial alegando que se trata de una investigación en curso y que temen dar datos que perjudiquen la posibilidad de iniciar un juicio. Por el momento, la Policía tiene tiempo.