Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 20 8 2006 25 La Policía alemana detiene a un estudiante libanés, sospechoso de las malestas- bomba en dos trenes Fox y López Obrador sacan a relucir al Ejército en su polémica sobre el presunto fraude electoral en México Kofi Annan pide cascos azules a Zapatero P. ALCALÁ LAS PALMAS. El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, desveló ayer que recibió por la tarde una llamada del secretario general de Naciones Unidas, Kofi Annan, para pedirle que España envíe soldados al Líbano con el fin de ayudar a garantizar la paz en el país. Zapatero, que hizo este anuncio durante un mitin del PSOE en el auditorio Alfredo Kraus de Las Palmas de Gran Canaria, aseguró que su Gobierno se comprometerá con Naciones Unidas, como siempre ha hecho, para llevar la paz a Oriente Próximo Zapatero añadió: Todos sabemos quién llamaba antes para pedir soldados, y ahora llama Kofi Annan en nombre de las Naciones Unidas El Ejército libanés ha vuelto a la frontera, pero el alto el fuego es cada vez más débil y los ciudadanos temen el poder de sus vecinos de Israel. El retraso en el despiegue de los cascos azules empieza a poner nerviosos a los libaneses del sur ¡Por favor, que lleguen pronto las fuerzas internacionales! MIKEL AYESTARAN. SERVICIO ESPECIAL dente en sus declaraciones. Aseguró a los medios de información que se podría decidir la suspensión del despliegue de la armada libanesa al sur del río Litani. Israel no intenta otra cosa más que provocar para forzar una respuesta, y de esta forma tener la excusa para volver a atacar. Pero no estamos dispuestos a enviar a nuestras tropas a esta trampa de Tel Aviv Amal e Hizbolá Por su parte, el portavoz del Parlamento y líder de la formación chií Amal, Nabih Berri, tampoco se quedó indiferente ante la agresión israelí y lanzó dos cuestiones al ruedo del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, ¿qué hubiera pasado si el ataque hubiera sido desde el Líbano hacia Israel? ¿no hubieran adoptado severas medidas para hacer respetar el alto el fuego? Berri, máximo aliado de Hizbolá en el Gobierno, se mostró totalmente seguro de que la resistencia- -Hizbolá- -tiene la suficiente firmeza como para abstenerse de lanzar una venganza contra Israel Desde Hizbolá, por extraño que parezca, no ha habido comunicados oficiales. Desde que concluyó la guerra no ha cesado la violencia. Se han repetido los enfrentamientos aislados entre ambos bandos y ahora los gobernantes libaneses temen que su Ejército sufra las consecuencias directas de esta violencia. La espera de las fuerzas internacionales se está haciendo demasiado larga para los dirigentes locales. Según informaciones del Canal 10 de la televisión israelí, no confirmadas si embargo por el Ejército, el comando ha logrado apresar a varios milicianos del grupo chií Hizbolá. La radio pública israelí señaló que la verdadera misión del comando podría haber sido la liberación de los dos soldados secuestrados por Hizbolá el pasado 12 de julio, acción que desencadenó la ofensiva israelí en el Líbano. MARJAYOUN (VALLE DE LA BEKAA) Más de 2.500 soldados libaneses se han desplegado en el sureste del Líbano. El pequeño pueblo cristiano de Marjayoun- -a ocho kilómetros de la frontera con Israel- -alberga el cuartel general de este contingente cuya misión es controlar la zona y figurar, dejarse ver entre la población. Una presencia histórica ya que en las últimas dos décadas el Ejército regular no se había acercado a su propia frontera. Y una presencia relativamente sencilla, ya que en su área de control apenas hay tres localidades chiíes, el resto son suníes, cristianas y drusas. El camino de llegada es un continuo sube y baja que desemboca en el valle de la Bekaa. Los viejos jeeps americanos- -algunos usados en Vietnam- -y camiones del Ejército libanés se recalientan y cada pocos kilómetros se ve a los soldados poniendo agua en los radiadores. Como no hay vehículos oficiales para todos, algunos tienen que patrullar en Mercedes 200. La movilidad es uno de los grandes problemas de una tropa voluntariosa, pero carente de medios. De los 1.500 habitantes que tiene Marjayoun apenas queda un centenar. La guerra llegó hasta la misma plaza del pueblo. Combates cuerpo a cuerpo con unas tropas israelíes que se establecieron en la localidad durante varios días. Nos fuimos casi todos, los tanques estaban aquí mismo. Entraban y salían. Insoportable. Ahora, con la llegada del Ejército, nos sentimos más seguros, les necesitamos, aunque somos conscientes de su debilidad y sabemos que sin el apoyo de las fuerzas internacionales poco pueden hacer comenta Joseph Hayat, un vecino de 63 años cuya casa- -se encontraba en la misma carretera por la que entraron los blindados israelíes- -ha quedado destrozada. Vacío de poder e indefensión La llegada de la misión internacional es lo que esperan con más ganas los ciudadanos de esta parte del país. En las zonas que no controla Hizbolá el vacío de poder y la indefensión son totales. Todos temen una nueva invasión israelí y no confían en sus fuerzas de seguridad. Tampoco confían en la Finul, la fuerza de Naciones Unidas en el Líbano, porque no tienen El Ejército libanés, voluntarioso pero carente de medios, se desplaza en turismos Mercedes 200 armamento suficiente. La nueva misión debe ser poderosa y capaz de hacer frente, por un lado, a una nueva agresión y, por otro, mantener a raya a Hizbolá. ¡Por favor, que lleguen pronto! Los indios que teníamos en Marjayoun salieron corriendo cuando empezaron los bombardeos recuerda Joseph. Las tropas hebreas entraban y salían, pero finalmente se quedaron y hasta ocuparon un cuartel, que pertenecía históricamente al Ejército libanés. En él se refugiaban 350 policías que tuvieron que ser evacuados rumbo a Sidón por los efectivos de la Finul. En mitad del puerto de montaña que une ambas ciudades el convoy fue atacado por la aviación israelí. Ocho policías murieron y otros treinta resultaron heridos. Han justificado el ataque diciendo que un coche con militantes de Hizbolá se mezcló con el convoy, pero nadie se lo cree. Israel no respeta nada, como se vio ayer en Baalbek con su ataque nocturno. Ni el alto el fuego, ni nada sirve con ellos. El problema es que son nuestros vecinos y esto no se va a acabar nunca lamenta uno de los jóvenes militares recién llegado desde el norte del país. Lleva guerrera y pantalones de camuflaje dos tallas mayores. En vez de botas, zapatillas de deporte. ¿Armas? Ninguna. Llegan los primeros 50 cascos azules franceses M. AYESTARÁN. Francia ha enviado el primer contingente para la fuerza que velará por el cumplimiento del alto el fuego. Cincuenta cascos azules de una unidad de ingenieros desembarcaron en el puerto de Naqora procedentes de Chipre, donde otros 150 efectivos se encuentran a la espera de embarcar. Una vez en Naqora se incorporaron a la base de la Finul, la Fuerza Interina de Naciones Unidas para el Líbano. En la imagen, las labores de desembarque de los soldados franceses ayer a su llegada al puerto de la costa sur libanesa. EPA