Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional DOMINGO 20 8 2006 ABC Población extranjera a 1 de enero de 2006 (Datos provisionales del Padrón del INE) Miles de personas respecto al total de extranjeros Miles de personas respecto al total de la Comunidad Variación relativa con 2005 (en Marruecos Ecuador Rumanía Reino Unido Colombia Alemania Argentina Bolivia Italia China Bulgaria Francia Perú Portugal Brasil Ucrania Rep. Dominicana Venezuela Polonia Argelia Uruguay Cuba TOTAL Fuente: INE 535,0 399,6 382,0 274,0 238,6 150,2 136,0 132,4 115,4 98,1 93,8 89,7 86,9 80,3 67,5 64,2 56,1 47,4 45,6 43,8 42,8 41,7 3.884,6 13,77 10,29 9,83 7,05 6,14 3,87 3,50 3,41 2,97 2,53 2,41 2,31 2,24 2,07 1,74 1,65 1,44 1,22 1,17 1,13 1,10 1,07 100 Islas Baleares Comunidad Valenciana Región de Murcia Cataluña Comunidad de Madrid Canarias La Rioja Navarra Aragón Castilla- La Mancha Andalucía Melilla Castilla y León Cantabria País Vasco Ceuta Principado de Asturias Galicia Extremadura TOTAL 153,7 641,0 181,8 866,8 695,6 225,7 34,5 54,4 98,9 126,5 462,7 3,9 101,8 22,8 83,5 3,0 29,7 71,8 26,6 3.884,6 15,6 13,4 13,3 12,2 11,8- 10,91 11,4 11,3 9,1 7,8 6,6 5,8 5,8 4,0 4,0 3,9 3,9 2,8 2,6 2,5 8,7 -1,62 10,14 10,15 8,50 1,54 11,02 9,08 2,08 9,81 10,11 0,34 11,46 10,86 14,61- 0,03 10,67 3,51 4,88 4,13 Infografía ABC Rumanos y polacos podrán decidir el destino de muchos municipios en 2007 Medio millón de nuevos comunitarios tendrán derecho a voto el año próximo b Ecuatorianos y colombianos no España, tercer país receptor de inmigrantes España es el tercer país del mundo en la clasificación de receptores de inmigrantes, con 280.000 nuevos foráneos cada año, según los datos de la organización estadounidense Population Reference Bureau, que ha utilizado en el caso español datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) Sólo otros dos países, Estados Unidos (más de un millón) e Italia (290.000) reciben cada doce meses más inmigrantes que España. En todo el mundo, casi tres millones de personas se mueven desde países pobres hasta países ricos, de los que 1,4 millones lo hacen en dirección hacia Europa. Aunque en la actualidad se observa un creciente movimiento migratorio entre países en vías de desarrollo, mientras el incremento de la natalidad y la pobreza sigan ejerciendo presión sobre la población, los inmigrantes continuarán viendo las ventajas de moverse a los países con más recursos y mejores oportunidades, según el informe de población mundial 2006 de Population Reference Bureau. podrán acudir a las urnas el 25 de mayo del año que viene al no existir un convenio con sus países de origen CRISTINA DE LA HOZ MADRID. Los expertos en estas lides saben que a veces las alcaldías se ganan o se pierden por un puñado de votos. Apenas unos cientos de papeletas pueden determinar el color político del ayuntamiento para los siguientes cuatro años por lo que se impone casi una labor de zapa, de puerta por puerta, para que nadie se quede en casa el día de la consulta en las urnas. La cada vez más importante presencia de extranjeros residentes en nuestro país incorpora además una nueva realidad en el panorama político español al que los principales partidos habrán de adaptarse. La cita electoral del último domingo de mayo del año que viene constituirá un nuevo test. A efectos electorales hay que distinguir entre los extranjeros comunitarios de los no comunitarios. Los primeros tienen derecho al voto en las elecciones municipales y, también, a ser elegidos como representantes locales. En contra de la idea generalizada de una inmigración que se moviliza por cuestiones económicas, no es nada desdeñable el número de británicos, alemanes o portugueses que vienen a vivir a España por el mero placer de residir en nuestro país. Año tras año crecen en número. A éstos se unen los nuevos comunitarios esto es, polacos, rumanos y búlgaros. Los primeros ya tienen reconocido su derecho al voto en elecciones municipales. Rumanos y búlgaros dependen de la decisión final que adopte el Consejo Europeo en el mes de octubre para dar el visto bueno a su plena integración a partir del 1 de enero de 2007. Es intención de la Administración española que puedan estar ya incluidos en el censo electoral para el 27 de mayo del año que viene. Sin sensibilidad nacionalista En España residen, -según los últimos datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE) -382.000 rumanos y 93.800 búlgaros. Los rumanos son los más numerosos junto a los marroquíes (535.000) y los ecuatorianos (399.000) Pero es que los rumanos, junto a los polacos (45.600) pueden determinar con su voto el gobierno de ayuntamientos como el de Castellón o Alcalá de Henares (Madrid) además del cinturón del este madrileño. Sólo con rumanos, búlgaros y polacos, el censo electoral (personas con derecho a voto) se incrementaría en más de 425.000 personas. Tampoco se puede perder de vista a las importantísimas colonias de británicos o de alemanes radicadas en la Costa Brava o en Palma de Mallorca. Se trata de votantes peculiares, poco permeables a los mensajes nacionalistas. Su ideología se alimenta de los modelos que exportan de su país de origen: laborismo, socialdemocracia, demócrata- Una de las trampas es que los extranjeros deben censarse además de empadronarse para poder votar cristianos, conservadores... En cambio se han convertido en un público exigente a la hora de solicitar prestaciones sociales conforme ha ido cumpliendo años. El sistema sanitario español y cuestiones como la Ley de Dependencia forman parte de su cartera de intereses. En el último año, según los datos provisionales del INE, ha crecido en 47.000 el número de británicos (274.000 en total) que han elegido nuestro país para vivir; en 20.000 el de italianos (115.400) en 17.000 el de alemanes (150.200) en 14.000 el de portugueses (80.300) y en 12.000 el de franceses (89.700) todos ellos, junto al resto de los comunitarios, tienen derecho a elegir y ser elegidos representantes municipales, o, al menos, en teoría. Porque una de las trampas de nuestro sistema si se carece de la información adecuada, es que para votar, además de completar el sencillo trámite del empadronamiento, también hay que censarse. Mientras que para los españoles basta sólo un procedimiento, los comunitarios deben rellenar un segundo papel y ahí es muy importante la voluntad informativa del ayuntamiento para facilitarles su derecho al voto. Dentro del amplísimo abanico de ciudadanos no comunitarios que han hecho de España casi su primera patria, destaca la peculiaridad de Noruega. Los oriundos de este país pueden elegir a los alcaldes y ser elegidos gracias a un convenio que hay entre los dos países, que garantiza la reciprocidad. Porque, precisamente, esta es otra vía para poder tener reconocidos ciertos derechos de ciudadanía. De hecho, el ministro de Trabajo y Asuntos Sociales, Jesús Caldera, llegó a sugerir hace meses la posibilidad de permitir el voto de los extracomunitarios de Ecuador y Colombia, que tengan reconocida la residencia permanente en España, mediante convenios con sus países de origen, aunque no se ha avanzado nada al respecto. ¿Qué votan los inmigrantes? La respuesta es que no varían su ideología en función de la Administración, socialista o popular, que les haya regularizado o asistido en su nueva aventura vital. Su comportamiento electoral es una incógnita, aunque las elecciones peruanas y mexicanas muestran que el voto de los residentes en España de esos países es conservador.