Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE LOS 25 MEJORES RESTAURANTES DE ESPAÑA MENS SANA Atrio POR CARLOS MARIBONA no de los grandes logros de la cocina española moderna es que se ha repartido por todo el territorio, de manera que se encuentra un restaurante de alta cocina practicamente en cualquier región. En Extremadura, el mejor ejemplo lo constituye Atrio, que está a la altura de los mejores restaurantes de España y de Europa. El mérito corresponde a dos profesionales cacereños, Toño Pérez, en la cocina, y José Polo, en la sala, que en 1986 pusieron en marcha un proyecto difícil que han sacado adelante con brillantez sobre las bases de una cocina de calidad, un estilo perfeccionista, elegante, pulcro y delicado, y una bodega espectacular. Tan espectacular que está considerada como una de las mejores y más completas del mundo. Con la carta de vinos incluso han hecho un libro que venden en el restaurante. Toño Pérez ha sabido modernizar la cocina extremeña basándose en el recetario tradicional de su tierra. A partir de ahí, con la utilización de productos de mucha calidad, elabora platos creativos sin excesos innecesarios. Es la suya una cocina de autor elegante y sensible, que busca la suavidad de los sabores y el contraste de texturas. En la carta y en el menú degustación aparecen platos como las ancas de rana entomatás las manitas de cerdo rellenas; el costillar de cordero merino al hinojo; el solomillo de retinto con foie y compota de manzana, o el bacalao monacal, plato que, al U POR MARTA BARROSO Y TERESA DE LA CIERVA Belleza Se hizo la luz ¿Veranea con sus queridísimos suegros? ¿Los invitados se multiplican en su casa? Pues además de... o encima de que... -ustedes nos entienden- -tenemos que preocuparnos de nuestro aspecto nada más abrir un ojo por la mañana. Para aprobar el escrutinio de la hora del desayuno sin una gota de maquillaje, antes que nada, agua fría: se activa la circulación, y el color del rostro se vuelve sonrosado. A continuación, pellízquese las mejillas y muérdase varias veces los labios para reavivar el color. Complete el ritual de emergencia rizándose las pestañas y con unas gotas de colirio para acabar de despertar los ojos. Si puede arañar un minuto más, haga trampa, y aplíquese un toque de iluminador en el ángulo interno de los ojos y el contorno de la frente. ¡Y a brillar con luz propia! Toño Pérez, jefe de cocina de Atrio, en la sala del restaurante Atrio Dirección: Avenida de España, 30. Cáceres. 927 24 29 28. www. restauranteatrio. com Días que cierra: Domingos noche. Precio medio: 90 euros. Menú degustación: 85 euros. Calificaciones en las guías: Campsa, 3 soles; Michelin, 2 estrellas; Gourmetour, 9,5; LMG, no aparece. MARISA NUÑEZ igual que la perdiz al modo de Alcántara, surge del interés del cocinero por la tradicional cocina monacal de su tierra. Los pescados, siempre en su justo punto de cocción, suelen venir acompañados de verduras o frutas, como ocurre con las vieiras asadas con puré de frutas. Los entrantes y los postres también tienen gran importancia en Atrio. Para empezar, platitos delicados como el bocadito de anchoa y queso del casar; la gamba rebozada en tempura con salsa de alioli con berberechos, o careta de ibérico con cigala. Y para terminar, postres tan interesantes como la torta del casar fría y caliente con dulce de membrillo, el plátano salteado sobre cremoso de caramelo, o el pastel de trufa con frutos rojos. Siempre seguidos de un amplio surtido de pequeños entretenimientos para compañar el café: magdalenitas, frutas escarchadas, pastas y pastelitos, trufas, obleas de almendra... CHIPS DE VERANO POR JOSÉ MANUEL NIEVES BLOG DE PAPEL POR ALFONSO ARMADA Velocidad. Cuanto más nos alejamos de la infancia más deprisa vivimos y con más celeridad olvidamos. Víctima. El sambenito viene impuesto por un régimen externo, por un acto intencionado que parte de la estrategia de transformar al otro en enemigo cuya muerte cuenta, pero no importa. Al negarle su condición de espejo y convertirlo en cosa, insecto, nada... todo está permitido. Del lado de la zanja, del campo de concentración, de las calles contemporáneas, para supervivientes y deudos se agrega a la herida otro vinagre: la tentación de volver esa circunstancia identidad. Aunque queme cuando la herida sigue abierta, convendría sentarse al menos al lado de Michel de Montaigne cuando asegura que nadie es desgraciado durante mucho tiempo sin su consentimiento Cayuco. La nueva etapa de la eterna lucha entre nómadas y sedentarios, entre Caín y Abel, entre pastores y agricultores, entre conquistadores y vencidos, entre amos y siervos, entre nuestro sueño y su pesadilla: entre su muerte a fuego lento y nuestra vida insaciable, entre su nada que perder y nuestro afán de ganar a toda costa, entre su sed y nuestra ebriedad, entre sus manos vacías y nuestros armarios llenos, entre su hambre y nuestra dieta, entre su deseo y nuestro hastío. LLEGAN LOS GOSSIPS. Si anda usted por ahí con dos móviles (uno para el trabajo y otro para casa) si además lleva encima una Blackberry o similar para no perderse ni un correo electrónico, esté donde esté; si no puede pasar sin su iPod y aprovecha cualquier descuido para enchufarse a él; y si, para colmo, usa como llavero un stick de memoria de un giga o más, con todos los documentos importantes, las fotos imprescindibles e incluso sus juegos favoritos, entonces no le dé más vueltas. Es usted un GOSSIP, (Gadget Obsessed, Status Symbol Infatuated Professionals) que viene a ser algo así como un Profesional Loco por los Símbolos de Estatus y Obsesionado por los Gadgets. Son como los yuppies de los ochenta, pero en versión tecnológica. Y están, literalmente, por todas partes...