Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
19 8 06 MOTOR Volvo S 80 El lujo más discreto La segunda generación del Volvo S 80 supera todos los límites del modelo original. Moderniza su diseño, sin perder el estilo propio, gana prestaciones, seguridad y se conduce con más agrado POR FRANCISCO DEL BRÍO PRECIOS S 80 D 5 Kinetic: 39.980 S 80 D 5 Momentum: 42.510 S 80 D 5 Summum: 44.730 uando todos los modelos del actual catálogo de Volvo ya han incorporado los rasgos distintivos de la marca, que nacieron con el S 80, llega la segunda generación de este modelo con importantes mejoras en todos los aspectos, muchos refinamientos, como la transmisión integral, sensor de presencia de vehículos en el ángulo muerto con señalización en el espejo retrovisor, control de crucero activo, protección para peatones y ciclistas, control de velocidad crucero activo o el sistema de seguridad que frena automáticamente el vehículos cuando detecta la presencia de obstáculo contra los que puede chocar, aunque la mayoría de ellos sólo se encuentra en la versión tope de la gama, con el nuevo motor de gasolina V 8, el más compacto del mercado. La primera impresión del nuevo S 80 es que parece un coche C más compacto, sin embargo, tiene la misma longitud (4,85 metros) y mide 2,7 cm más de ancho y 3,4 cm de alto, con una batalla mas larga. Esta falsa apariencia se debe a sus formas más curvas. El morro es ligeramente redondeado, sin esquinas pronunciadas. El capó también presenta curvas más marcadas y un perfil más alto para ofrecer una mayor protección al peatón. Los faros, ubicados más abajo que en el modelo S 80 anterior, si- La nueva berlina dispone de un sistema de seguridad de frenado automático si detecta obstáculos contra los que poder chocar guen la curva del morro, se extienden hacia el costado y luego hacia el capó. El conjunto resulta elegante, atractivo y, en cualquier caso, discreto, que es quizá el mejor atributo de este coche, con lugar propio entre las berlinas de lujo, pero con esa cualidad que tanto aprecian quienes desean conducir un coche de calidad sin necesidad de llamar la atención. En el interior se repite lo mismo, un ambiente elegante, calidad de los materiales, terminación impecable y algo que sí le distingue de algunas berlinas de origen alemán, la discreción otra vez en la cantidad de botones, mandos y controles. Tiene de todo, pero no resulta apabullante, con una presentación bastante lógica y una instrumentación de fácil lectura. El equipamiento de confort para los pasajeros dispone de todo los necesario, con sistemas verdaderamente prácticos, como el paquete de zona interior, que consta de un control climático electrónico y el sistema de calidad de aire. Cuando se desbloquea el coche con el mando a distancia, el habitáculo de pasajeros se ventila automáticamente durante más o menos un minuto, si la temperatura exterior es superior a 10 grados centígrados. Los asientos de todos los Volvo siempre ha tenido buena fama y los del S 80 seguro que la incrementarán. Además de ofrecer un buen agarrre y confort, ahora se