Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 8 2006 31 Madrid Un vecino de Fuencarral, activista contra los parquímetros, recibe 157 multas al volver de vacaciones Más de 36.000 kilos de alimentos han sido destruidos en Mercamadrid desde enero Los productos no pasaron las inspecciones municipales, y no cumplían los requisitos para su venta b En el primer semestre del año se han producido 28 brotes alimentarios, que afectaron a 372 personas, de las que 13 tuvieron que ser hospitalizadas SARA MEDIALDEA MADRID. 21.000 kilos de ternera, 225 de merluza, 73 de pescadilla, 2.000 kilos de ensalada, setas, kiwis, ostras, bígaros, boquerones... son algunos de los productos que han sido destruidos en Mercamadrid durante los seis primeros meses de este año. ¿El motivo? No cumplían con los requisitos exigidos para su venta y consumo. En la mayoría de los casos, el problema no era el mal estado de los alimentos, sino que no estaba claro su origen. Es el resultado de las inspecciones- -más de mil hasta la fecha- -llevadas a cabo por los técnicos municipales en el Mercado Central de Madrid. Lucha contra los mosquitos Durante 2005, además, se realizaron en todo Madrid 14.212 controles en establecimientos, y las deficiencias más frecuentes en ellos fueron no contar con lavamanos no manual, cuartos de basuras inadecuados o sistemas insuficientes para combatir los mosquitos. Los servicios sanitarios se han mantenido alerta en los 28 casos de brotes alimentarios detectados- -incidentes en que dos o más personas enferman a consecuencia de una enfermedad con origen en un alimento o bebida- que han afectado a 372 personas y han supuesto la hospitalización de 13. Madrid cuenta, según los responsables de su vigilancia, con una de las redes de seguridad alimentaria más completas. Ello permite afirmar al director general de Salud Pública, José Manuel Torrecilla, que el pollo es ahora perfectamente seguro para su consumo, al igual que los huevos Fruto de El Mercado Central de Madrid es uno de los más seguros del mundo según el Ayuntamiento JAVIER PRIETO Técnicas de C. S. I. para controlar mejor la calidad del pescado y la carne Un moderno secuenciador de ADN es la última incorporación tecnológica al Laboratorio Municipal. Con él, y las correspondientes muestras orgánicas, los técnicos municipales son capaces de saber qué es un determinado producto. Ello ha permitido averiguar que lo que muchos restaurantes ofrecen como mero no es sino perca del Nilo o cherna, otras especias piscícolas inferiores en calidad. La máquina- -del tamaño de una caja de zapatos- -ha costado la friolera de 200.000 euros, y permite realizar, a veces en cuestión de minutos- -dependiendo del caso- -un análisis completo de la muestra de ADN recogida. De las 42 muestras tomadas durante este año a varias especies de pescados, en 15 se detectó un fraude: lo que se decía que era el producto no se correspondía con la realidad. También se utiliza este sistema para otro tipo de análisis precisos. Por ejemplo, a través de él se ha analizado la composición de los rollitos de primavera, todo un clásico de los restaurantes chinos. Y se estudia si un determinado producto es transgénico, algo que debe indicarse en el envase. los controles e inspecciones- -hay 14.000 previstas para este año, además de las que se llevan a cabo en Mercamadrid- se han tramitado durante el primer semestre del año 136 expedientes por infracción. Menos, en proporción, que los abiertos en todo 2005, que fueron 327. Cuanto más incrementamos las inspecciones- -aclara- -menos actividad fraudulenta detectamos; el aumento del control hace que se incumpla menos concluye Torrecilla. En los distritos se han realizado ya un 71 por ciento de las inspecciones previstas; sólo Centro se descuelga, porque tiene proporcionalmente menos inspectores de los que se necesitan para cubrir el número de bares y restaurantes abiertos, que suman la mayor concentración de Europa de este tipo de establecimientos.