Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 19 8 2006 Internacional 25 El ministro de Justicia israelí dimite para defenderse de una acusación de acoso sexual El presidente Katsav será procesado por las denuncias de violación de una secretaria Haim Ramón, ha reconocido que besó a una soldado de 18 años durante dos o tres segundos pero niega que sus intenciones fueran criminales HUGO MEDINA. SERVICIO ESPECIAL JERUSALÉN. Un beso no deseado de no más de tres segundos de duración le ha costado el cargo al ministro de Justicia israelí, Haim Ramón, quien ayer comunicó al fiscal general que dimitirá mañana para defenderse en los tribunales de una acusación de acoso sexual. El incidente ocurrió el 12 de julio, día que comenzó la guerra del Líbano, en la sede del Ministerio de Defensa de Tel Aviv, donde se celebraba una fiesta de despedida de una funcionaria a la que acudieron Ramón, casado, de 55 años, b El ministro, y la joven H. una soldado de 18 años. El ministro siguió a H. hasta una habitación apartada y en contra de su voluntad le dio un beso en la boca. H. asegura que no opuso una gran resistencia física porque no sabía cómo actuar. En su defensa, Haim Ramón alega que el beso sólo duró dos o tres segundos que una acción semejante no significa que sus intenciones fueran criminales y confía en que el tribunal pondrá las cosas en su sitio aunque su dimisión es inevitable. Ramón también sostiene que fue H. quien dio pie al acercamiento e incluso quien inició el beso, y que incluso le pasó su número de teléfono particular al terminar el escarceo. En su informe, el fiscal general afirma que el incidente en su totalidad sólo duró varios segundos y que no fue presenciado por nadie, pero a pesar de El presidente Katsav, en una conferencia con militares el pasado jueves ello la denuncia de H. ofrece visos de ser consistente y creíble AFP Más escándalos sexuales Éste no es el único suceso sexual que salpica a los responsables israelíes. Ayer se supo que la Policía recomienda el procesamiento del presidente del Estado, Moshe Katsav, por supuesta violación de una empleada. La Policía decidió interrogar a Katsav sobre una ex secretaria a la que el presidente acusó de intentar extorsionarlo. Posteriormente han aflorado más detalles del suceso que indican que mantuvo relaciones sexuales completas con ella. Desde entonces varias mujeres han declarado a la prensa que, durante años, Katsav se aprovechó de sus cargos políticos para mantener relaciones con ellas. La Policía sostiene que la confesión de la ex secretaria es creíble, especialmente cuando afirma que no sabía cómo detener el acoso sexual del presidente y por ello se vio forzada a mantener relaciones sexuales con él. Pero aun en el caso de que las relaciones hubieran sido consentidas, el presidente Katsav será procesado puesto que está prohibido mantener relaciones sexuales entre un superior y un subordinado que trabajan juntos.