Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
10 SÁBADO 19 8 2006 ABC Nacional Zapatero mantiene su estrategia pese a las amenazas de ETA y ordena minimizar el comunicado La banda trata por igual a PNV y PSOE por primera vez desde el alto el fuego b Medios antiterroristas creen que la banda criminal ha levantado acta de todos los contactos previos al comienzo del proceso de negociación CHARO ZARZALEJOS MADRID BILBAO. El despertar en La Mareta fue más temprano y menos agradable que el de otros días. El presidente del Gobierno tenía conocimiento puntual del inesperado comunicado de ETA. A primera hora de la mañana y tras cambiar impresiones con algunos del denominado núcleo madrileño -Pérez Rubalcaba, López Garrido, Blanco y Fernández de la Vega- -y de manera especial con su ministro de Interior, el jefe del Ejecutivo tomó una doble decisión: silencio del Gobierno y respuesta mínima del PSOE. La posición del presidente es la de mantener la estrategia iniciada hace ya muchos meses y evitar cualquier polémica pública sobre el proceso abierto con ETA. Mientras, en el País Vasco las fuerzas políticas se manifestaban ante el citado comunicado reclamando para sí el protagonismo político e invitando a ETA a que resuelva sus asuntos con el Gobierno. Sólo el PP se dirigió al Ejecutivo para pedirle que dé marcha atrás en su actual estrategia. Al menos por el momento no es esa la intención del Ejecutivo, que ayer solventó el comunicado de la banda a través de Alfonso Perales- -ajeno por completo a la gestión del proceso- -quien se limitó a leer una nota escueta pero muy clara según se añade en medios socialistas. En términos muy similares hablaba desde Bilbao el socialista Rodolfo Ares. Ni en una ni otra intervención hubo nada improvisado y ambas respondían de manera fiel a las órdenes dadas por el presidente. A lo largo de todo este proceso, son precisamente las declaraciones del presidente las únicas que realmente son referente para la organización terrorista. Lo que digan los demás ayuda a crear ambiente, pero la autoridad reconocida es la de Rodríguez Zapatero. El comunicado de ETA, que no se produce por presión de sector alguno ni se trata de una salida para consumo interno, ha causado sorpresa y, desde luego, preocupación, pese a que las grandes líneas del mismo vienen siendo anunciadas desde hace tiempo por dirigentes de la izquierda abertzale. Fue Pernando Barrena el que hace semanas advirtió que el proceso era reversible y tanto él como el propio Otegi vienen centrando el debate político; es decir, en la autodeterminación y la territorialidad, la clave para que el proceso acabe bien. Para ello urge la creación de la denominada mesa política. En este comunicado, ETA viene a decir lo mismo con la única novedad de tratar al PNV y al PSOE en pie de igualdad, cuando en realidad han sido los socialistas los únicos que han protagonizado los pasos que se han venido dando desde hace dos años. Pese a ello, ETA hace referencia expresa al PNV porque no es novedad que en la izquierda abertzale aglutinada en Batasuna se ve al PNV liderado por Josu Jon Imaz como escasamente comprometido con los objeti- vos políticos compartidos por el resto del nacionalismo. Esta referencia al PNV en pie de igualdad con el PSOE no se ha pasado por alto entre los conocedores del proceso en Madrid, que admiten que les ha sorprendido. El PNV, que ha tomado nota, optó por no darse por aludido. Los nacionalistas de Imaz han apoyado las iniciativas del presidente, pero en esta ocasión, a diferencia del 98, su protagonismo ha sido bien escaso. Nosotros- -dicen- -ya tuvimos nuestra experiencia No ha habido contacto oficial Hasta donde ha podido saber ABC, todavía no se ha producido ningún contacto oficial entre las personas designadas por el jefe del Ejecutivo y los interlocutores de ETA y aunque públicamente todos los partidos han centrado sus intervenciones en negar a la banda cualquier legitimidad política, de puertas adentro los partidos nacionalistas en su conjunto consideran que la denominada mesa técnica hace tiempo que debería haber estado operativa. Creen en sectores muy próximos al proceso que Zapatero está demasiado confiado. Cree que controla todo y está tirando demasiado de la cuerda y eso se debe estrictamente a motivos de cálculo político. Lo razonable es haber avanzado más de lo que se ha hecho Curiosamente, ETA no hace referencia alguna a sus contactos con el Gobierno ni urge a celebrar reunión alguna de esa mesa técnica en la que se abordaría su disolución. Su urgencia es la estrictamente política en la medida que el alto el fuego sirve precisamente para facilitar el debate político. Sin que éste se produzca y sin que llegue a las conclusiones- -autodeterminación y territorialidad- -consideradas necesarias para acabar con el con- El comunicado no hace referencia a la reunión de la mesa técnica en la que se debe abordar su disolución flicto ETA no dejará las armas. Todo esto tanto ETA como Batasuna lo han venido dejando claro a lo largo de las últimas semanas. Sin embargo, todas estas intervenciones han sido interpretadas por el Ejecutivo, o bien como un mero afán de protagonismo, o bien como mensajes de consumo interno en la medida en que- -siguiendo las tesis oficiales- -hay sectores de la izquierda abertzale que presionan a la dirección. Nunca como ahora la izquierda abertzale ha estado unida. Hemos tenido mu- Comunicado de ETA hecho público ayer en Gara en el que amenaza con romper el alto el fuego Cuando van a cumplirse cinco meses desde que ETA comunicó el alto el fuego de acciones armadas, ETA desea comunicar a los ciudadanos vascos la lectura que realiza en torno a la gravedad de la situación política. Los responsables de los partidos políticos no han dado una respuesta a la altura de sus responsabilidades a la decisión tomada por ETA con el objetivo de promover el proceso democrático. En lugar de dar pasos para alimentar ese proceso y dar pasos profundos para construir un marco democrático en Euskal Herria, se han esmerado en desgastar las posiciones de la izquierda abertzale. A la hora de analizar los comportamientos de los últimos meses queremos subrayar algunos graves sucesos: -El Gobierno español se ha valido de la represión para debilitar a la izquierda abertzale. Los aparatos del Estado se han dedicado a atacarla sin pausa. -El PSOE y el PNV están mostrando la clara voluntad de retrasar en el tiempo los pasos a realizar. Entre tanto, ponen nuevas condiciones y peticiones a la izquierda abertzale. -Los mismos agentes están intentando sin parar la desvirtuación del proceso y vaciarlo de contenido, identificando la situación abierta con el fin de ETA y con la aceptación pastueña por parte de la izquierda abertzale del actual marco. -El PSOE quiere desarrollar el proceso para promover su propio modelo de Estado y como instrumento para mantenerse en el poder del Gobierno. -Como consecuencia de tales actitudes el proceso se encuentra en una situación de estancamiento. Queremos denunciar la responsabilidad que en esa situación de bloqueo tienen el PSOE y el PNV, porque están intentando construir un proceso a la medida de sus intereses y necesidades. Se vuelve más grave esa responsabilidad cuando en este contexto en el que está en juego el futuro de Euskal Herria, una vez más se va fortaleciendo la tentación de depreciar el futu- ro de Euskal Herria en favor de los intereses propios. No han mostrado todavía una voluntad clara de dar una respuesta directamediante lanegociación y elacuerdo a los nudos fundamentales que este proceso debe solucionar. Por el contrario, se mueven en actitudes que los alejan de los compromisos adquiridos. Poniendo nuevos obstáculos para trabar en los barros del Marco la negación y división de Euskal Herria. ¿Acaso tienen la intención de dejar pudrirse el proceso? Según la lectura de ETA, el proceso ha entrado en una notable crisis. La fuente de esa crisises la actitud mezquina de lospartidos políticos que no han adoptado decisiones profundas en el camino del reconocimientodel marco democrático paraEus- kal Herria. Se mantiene la opresión política, militar y económica de Euskal Herria. Los Estados continúan utilizando toda su maquinaria represiva contra los pilares que nosconviertenen unpueblo. Hayque levantar todos esos límites que hoy en día se imponen a Euskal Herria para llegar a una verdadera situación democrática. Esas son las cadenas de subordinación que hemos de soltar los ciudadanos vascos. Mientras tanto los ataques de los Gobiernos español y francés contra los ciudadanos vascos han sido incesantes. Nos encontramos ante la situación de que se ha mantenido la ocupación de las calles, el control y las amenazas de las fuerzas armadas, los secuestros de ciudadanos vascos y la vulneración de los derechos civiles y políticos de la izquierda abertza-