Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 8 2006 85 Deportes RAMIRO VILLAPADIERNA CORRESPONSAL BERLÍN. Jan Ullrich aparece por primera vez vinculado, con una prueba de cargo, a Eufemiano Fuentes, acusado de la trama internacional de dopaje. El diario Süddeutsche Zeitung asegura que el nombre de Jan Ulrich escrito con una sola ele, figuraría en un fax firmado por Eufuentes con una lista de corredores y colaboradores y dirigido al colombiano Nelson Giraldo Flores, un antiguo asistente del manchado Kelme de Vicente Belda. Al nombre del alemán, que siempre ha negado todo contacto con Fuentes, le preceden los de Alessandro Kalc, Alberto León, Ivan Basso, Marcos Serrano, Michelle Scarponi y Quique Gutiérrez, con una nota que dice textualmente: Nelson, tal y como acordamos, te envío el listado de colaboradores y participantes en el festival que tiene lugar en el mes de mayo. Sin otro particular, esperando contar con tu ayuda y colaboración, recibe un saludo El diario muniqués afirma que el festival en mayo se refiere al Giro. Simultáneamente, la fiscalía de Gotinga ha abierto un sumario por infracción de la legislación alemana sobre medicamentos contra un médico alemán en relación con la red de dopaje descubierta en la Operación Puerto El médico es sospechoso de haber suministrado medicamentos a Eufemiano y está siendo interrogado, mientras su residencia y su consulta han sido registradas y habrían producido informaciones importantes en relación con el sumario de las autoridades españolas contra Fuentes Nowitzki y Nueva Zelanda, escollos de España para su objetivo de ser primera de grupo en el Mundobasket Ullrich, cazado por un fax de Eufemiano Descubren parte de la conexión alemana de la vasta red de dopaje desmantelada en España Saiz, director del equipo Liberty Seguros, dice la citada fuente. Uno de ellos es el preparado alemán Synacthen, que, entre otros efectos, estimula la producción propia de cortisona en el cuerpo pero con contraindicaciones muy peligrosas para el asma alérgico, que sufre el propio Ullrich. Según la cadena, la Policía española sospecha que en Alemania también podría haber una red de médicos que suministran sustancias dopantes. Mientras, Ullrich dice no reconocerse en la información, confía en su inocencia y amenaza con un recurso posterior, pese a las nuevas sospechas ventiladas ayer. En caso de una suspensión, supondría prácticamente el fin de la carrera del ciclista, de 32 años. Wolfgang Strohband, mánager de Ullrich, reaccionó ayer consternado a lo publicado y subrayó lo curioso de que Ullrich figure ahí con el número siete, cuando se ha dicho siempre que era el número uno. Todo lo que se dice es totalmente imposible concluyó. El diario estima que la suma que habría podido pagar Ullrich a Fuentes, en un año, supera los 35.000 euros y se acercaría a los 50.000. El Süddeutsche afirma que Alessandro Kalc, italiano de 48 años, actuaría de mensajero, papel similar al de Alberto León, detenido en la redada de Madrid. Asimismo, explica que el mencionado Giraldo sería un suministrador de Fuentes. Respecto a los honorarios del médico, el SZ calcula que sólo en la temporada 2005 habría constancia de importes de 272.800, 492.000 y 390.000 euros. Ullrich, en el reconocimiento médico del Tour, del que no disputó ni una etapa EPA Labarta, contacto del doctor alemán La Policía cree que este alemán habría suministrado a Fuentes las sustancias dopantes y según investigaciones de la primera cadena pública (ARD) se trataría del doctor Markus Choina, de Bad Sachsa, en Baja Sajonia. Un experto en dopaje de la ARD asegura que Choina fue, según las investigaciones, el hombre que presuntamente envió ilegalmente al español sustancias dopantes desde Alemania a través del colaborador de Fuentes, José Ignacio Labarta Choina es anestesista y uno de los médicos jefes de la clínica de ortopedia Helios de Bleicherode. El médico habría acordado el transporte de sustancias de Alemania a España con Labarta, quien era director adjunto del Comunidad Valenciana hasta el escándalo. El alemán habría enviado el dopaje a la dirección de la mujer de Eufemiano Fuentes, la ex velocista olímpica Cristina Pérez. De ésta se reseña que habría dado en una ocasión positivo en un test antidopaje y, según la ARD, actuaría como intermediaria en la red de su marido. Los medicamentos fueron recogidos al parecer por Manolo David Witt, íntimo amigo y más tarde suegro del ciclista norteamericano, positivo por testosterona en su Tour victorioso, fue quien le animó a dejar la bici de montaña para dedicarse a la ruta El mentor de Landis se pega un tiro ABC SAN DIEGO. La desgracia se ha cebado con Floyd Landis, el singular ciclista estadounidense que dio positivo por testosterona en el último Tour en un test realizado tras su espectacular victoria de etapa en Morzine. Un positivo que de forma inminente será el inapelable argumento para desposeerle de la victoria en la ronda francesa, en favor del corredor español Óscar Pereiro. Ayer trascendió que el suegro del ciclista estadounidense fue encontrado el martes en su coche con un disparo en la cabeza. Los médicos forenses confirmaron en la madrugada del miércoles que se trataba de un suicidio. El cuerpo de David Witt, de 57 años, fue hallado en un aparcamiento de San Diego y trasladado a un hospital, donde falleció horas después, según explicó Paul Parker, investigador de la oficina forense del condado, quien confirmó el suicidio. La familia está destrozada por las noticias de la muerte de David, le querían muchísimo y le echan de menos explicó el portavoz de la familia Landis, Michael Henson. Witt era el padrastro de la esposa de Floyd Landis, Amber, y mantenía una estrechísima relación con el ciclista, aunque otro gran amigo del corredor, Dwight van Slyke, rechazó la posibilidad de que la acusación de dopaje contra el vencedor del Tour pudiera haber sido el motivo del suicidio. Podría haber sido un cúmulo de cosas o sólo alguna otra cosa que le hubiera deprimido explicó Van Slyke, quien aña- dió que Witt había tenido mucha presión en los últimos meses tras abrir un restaurante a principios de año. Ciclista aficionado, David Witt conoció a Floyd Landis en 1998 a través del entrenador que compartían. Llegaron incluso a vivir juntos en un apartamento cuando esa relación deportiva se convirtió en amistad. De hecho, fue Witt quien presentó a Landis a quien más adelante sería su esposa, Amber, e incluso fue el que animó al corredor, que solía practicar mountain bike a dedicarse al ciclismo en ruta. Ambos fueron el padrino del otro en sus respectivas bodas, ya que Witt se casó con la madre de Amber Landis, Rose, profesora, poco después de que lo hicieran Amber y Floyd en 2000, según explicó el portavoz de la familia.