Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC VIERNES 18 8 2006 Toros 53 JOSÉ IGNACIO UCEDA LEAL Triunfador de la Feria de Gijón Todo lo que se hace con el corazón por delante es pureza Hablan y no paran de su tarde en El Bibio. Asturias lo ha proclamado príncipe del toreo por la profundidad de su muleta y su dominio de la espada. También ha convencido en Sevilla. En octubre cumple diez años de alternativa y quiere celebrarlo en la Feria de Otoño de su plaza de Madrid TEXTO: ROSARIO PÉREZ Salvador Vega y Serafín Marín, premiados en Huesca ABC HUESCA. Salvador Vega ha sido declarado triunfador de la Feria de Huesca por el jurado de los premios Albahaca y San Lorenzo de Plata. Serafín Marín ha sido galardonado con el trofeo a la mejor faena, por la realizada el pasado 12 de agosto en sexto lugar. El torero oscense Tomás Luna ha conseguido el premio a la mejor estocada. El trofeo al mejor toro ha recaído en Dudoso de la ganadería de María José Barral, lidiado en sexto lugar por El Juli el 10 de agosto. La ganadería de María Luisa Domínguez Pérez de Vargas se ha llevado el premio a la mejor corrida. El Chano ha sido elegido el mejor subalterno; Rafael Sauco, mejor picador, y Alcalareño ha obtenido el trofeo al mejor par de banderillas. -Se ha cantado mucho su éxito en Gijón. ¿Cómo vivió aquella tarde? -Fue redonda. La gente me acogió con gran cariño. La primera labor, frente a un toro muy encastado y repetidor, fue de mucha entrega y profundidad, pero me quedo con la segunda, por el sentimiento, la pasión y el temple. Se acercó a esa faena que sueño con interpretar. -El pasado martes también dio el do de pecho en Sevilla. -Era una asignatura pendiente: en la Feria de Abril no pude rematar la faena al palha al clavarme una banderilla. Estaba deseando regresar y noté que el público me estaba esperando, porque, aunque el ganado no acompañó, todo lo que hice tuvo repercusión en el tendido. Y mi fuero interno necesitaba sentirse querido en una plaza como la Maestranza. -Desde que cortó, en junio, una oreja en Madrid lleva una notable regularidad y dicen que ahí es donde se ve el potencial de un torero. ¿Está satisfecho con el balance de la temporada? -Sí, porque he dejado las puertas abiertas para el año que viene en muchas plazas, con un buen cartel. Y lo que más me gusta y más moral me da es saber que el aficionado me espera, que sigue ilusionándose conmigo. Podría haber triunfado con mayor rotundidad, pero influyen numerosos factores. En conjunto, llevo una temporada buena en la que he puntuado y he dejado buen sabor de boca donde he toreado: las dos vueltas al ruedo de Sevilla, la oreja de Madrid, otra en Valencia, la tarde de Pamplona o lo de Gijón, que ha sido la actuación que me ha dejado más satisfecho como artista. -Sus elogios en El Bibio son abundantes, pero se habla sobremanera de su pureza. ¿Qué línea separa el toreo puro del resto? -El toreo puro es profundidad, largura y, sobre todo, sentimiento. Todo lo que se hace con el corazón por delante es pureza, ya sea con la pierna más adelantada o retrasada. Evidentemente, sigo los cánones clásicos, pero prima el sentimiento. Se nace con ello dentro y se va desarrollando según la vida de cada torero. -Su espada merece capítulo aparte. ¿Cuál es el truco para dominar así la suerte suprema? -A veces pienso que no es ni mérito mío; lo atribuyo a un don. He visto vídeos de Manolete o Camino, aunque considero que es algo innato. En ocasiones me sorprendo yo mismo de esa facilidad. Algunos compañeros me preguntan si me entreno mucho. Y la última vez que entré al carro fue hace cuatro años para una feria del Pilar y casi me dejo el toro vivo. Cenicientos (Madrid) José Ignacio Ramos, herido de gravedad EFE. José Ignacio Ramos sufrió una cornada en región escrotal con dos trayectorias: una con disecación del pene desde la base hasta el testículo derecho y otra que interesa el conducto inguinal derecho de quince centímetros que produce fuerte hemorragia, de pronóstico grave Se lidiaron toros de Conde de la Corte, grandes y de poco juego. Ramos, ovación en el único que mató. López Chaves, silencio en los tres. Fernando Cruz, vuelta y silencio. Uceda Leal cortó tres orejas de mucho peso en Gijón EFE A veces me soprendo yo mismo por esa facilidad para matar. Creo que es un don, porque desde hace cuatro años no entro al carretón Desde entonces, no he vuelto a practicar. El carretón es bueno para aprender el movimiento, pero cuando se ha aprendido debe mecanizarse en la cabeza. -Cuando uno se vuelca con tanta rectitud, ¿late el corazón a mayor ritmo? -La verdad es que yo disfruto matando los toros. Procuro hacerlo con gusto y despacio y no es de los momentos en los que paso más miedo. ¿Y cuál es el peor? -Depende de cada toro, pero uno de lo peores es antes de salir por chiqueros. Luego, al pararlo y recibirlo a la verónica, con esas arrancadas tan fuertes, el corazón se dispara, o cuando se hace el esfuerzo por el pitón malo. -Después de diez años como matador, ¿se ha acostumbrado a convivir con el miedo? -Creo que sí, y no sólo es que me haya acostumbrado, sino que lo necesito para vivir. Si no lo tengo, lo busco. Para mí es necesaria esa incertidumbre, ese cosquilleo... Forma parte de mi vida. ¿Con qué toro lo ha visto más negro esta temporada? -Quizá frente al de Dolores Aguirre de Pamplona con el que di la vuelta al ruedo. Fue muy agresivo, casi me pega una cornada. De hecho, tengo una hernia en el estómago de la que me operaré al finalizar la temporada. -Su tauromaquia aúna los ingredientes para ser figura: temple, valor, hondura... y es un cañón con la espada. ¿Qué le falta para ser imprescindible en todas las ferias? -Lo que me ha venido faltando es la regularidad, que es lo que más se cotiza en el toreo, en el que predomina la cantidad sobre la calidad. Estamos supeditados a la estadística, algo totalmente contrario a lo que verdaderamente es el arte de torear. La vorágine de cortar orejas por narices adocena y vulgariza a los toreros. Tener un apoderado independiente y hacer la guerra por mi cuenta frente a las empresas que poseen el monopolio es duro. Salvo a golpe de triunfo cantado a diario, cosa que no ha sido posible, entre otros aspectos porque embisten pocos toros, es difícil ascender. Todo ello ha ralentizado mi subida. Tarde o temprano se pondrán las cosas en su sitio. ¿Qué objetivos se marca para lo que resta de temporada? -Seguir en la misma línea, disfrutando en la cara del toro, hasta abrochar una temporada bonita. -En octubre celebra su décimo aniversario de alternativa. ¿Le gustaría actuar en la Feria de Otoño? -Estoy pendiente de ello. El otoño siempre se me ha dado bien y me gusta para torear en Madrid: esa plaza, la temperatura, el público, el colorido... Me encantaría ir. Leganés (Madrid) Antonio Ferrera, por la puerta grande ABC. Toros de Ángel Sánchez y Sánchez, bajos de casta. Uceda Leal, oreja y ovación. Ferrera, tres orejas. Valverde, silencio en ambos. Alfaro (La Rioja) El Cordobés, a hombros BURLADERO. Toros de Torreherbero, de noble comportamiento. Manuel Díaz El Cordobés tres orejas. César Jiménez, silencio tras aviso y saludos. José María Manzanares, silencio tras aviso y oreja. Villarrobledo (Albacete) Triunfo de la terna MUNDOTORO. Novillos de Alcurrucén. Francisco José Romera, oreja en ambos. Palomo Linares, ovación y dos orejas. Dámaso González, tres orejas. En Cantalejo (Segovia) toros de Corredera Tabernero. Rafael Serrano, silencio en ambos. Martín Burgos, tres orejas. Sergio Domínguez, ovación y oreja.