Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 Madrid VIERNES 18 8 2006 ABC Esperas extra en los andenes del Metro, líneas de autobús que reducen su flota y paran de cuando en cuando, taxis inexistentes... Para desplazarse por Madrid en agosto hay que tener paciencia... y suerte Madrid se mueve, a medio gas TEXTO: SARAH ALLER MADRID. Aunque la mitad de Madrid sigue tumbado al sol, cada año son más los que deciden trocear sus días de asueto y pasar en el asfalto parte del mes de agosto. La ciudad, semidesierta en apariencia, esconde a miles de madrileños que, con sus vacaciones en puertas o con ellas ya agotadas, siguen dirigiéndose, cada mañana, al trabajo. Unos en Metro, otros en autobús y los demás, en coche, andando o en Cercanías. El ritual se repite a diario y el mayor problema al que se enfrentan estos náufragos del Madrid de agosto son los transportes, que en estas fechas están de capa caída. madrileños en verano sigue siendo notable. La Consejería de Transportes, por ejemplo, cifra en un 40 por ciento el descenso de usuarios en la red del suburbano. Y con el bajón de viajeros llegan las restricciones: las frecuencias de paso de los trenes no son las mismas y la hora punta, tampoco. Según los datos que baraja el Consorcio de Transportes, los trenes pasan cada 3,96 minutos en invierno en plena hora punta, frente a los 4,50 de media que tardan en julio y agosto. Algo similar ocurre- -dicen- -el resto del día. Pasamos de esperar una media de 6,12 mi- nutos a casi 7. Además, hay 180 conductores menos y cortes por obras en 6 líneas- -la 3, cerrada por completo por remodelación, y cortes puntuales en la 8, 7, 1, 10 y 6- Dos horas largas de viaje Las cifras oficiales de demoras, sin embargo, no convencen a todos, y no hace falta más que bajar al Metro para comprobarlo. En la 5 tardan por lo menos 10 minutos en pasar, mientras que en invierno no esperas más de 3. Eso sí, este año no hace calor dentro de los vagones, que otros años era horrible Lo cuenta Fenive, una promotora madrileña de 40 años que viaja cada día desde avenida de América a Alonso Martínez. Se queja con la boca pequeña, porque reconoce que en agosto todo baja Nada que ver con el cabreo de María, una suramericana que dobla Madrid de punta a punta para ir al trabajo. Voy de Parla a Arturo Soria El periplo no tiene desperdicio: primero en Cercanías desde Parla a Villaverde Alto; de ahí otro Cercanías hasta Méndez Álvaro; y desde ese punto, en Metro hasta avenida de América. Sólo le faltará coger desde ahí el 122 de la EMT para alcanzar Arturo Soria. Su viaje en invierno no supera la ho- Cada 4,50 minutos, de media Las esperas en los andenes del Metro madrileño son bastante más prolongadas y las colas de pasajeros en los intercambiadores, a la espera de los autobuses, se alarga y alarga. Lo mismo ocurre con los taxis, que se ven obligados a anular decenas de servicios telefónicos por falta de vehículos, y que recorren por cuentagotas las calles de la capital. Los portavoces de cada sector reconocen que Madrid, en agosto, no cuenta con los mismos servicios, pero también recuerdan que la estampida de Con el bajón de viajeros en el Metro llegan las restricciones. Lo primero, la frecuencia de paso Lo peor, dicen los madrileños, los autobuses, que cambian de horario y reducen flota ra veinte minutos. En verano, no baja de las dos horas largas El Cercanías tarda en llegar un cuarto de hora, cuando lo normal son 5 minutos y las obras de la línea 6 de Metro me obligan a hacer doblete con el Cercanías. Vamos, horrible. Y lo peor, el autobús, porque tiene otro horario en verano Desplazarse por Madrid es ahora, más que nunca, cuestión de suerte. Unos se quejan abiertamente y otros reconocen que el bajón ni lo han notado. La línea 72, que en invierno ya no funciona bien, ahora es fatal. Te puedes pasar media hora en la parada Lo cuenta Neri, que espera su autobús junto a Francisco Silvela. En el lado opuesto está Rosa, una de las afortunadas del vacío madrileño en verano. Yo tardo menos que en invierno. Cojo la línea 4 y el autobús 21 y en ninguno de los dos tengo problemas ni cambios de horario El gremio de los taxistas también está a medio gas. Según la Asociación Gremial del autotaxi, de sus 15.646 vehículos trabajan en agosto un 60 por ciento. Porcentajes similares barajan en Radioteléfono Taxi, que reconoce tener que anular servicios en horas punta por falta de vehículos. Madrid, está visto, cierra en agosto. CHEMA BARROSO La intensa lluvia y el descenso de las temperaturas instalan el otoño en agosto MADRID. No fue una tormenta de verano. La lluvia que cayó ayer en Madrid se prolongó durante horas y dibujó, como en el resto de España, un panorama nada veraniego. Los termómetros se desplomaron y, por un día, Madrid dijo adiós a las sofocantes jornadas de las últimas semanas para instalarse en pleno otoño. El intenso aguacero influyó en el tráfico, diezmado en estas fechas, y fue el culpable de un accidente, que se saldó con un herido leve, en el puente de La Estrella. Además, una tormenta que descargó a primera hora de la tarde cerca de Barajas provocó el desvío de seis vuelos y el retraso en las llegadas y salidas previstas.