Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional VIERNES 18 8 2006 ABC Detenido el asesino de la niña modelo JonBenet, un caso que conmocionó a Estados Unidos en 1996 El homicida, John Karr, de 41 años, daba clases ahora a niños de segundo grado en Tailandia años cuando murió, era muy guapa y su madre la hacía desfilar en todas las pasarelas. Era de familia acaudalada y murió un día después de Navidad MERCEDES GALLEGO, CORRESPONSAL NUEVA YORK. Estados Unidos revivió ayer de golpe la conmoción experimentada con el asesinato de JonBenet al anunciarse la detención, en Tailandia, de un maestro que se ha confesado autor del brutal crimen ocurrido hace diez años. Las imágenes de la niña de seis años, vestida de mujer sexy, desfilando por la pasarela con tacones y mucho maquillaje, acaparan de nuevo las pantallas de televisión en lo que se considera como uno de los crímenes que más ha conmocionado a la opinión pública norteamericana. La muerte de JonBenet tuvo desde el primer momento todos los elementos para un drama de película. Ocurrió la noche después del Día de Navidad, era hija de una acaudalada familia de Colorado, tenía el aspecto de una Barbie acostumbrada a posar con sonrisa de dentífrico, y había sido lanzada prematuramente a las pasarelas por una madre frustrada en ese aspecto, a la que luego se acusó de haber matado a su propia hija. El inesperado epílogo de la muerte de JonBenet no adolece de elementos dramáticos. Su madre murió hace dos meses tras perder una larga batalla contra el cáncer de ovarios. Los diez años que pasó jurando su inocencia y clamando que el asesino seguía libre hacen especialmente trágico que no haya podido vivir para ver esta detención, aunque su marido ha confirmado a la prensa que estaba al corriente de las investigaciones. John Ramsey, el atormentado viudo que encontró el cadáver de su pequeña en el sótano de su propia casa, estrangulada y violada con el palo de un cepillo, tuvo ayer la serenidad de pedir a la opinión pública que no lo linchase antes de que la justicia haga su trabajo. El sospechoso no podía ajustarse más al papel de escalofriante pervertido. John Karr habló ayer a media voz, con una mirada dura y medio perdida. Su muerte fue accidente, yo estaba enamorado de ella; era muy bonita, muy dulce, la reina de los desfiles aseguró en voz baja Karr durante la rueda de prensa que dio ayer en Bangkok. El polo celeste abotonado hasta el cuello acentuaba la extrema delgadez de este hombre de 41 años. Pese a haber sido b JonBenet tenía seis vetado para ejercer su profesión en EE. UU. por estar convicto en un caso de pornografía infantil, había empezado esta misma semana a dar clases a niños de segundo grado en un colegio de Bangkok. Otras fuentes aseguran que varios policías norteamericanos interrogaron al presunto asesino en Tailandia y éste reconoció haber drogado a la niña y practicado sexo con ella antes de que muriera accidentalmente Una coartada Son estos hechos- la seguridad de los niños por estar ejerciendo de maestro, y el riesgo de que se desvaneciese de nuevo -los que habrían precipitado su detención. Una decisión apresurada que causó ayer el asombro de los expertos, ya que la fiscalía aún no tiene ni siquiera los resultados de ADN para asociarlo con el crimen. Su ex esposa asegura que se encontraba con él en Alabama durante esas navidades de 1996, lo que podría servir de coartada para exhonerarlo, y son muchos los que atestiguan su obsesión con este crimen del que incluso pensó en escribir un libro. John Mark Karr, al salir de la rueda de prensa que dio en Bangkok De hecho, han sido los muchos correos electrónicos que intercambió con un profesor de universidad, autor de un documental sobre el caso, los que pusieron a la justicia sobre su pista. Karr parecía ayer tan complacido con su propia detención que incluso convocó una rueda de prensa en Tailandia, donde dijo adorar a la niña cuya muerte fue un accidente murmuró ante los micrófonos. Él mismo contó que había escrito nu- REUTERS Karr dice ahora que estaba enamorado de ella y que su muerte fue un accidente, aunque fue drogada y violada merosas cartas a la familia Ramsey para pedirles perdón especialmente antes de que Patricia muriese dijo, como si tuviese una relación especial con la madre de la niña. John Ramsey no cree haberle conocido nunca. Los expertos advierten que en crímenes que han fascinado tanto a la opinión pública es frecuente encontrar a desequilibrados que se atribuyen la autoría a cambio de sus quince minutos de gloria. México considera desmantelado el cártel de Tijuana con la captura de el Tigrillo E. RIVERA CIUDAD DE MÉXICO. El cártel de Tijuana, una organización criminal que trafica con droga entre México y EE. UU. sufrió el pasado miércoles un duro golpe al ser atrapado cerca de las costas mexicanas Francisco Javier Arellano Félix, alias El Tigrillo de 37 años, su cerebro financiero. Prácticamente con esto queda ya exterminado el cártel de los Arellano Félix declaró el Procurador General de la República, Daniel Cabeza de Vaca. La Oficina Antidrogas estadounidense (DEA) confirmó hace dos días la captura de El Tigrillo a bordo de un barco de pesca a unas quince millas frente a las costas del estado de Baja California, noroeste de México, el pasado 14 de agosto. Él era el último apoyo fuerte en el decadente cártel de la familia Arellano Félix tras el arresto de su hermano Benjamín en 2002 indicó el jefe de operaciones de la DEA, Michael Braun. La cabeza de la serpiente Por Francisco Javier Arellano ofrecían las autoridades de Estados Unidos cinco millones de dólares por lo que consideraron que con su arresto se había arrancado la cabeza de la serpiente de uno de los más podero- sos cárteles de la droga mexicanos. Pendientes de hacer las pesquisas procedentes se presume que también cayó en la operación, supuestamente lanzada en aguas internacionales, Arturo Villareal, alias El Nalgón uno de los más activos lugartenientes al servicio de los Arellano Félix. A este último mando de sicarios se le atribuye el asesinato el 22 de junio de 2002 del editor del semanario tijuanense Zeta Francisco Ortiz Salazar, acribillado en su automóvil a plena luz del día delante de sus dos hijos. Con la captura de El Tigrillo sufre un duro varapalo el cártel de Tijuana, que se disputa las rutas del noroeste del país con otros grupos de narcotraficantes. México es un país productor de algunas drogas como la marihuana y las químicas, pero, sobre todo, paso franco de la que envían los cárteles de Colombia y otros países sudamericanos al mayor mercado del mundo, el de Estados Unidos.