Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
17 8 06 GENTE Ira de Fürstenberg, madre de Christoff, los hermanos de éste y varios familiares, ayer en la misa funeral celebrada en la pedanía marbellí de San Pedro de Alcántara AP Christoff de Hohenlohe Adiós a golpe de rock La música de varios grupos despidió ayer en Marbella, como era su deseo, los restos mortales del primogénito de Alfonso de Hohenlohe e Ira de Fürstenberg, enterrado ayer en el panteón familiar POR IRENE CATALÁN Alfonso de Hohenlohe, con sus hijos Christoff (izqda. y Hubertus, en Marbella en junio de 1971 EFE ue una despedida al más puro estilo rockero. Así transcurrió la misa funeral del hijo primogénito del Príncipe Alfonso de Hohenlohe e Ira de Fürstenberg, Christoff de Hohenlohe- -conocido familiarmente como Kiko- tras su repentino fallecimiento en Bangkok. La familia se reunió ayer en Marbella para darle su último adiós. La misa se celebró en la iglesia Virgen del Rocío de San Pedro de Alcántara. Fue una ceremonia atípica, ya que, estuvo marcada por la última voluntad de Kiko: que los asistentes escucharan de fondo la música preferida del fallecido. Así sonaron varias melodías, entre las F que destacó la canción Go West Ir al más allá del grupo británico Pet Shop Boys. El sonido animado de las canciones se perdía entre los sollozos y lágrimas de los familiares, y el rostro afligido de la madre, Ira de Fürstenberg. La que fuera primera esposa del Príncipe Alfonso, empresario y promotor turístico de la Costa del Sol, manifestaba una y otra vez la tristeza tan inmensa que sentía porque su hijo tenía muchas ganas de vivir. El hermano del fallecido, Hubertus de Hohenlohe, y sus hermanastras, Arriana y Desiree, también muy afectados por la pérdida, no se separaron de su madre, ni en la misa, ni durante el sepelio.