Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 8 2006 Internacional 31 Muere en Brasil el dictador Stroessner, que gobernó Paraguay con mano de hierro durante 35 años Asunción insiste en que no se le rendirán honores porque era prófugo de la Justicia b El responsable de la dictadura más larga de Suramérica murió en Brasilia a los 93 años, por complicaciones tras una cirugía de hernia inguinal y con 45 kilos de peso SUSANA OVIEDO. CORRESPONSAL ASUNCIÓN. Cuando faltaban tres meses para que cumpliera 94 años, el ex mandatario y general del Ejército paraguayo Alfredo Stroessner Matiauda falleció ayer en el hospital Santa Luzia, en Brasilia, donde había ingresado 19 días atrás para ser sometido a una cirugía de hernia inguinal. Su salud sufrió complicaciones con una neumonía que obligó a mantenerlo conectado a un respirador artificial. El ex hombre fuerte de Paraguay, que gobernó con mano férrea durante casi 35 años- -la dictadura más larga de Suramérica- -en sus últimos días pesó apenas 45 kilos. Su presencia en el hospital se mantuvo en el más absoluto hermetismo, hasta que el domingo la información se filtró a la Prensa paraguaya. El ex dictador murió a las 10: 15 de ayer en el país en el que vivía desde hacía 17 años y en el que obtuvo el estatus de refugiado político. Primero lo hizo en Guaratuba y luego en Brasilia, tras ser derrocado en un golpe militar dirigido por su consuegro, el desaparecido general Andrés Rodríguez, el 2 y 3 de febrero de 1989. Al cierre de esta edición, el anuncio de su muerte no había provocado manifestaciones callejeras ni a favor ni en contra del ex dictador, pero sí a través de la prensa. Sus partidarios reclamaban que los restos de Stroessner fueran inhumados en tierra paraguaya, mientras que sus detractores, sobre todo las consideradas víctimas de la dictadura, alentaban a las autoridades a impedir que esto se materialice. En una emisora capitalina, Radio Ñandutí, clausurada durante la dictadura, instaban a celebrar la noticia, mientras que un barrio asunceno que antes llevaba el nombre del general Alfredo Stroessner, los vecinos comenzaban a reunirse para compartir su congoja. La canciller paraguaya, Leila Rachid, anticipó el lunes que no se rendiría ningún tipo de honor a Stroessner como ex gobernante porque salió del país perseguido por la Justicia Además, porque estaba procesado en varios casos por violaciones a los derechos humanos cometidos durante su régimen, que se instauró en 1954 mediante un golpe de Estado que él encabezó en mayo del mismo año. La canci- ller fue tajante al afirmar que al ex dictador ya no le corresponden las prerrogativas de un ex jefe de Estado. El presidente, Nicanor Duarte Frutos, ratificó el martes que esta es la postura oficial. El diputado Rafael Filizzola, del opositor Partido País Solidario, manifestó por su parte que es una lástima que nunca se le haya juzgado. Las miles de víctimas que lloraron a desaparecidos, torturados y muertos se deben quedar con una sensación de que no se hizo justicia afirmó. Su nieto, candidato a presidente Stroessner vivía con su hijo Gustavo (prófugo de la Justicia) y recibía constantes visitas de sus partidarios, que viajaban cada 3 de noviembre para felicitarle por su cumpleaños. Su presencia en Brasil transcurría con discreción, tenía prohibidas las declaracio- Alfredo Stroessner, en su exilio de Brasilia en el año 2001 nes políticas y cuando no estaba tan deteriorado, era visto en parques cercanos a su residencia custodiado por guardaespaldas. Además de Gustavo, en los últimos días estuvo acompaña- AP do por su hija Graciela y sus nietos Humberto y Alfredo. Este último, para reivindicar a su abuelo, adoptó el apellido Stroessner y se perfila como candidato a la Presidencia en 2008. Un protector de nazis S. O. ASUNCIÓN. Nacido en Encarnación (sur de Paraguay) de padre alemán y madre paraguaya, Alfredo Stroessner era considerado un protector de nazis por haber dado refugio a figuras como Josef Mengele, el Ángel de la Muerte del campo de concentración de Auschwitz. Durante el gobierno de Stroessner (1954- 1989) los derechos humanos estuvieron coartados y no había libertades públicas. Existía una policía secreta, regía el toque de queda y las personas eran detenidas por orden superior sin derecho a proceso. Se estima que unas 10.000 personas llegaron a ser detenidas y que unas 400 desaparecieron. En los centros de detención se practicaba la tortura de forma sistemática. Paraguay tuvo los presos políticos más antiguos del continente, como Napoleón Ortigoza, detenido durante 25 años en una pequeña celda. Stroessner fue cofundador de la Operación Cóndor, un sistema de persecución e intercambio de prisioneros políticos entre las dictaduras militares de Suramérica. Una Comisión de Verdad y Justicia, creada hace un año, investiga las violaciones a los derechos humanos durante su régimen.