Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
30 Internacional JUEVES 17 8 2006 ABC Una patrullera rusa mata a un pescador japonés en las disputadas islas Kuriles Tokio protesta ante Moscú, que acusa al pesquero de invadir sus aguas el enfrentamiento por las Kuriles, reclamadas por el imperio del Sol Naciente desde que las tropas soviéticas las ocuparan en 1945 PABLO M. DÍEZ. CORRESPONSAL PEKÍN. Cuando se cumplen 61 años del final de la Segunda Guerra Mundial tras la rendición del imperio del Sol Naciente, las viejas heridas se han vuelto a reabrir entre Rusia y Japón, que nunca llegaron a firmar un tratado de paz una vez acabada la contienda. Debido a las difíciles relaciones actuales entre ambos países, la tensión estalló ayer de nuevo en las Kuriles, cuatro islas enclavadas al norte de Japón que fueron ocupadas por las tropas soviéticas el 18 de agosto de 1945 y cuya soberanía es reclamada por Tokio por la abundancia de bancos de pesca y la posible existencia de yacimientos de gas. En estas disputadas aguas, una patrullera rusa ametralló ayer a un buque pesquero nipón, concretamente el N 31 Kisshin Maru y llegó a matar de un disparo en la cabeza a uno de sus tripulantes, Mitsuhiro Morita, de 35 años. b El incidente aviva Un condenado por los atentados de Bali quedará libre en Indonesia ABC YAKARTA. Un militante islamista condenado por los atentados de Bali de 2002 será puesto en libertad hoy, mientras que las sentencias de otros diez condenados se verán reducidas, en conmemoración del Día de la Independencia de Indonesia, según informaron responsables del Ministerio de Justicia y Prisiones. La decisión se enmarca en la tradición indonesia de reducir las penas de cárcel aprovechando una festividad, pero se espera que despierte el rechazo de los países que perdieron a nacionales en los atentados de Bali. En total, murieron 202 personas, la mayoría turistas extranjeros. Tres islamistas que cumplen condena en la prisión de la ciudad de Balikpapan, capital de la provincia de Kalimantan Oriental, se beneficiarán de reducciones de pena de cuatro meses, lo que supondría que uno de ellos, Puryanto, quede libre, explicó un responsable de prisiones de nombre Edi. Otros ocho, en su mayoría internos de la cárcel de la isla Bali, recibirán reducciones de pena de uno a seis meses, aseguró el director de prisiones del departamento de Justicia de la isla de Bali, Anak Agung Mayun Mataran. Mayun Mataram, confirmó ayer que los ocho convictos han sido propuestos para la obtención de remisiones, pero especificó que entre éstos no figura ninguno de los condenados a cadena perpetua o a pena de muerte. Incidente en las Kuriles Guardacostas rusos matan a un pescador japonés junto a unas islas disputadas desde hace 50 años Zona ampliada Kamchatka RUSIA Mar de Okhotsk Isla Kunashiri Hokkiado JAPÓN Isla Etorofu Lugar del incidente. La patrullera rusa también capturó a 3 japoneses Isla Shikotan Isla Habomai 400 km Infografía ABC Reuters mana no puede ser justificada de ninguna manera Por su parte, el enviado de la legación rusa, que a su vez también había sido convocado por un diplomático de bajo rango nipón, negó las acusaciones del ministro y atribuyó al pesquero la responsabilidad del suceso. Hubo una violación de las aguas territoriales rusas, por lo que esto no habría pasado si el barco hubiera respondido a las reiterasdas órdenes de los guardacostas indicó Mikhail Galuzin, quien acusó a los pescadores japoneses de invadir reiteradamente nuestras demarcaciones a pesar de las repetidas advertencias que les hemos hecho directamente a las autoridades de niponas Aguas terriroriales Las dos partes tampoco se pusieron de acuerdo sobre si la nave nipona se encontraba en aguas territoriales rusas o no, avivando la disputa por las cuatro islas Kuriles: Kaigara, Kunashiri, Etorofu y Shikotan, también conocidas como Chisima- retto en el imperio del Sol Naciente. Mientras Tokio y Moscú se enzarzan en una nueva crisis diplomática, los familiares del marinero fallecido siguen esperando su cuerpo, al que se le iba a practicar la autopsia. La última vez que ocurrió un episodio similar fue en octubre de 1956, cuando los guardacostas rusos también mataron a tiros a otro pescador que se había aventurado en las codiciadas y peligrosas aguas de las islas Kuriles. Cuatro islas reclamadas por Japón fueron ocupadas por los soviéticos el 18 de agosto de 1945 jada rusa en Tokio para manifestarle su malestar por lo ocurrido. Protestamos enérgicamente contra este incidente extremadamente grave en el que un ciudadano japonés ha perdido la vida explicó Aso, quien exigió la devolución del buque apresado y manifestó que la pérdida de una vida hu- Cangrejos El incidente tuvo lugar cerca del islote de Kaigara, administrado por Moscú y situado en el extremo oriental de la prefectura japonesa de Hokkaido, al norte del archipiélago nipón. Tras interceptar al citado barco pesquero, de casi cinco toneladas y dedicado a la captura de cangrejos, los guardacostas rusos lo remolcaron hasta la isla de Kunashiri para interrogar al capitán, Noburu Sakashita, y a otros dos miembros de la tripulación llamados Akiyoshi Kawamura y Haruki Kamiya. Según la versión de los agentes, el buque había penetrado ilegalmente en aguas territoriales rusas, por lo que la patrullera le ordenó que parara las máquinas. Al hacer caso omiso de sus requerimientos, la barcaza rusa efectuó varios disparos de advertencia, uno de los cuales alcanzó fatalmente al marinero nipón. Para demostrar que el barco pesquero estaba violando la ley, el Servicio Federal Ruso de Seguridad desveló que en la bodega se habían hallado tres toneladas de cangrejos y calamares pescados de manera ilegal, así como varias artes dispuestas para realizar más capturas en alta mar. Pero estas explicaciones no han satisfecho al Gobierno japonés, que se apresuró a condenar la intervención de los guardacostas del país vecino. Así, el ministro de Asuntos Exteriores nipón, Taro Aso, convocó inmediatamente a un representante de la Emba- Más de 57.000 personas podrían haber muerto en las riadas de julio en Corea del Norte P. M. DÍEZ PEKÍN. Tras rechazarla en un primer momento, Corea del Norte ha acabado aceptando la ayuda internacional ofrecida para paliar las graves inundaciones registradas el pasado mes de julio. Este cambio de actitud del régimen estalinista de Pyongyang, que dirige con mano de hierro una de las naciones más pobres y herméticas del planeta, hace temer una auténtica catástrofe de proporciones bíblicas que ayer mismo habría sido corroborada por un grupo de ayuda humanitaria surcoreano. Según la ONG budista Buenos Amigos Good Friends 57.400 personas habrían muerto o desaparecido y otros 2,5 millones se habrían quedado sin hogar como consecuencia de tan violentas riadas. Además, las fuertes lluvias habrían destrozado 230 puentes y numerosas infraestructuras, al tiempo que habrían inundado cientos de miles de hectáreas de cultivos vitales para la supervivencia de la depauperada población norcoreana. Precios por las nubes Los precios de los alimentos se han disparado hasta las nubes porque la distribución se ha vuelto imposible debido a que las carreteras están impracticables advirtió el colectivo humanitario. Para dar a conocer dichas cifras, que rebasan con creces la primera estimación de 10.000 muertos efectuada por esta misma ONG, Buenos Amigos se basa en numerosas fuentes repartidas por todo el país. A la espera de que otros organismos internacionales desmientan o confirmen tan astronómico balance de víctimas, los medios afines al Gobierno de Corea del Norte siguen insistiendo en que las riadas se cobraron 549 vidas y dejaron 295 desaparecidos. Aunque el Ejecutivo surcoreano ha ratificado en otras ocasiones las informaciones de esta asociación budista, sus guarismos suelen generar bastante controversia. Al margen de la polémica, la Cruz Roja de Corea del Sur enviará al vecino septentrional 100.000 toneladas de arroz, lo que supone una quinta parte de toda la ayuda suministrada el año pasado. Sometida a la férrea dictadura de Kim Jong- il, el hijo del fundador de la patria, Kim Il- sung, Corea del Norte permanece cerrada a cal y canto. Mientras sus 23 millones de habitantes intentan superar la atroz hambruna que sacudió al país a mediados de los años 90, y que costó la vida a unos dos millones de personas, el régimen estalinista de Pyongyang sigue enfrascado en su programa nuclear y en sus demostraciones militares de fuerza, como el lanzamiento de siete misiles el pasado 5 de julio.