Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC JUEVES 17 8 2006 Nacional 19 El médico del caso Campanario sale de prisión tras pagar 50.000 euros El juez admite la petición de nulidad de una parte de las escuchas telefónicas CHARO SOLÍS CÁDIZ. El pago de 50.000 euros de fianza permitió ayer al médico Francisco Casto Pérez Lara, imputado en la denominada operación Karlos contra el fraude a la Seguridad Social, abandonar la cárcel de Puerto II en la que se hallaba en prisión preventiva desde el pasado mes de abril. No corrió la misma suerte el ex jefe de la Policía Local de Ubrique, Carlos Carretero, y supuesto cabecilla de esta trama de falsificación de informes médicos por el que, previo pago de cuantiosas sumas, se obtenían pensiones de incapacidad laboral. Su familia no consiguió los 100.000 euros impuestos de fianza, según su abogado, Alfredo Velloso. Casto y Carretero eran los únicos imputados en la operación que permanecían en la cárcel. La Karlos adquirió relieve no sólo por el volumen de imputados, sino por la notoriedad de alguno de ellos, como la esposa del diestro Jesús Janeiro, María José Campanario, o la secretaria del ex alcalde y concejal de Urbanismo de Jerez, Pedro Pacheco. Carretero y Casto, según las investigaciones de la Guardia Civil idearon un plan para que la suegra del matador de toros, Remedios Torres, quien ya había solicitado este tipo de pensión fraudulenta mediante gestiones llevadas a cabo por su hija, no realizara una prueba médica concertada para la concesión de la incapacidad. Según la estrategia diseñada, los cabecillas captaron a otra mujer, Isabel Gil, quien padece una enfermedad similar a la madre de Campanario, para que suplantara a la solicitante en su revisión ante el Equipo de Valoración de Incapacidades de Cádiz. Campanario fue detenida por la Guardia Civil el 8 de abril por su participación directa en la trama y tras permanecer en los juzgados de Jerez durante nueve horas, el juez la dejó en libertad provisional tras el pago de una fianza de 12.000 euros que le permitió eludir la prisión. El médico y el ex jefe de la Policía Local de Ubrique eran los únicos imputados que seguían en prisión. La libertad bajo fianza de ambos fue decretada el lunes por el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Cádiz, Jorge Bartolomé Moriano, que en un auto admitía el incidente de nulidad de las escuchas telefónicas planteado por el letrado de Casto, Felipe Meléndez. Un recurso que, según explicó el abogado, se planteó sobre todas las escuchas que dieron lugar a este procedimiento y que parten del 29 de noviembre de 2005, cuando se interceptó una conversación entre Carretero y un tal Casto, que podría ser mi cliente Dichas escuchas fueron autorizadas al Servicio de Vigilancia Aduanera contra un deli- to contra la Hacienda Pública en Jerez- -operación Halcón- -y para un teléfono de Carretero, pero que luego se ampliarían a Casto sin ningún control judicial y sin auto que lo motivase Uno de los médicos imputados en la Karlos tras salir ayer de prisión JAVIER RIOS