Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión JUEVES 17 8 2006 ABC AD LIBITUM UN HOMENAJE SECRETO L ruido de la propaganda, gran especialidad del Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, consigue diluir la sustancia de los acontecimientos hasta convertirla en anécdotas y chascarrillos. Así acontece a diario, pero hay casos que, por su luctuosa gravedad, chirrían cuando la maquinaria monclovita trata de dejarlos en nada. Ayer, por ejemplo, se cumplió un año desde que, en la localidad afgana de Herat y en circunstancias no suficientemente aclaradas, 17 militares españoles perdieron su vida cuando viajaban en un helicóptero. El entonces ministro de Defensa, José Bono, gran especialista en escamoteos y disimulos, nos dejó una explicación canM. MARTÍN tinflesca de los aconteciFERRAND mientos que su sucesor en el Ministerio, José Antonio Alonso, no ha mejorado. En recuerdo y homenaje de los militares fallecidos- ¿en combate, en accidente? el propio ministro Alonso presidió ayer en el Cuartel General del Ejército un acto conmemorativo al que asistió un buen número de jefes y oficiales del Ejército, pero ni un solo familiar de quienes desaparecieron, en cualquier versión que se le dé al asunto, en acto de servicio. Quizás, como el ministro procede de la carrera judicial y todos estamos presos, en más o en menos, de nuestra correspondiente deformación profesional, prefirió la conmemoración a puerta cerrada algo más propio de una sala de vistas que de un cuartel. ¿Tiene algún sentido un homenaje a las víctimas en ausencia de sus allegados? Dicen los voceros de Defensa que las familias de los fallecidos en Afganistán asistieron a otros actos paralelos y equivalentes en sus cuarteles de referencia, en Figueirido, Dos Hermanas y Colmenar Viejo; pero eso acentúa la extravagancia del acto secreto al que acudieron, con el ministro, los Jefes de Estado Mayor de los tres Ejércitos y el del Estado Mayor de la Defensa. Estamos ante una aplicación práctica de la vieja divisa- divide y vencerás -que, aplicada por el astuto Alonso, bien ha podido servir para evitar un abucheode esos que tanto le duelen al zapaterismo y que con tanta destreza, antes en Interior y ahora en Defensa, sabe sortear el ahora ministro discreto y silente y antes portavoz de Jueces para la Democracia. Ignoro qué procelosos asuntos marcan el secretismo operativo de casos que, como en el que nos ocupa, ofenden a la razón democrática y limitan, sin aviso y sin costo, el derecho ciudadano a recibir información completa y veraz de cuanto nos afecta o interesa. Todavía resulta más penosa la observación anterior si la reducimos al ámbito de los 17 grupos familiares que siguen sin saber cómo murieron los suyos en una acción armada de la que ignoramos sus esencias y peculiaridades. Hace un año, dos helicópteros españoles volaban, a solo 50 pies de altura, en las cercanías de Herat. La tripulación del primero falleció en un instante y la del segundo quedó muda. ¿Para siempre? OTOÑO POLÍTICO AGITADO Con la tarjeta de crédito más que escorada, sólo falta I julio fue ya como agosto y agosto está siendo que nos inflija más el ánimo el rumor de que el Banlo que hasta ahora era julio, ¿cómo va a ser co Central Europeo subirá los tipos de interés. El septiembre? Cambian las constantes climátiprecio de la gasolina nos tiene ya pensando en cómo cas, llueve cuando no toca, las veletas indican vienpagar las vacaciones de Navidad. Otoño es la dulce tos alterados. El calendario usual se hace obsoleto estación de la madurez pero hay que cubrir muchas pero políticamente ya podemos prever que el otoño deudas, los niños comenzarán las clases y es natural será caliente. El verano habrá servido para que los que toda placenta política- -como es el zapatetemas centrales de la rentrée se perfilen barismo- -pierda algo de su gracia original. No jo la calima, entre humaredas gallegas, en las es tiempo para vender humo: en otoño se imconspiraciones de fin de semana que se urden pone la realidad, ese vicio adulto. en los veleros aparejados o en campos de golf Rescataremos a la abuelita que instalamos con césped de plástico. Entre el dry- martini en una residencia por semanas y al gato que y la ensalada de cangrejo con chocolate blandejamos con la pareja gay del tercero segunda. co, cruzaron el escenario como en una intriga Quedan en el frigorífico unos yogures caducamelodramática los personajes en alza y baja VALENTÍ dos. El correo es un montón de facturas. En el durante el verano: cae Blair, Rajoy carga piPUIG contestador, alguien que se queja por algo. las, resurge Netanyahu, perece el senador LieEse retorno ya nos tiene ligeramente agresivos. Bueberman, asoma Montilla, Günter Grass se va al limna hora para hablar de política con el tremendismo bo, Zapatero toma el helicóptero, la voz de los Rodebido. Pronto ya ni nos creeremos que hemos bebilling Stones se queda afónica y la gran elite intelecdo más champán francés que cava. Estaremos de tual de la izquierda zapaterista encarna en Suso de nuevo en el bar de la esquina, meditando ante un Toro el acné del pensamiento cautivo. Pocas novedapincho de tortilla. Toda la culpa es de los políticos, des y mucho humo. de la partitocracia, de cuatro mangantes. Eso lo arreLa España que viene tiene el ánimo más revuelto. glaba yo pronto. Agitamos el otoño político para saQuedan todos los largos flecos de la política extecarle todo el jugo, el ser y no ser que es ese regreso rior, el envío de tropas al Líbano y sobre todo lo que intempestivo y tan familiar. quedó ya medio expuesto en la mesa de juego, comenDeshinchada la zodiac y constatados en la bászando por ETA. Quien más quien menos ha rebobicula del baño unos kilos de más, pronto retornarenado todas las jugadas desplegadas hasta la fecha, mos al despacho, a las intrigas de escuela de markelos faroles y los envites. A cámara lenta se han estuting, a la política en prosa. Las lluvias apagan los diado al detalle los movimientos de Zapatero, promeincendios del monte y los telenoticias reprenden la sas, ambigüedades, gestos de cara a la galería. Tollama de la política, con Garzón al pie de cañón, todos regresan con ganas de reforzar estrategias, redos- -jueces y fiscales- -a punto para la gran broncargar la artillería, cavar largos túneles. A menos ca. Esperemos que Otegi no tenga motivos para anque Zapatero logre sacar otro conejo de la chistera, dar tan ancho. De pronto suenan todos los móviles, va a verse bajo fuego enemigo y a veces también amihierven las redacciones, se agiten los escaños. Buego. A finales de verano, con el mal cuerpo de quienes nos días, otoño; buenos días, fascinante impureza regresan de vacaciones, hay poco margen para introde la política. ducir algún ademán brujo de cara a las encuestas. vpuig abc. es Estaremos casi todos en el no sabe no contesta E S