Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
70 Deportes MIÉRCOLES 16 8 2006 ABC JOAN LAPORTA Precandidato a la presidencia del Barcelona No estoy aquí para ser feliz, sino para que lo sean los barcelonistas No eran sus planes ideales para este agosto ya que se imaginaba de gira por América con el equipo. Sin embargo, una decisión judicial le obligó a dimitir y hacer campaña electoral en pleno verano para las elecciones del 3 de septiembre TEXTO: ENRIQUE YUNTA FOTO: YOLANDA CARDO BARCELONA. Joan Laporta se pasea por su sede electoral con confianza, recibe palmaditas en la espalda de uno y otro y responde con una amable sonrisa a todo aquel que entrega la firma a su precandidatura, llamada a triunfar en las elecciones playeras del Barcelona. Sigue defendiendo su teoría y cree que era mejor no acudir a las urnas ahora, pero una decisión judicial le ha obligado a trastocar sus planes de verano. -No parece que le apetezcan mucho unas elecciones ahora... -No es eso. Sólo consideraba que era mucho mejor en 2007. Para la entidad era preferible que se celebraran un año más tarde y era posible porque las dos interpretaciones eran buenas. ¿Así que aún cree que tiene razón? -En derecho todo es interpretable. Además, hay muchos indicativos que señalan que el mandato acababa en 2007 ya que en la toma de posesión anunciamos que entrábamos en el cargo como si se tratara del 1 de julio de 2003. Pero no debemos entretenernos más con esto. ¿Se da cuenta de sus errores o necesita un toque de atención para abrir los ojos? -Cuando uno se equivoca enseguida se da cuenta. Puede que en algún momento puntual no lo percibas, pero pasa con todo en la vida. En nuestro caso, claro que hemos cometido errores, pero hemos aprendido muchísimo, que es muy importante. Ahora somos mucho más maduros. ¿Se arrepiente de algo? ¿Haría lo mismo que ha hecho hasta ahora? -En general, sí. Las decisiones que hemos tomado las repetiría. Pero quizá me podía haber explicado mejor. ¿Ha faltado comunicación? -Yo creo que no. La gente está muy satisfecha y nos apoya, hemos llegado bien a la gente. Hemos devuelto al Barcelona a la primera línea deportiva con dos Ligas y la Champions que es algo excepcional, y económicamente hemos saneado al club, genera beneficios. Pocos clubes están a la altura. ¿Ha cambiado mucho Laporta? -Como persona he ido madurando ya que tenemos muchas responsabilidades. Actúo de forma institucional. Pero soy el mismo de siempre, sigo la evolución lógica de la vida y ahora estoy en la etapa de madurez. ¿Ha perdido amigos? -Los amigos de verdad siguen estando ahí, los que me ayudan a reafirmar- AUTOCRÍTICA Claro que hemos cometido errores, pero hemos aprendido. Ahora somos mucho más maduros CATALANISMO Hay un sentimiento fuera de Cataluña curioso, ya que lo azulgrana está vinculado con sectores progresistas, con la defensa de derechos y libertades. Admiro al barcelonista en la distancia MÁS QUE UN CLUB El concepto radica en que el Barça es un fórum en el que se pueden expresar las emociones, las pasiones, los sentimientos. Pero es un club integrador para las personas que vienen a trabajar a Cataluña, es una forma de promover la imagen de los catalanes en el mundo FUTURO El proyecto nos motiva, nos lo creemos y queremos transmitirlo. Tenemos muchos retos que alcanzar. Además, contamos con la confianza que nos da el hecho de haber cumplido todas las promesas me como persona. Por otra parte me he llevado grandes alegrías y otros, una minoría, me han decepcionado. ¿Cómo le gustaría que se le recordara? -Pues no sé, que me recuerden como una buena persona que entregó los mejores años de su vida al Barça, mi verdadera pasión. ¿Cree que hay este sentimiento entre la afición? -Nosotros nos esforzamos al máximo. Yo no estoy aquí para ser feliz, sino para hacer felices a los barcelonistas. Queremos que el Barça sea una forma de disfrutar de la vida. ¿Qué puede vender más allá de la continuidad? -Nos hemos fijado muchos retos, entre ellos el objetivo de llegar a los 400 millones de ingresos en 2010. No es nada fácil, pero pensamos que lo conseguiremos gracias a nuestro trabajo. Debemos generar recursos y beneficios y no dejaremos de implicarnos en el proyecto. Queremos devolver la deuda, que está en torno a los 68 millones. También tenemos unos activos patrimoniales que pueden ponerse en valor para fortalecer la economía del club y otros proyectos como el nuevo Palau o el nuevo Camp Nou, teniendo en cuenta que el Mini Estadi en principio irá al suelo ya que contamos con la Ciudad Deportiva. El proyecto nos motiva muchísimo, nos lo creemos y queremos transmitirlo. Además, contamos con la confianza que nos da el hecho de haber cumplido todas las promesas. ¿Es consciente de que los resultados lo son prácticamente todo? ¿Qué sería de Laporta sin títulos? -Es una interpretación demasiado simple. La gestión del proyecto deportivo es muy importante, pero clubes como el Barça tienen la posibilidad de hacer otras cosas. Todo tiene que funcionar, no reduciría todo al ganar o al perder. Tenemos unas necesidades prioritarias, básicamente que funcione lo deportivo. Pero hay otras exigencias. Se nos pide ganar, pero jugando bien y limpio. El Barça es una forma de disfrutar la vida. Somos més que un club ¿Qué significa más que un club -El concepto radica en que el Barcelona es un fórum en el que se pueden expresar las emociones, las pasiones, los sentimientos. Pero es un club integrador para las personas que vienen a trabajar a Cataluña, es una forma de promover la imagen de los catalanes en el mundo. Es más que un club en Cataluña y en el resto del Estado, pues hay más peñas fuera que aquí. Hay un sentimiento fuera de Cataluña curioso ya que lo azulgrana está muy vinculado con sectores progresistas, con la defensa de derechos y libertades. Admiro al barcelonista en la distancia. ¿Representa los valores de la autodeterminación? -El Barcelona es poliédrico. Tiene unos valores que promueve como el civismo, la solidaridad, la integración. También somos deportivos y defende- mos el fair play Nuestro fundador, Joan Gamper, defendía estos valores y los queremos mantener. Espíritu de lucha, sacrificio, virtuosidad... También vemos que el Barcelona y el catalanismo están totalmente vinculados en toda su historia. Gamper era suizo, se integró en Cataluña gracias al Barça y se convirtió en un gran defensor de las ideas básicas del catalanismo: defender la lengua, promover una cultura... -Pero este sentimiento tan catalanista, ¿no cierra las puertas al aficionado de otro punto de España? -Fuera de Cataluña, el aficionado tiene un sentimiento barcelonista ajeno a otros valores. Pero también se le da importancia al concepto de ciudadanía, deportividad, cultura... Los otros valores los respetan y, en algún caso, los comparten.