Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
16 8 06 GENTE El Príncipe Enrique Su penúltima juerga The Sun ha vuelto a hurgar en la afición del hijo menor de Carlos de Inglaterra por las fiestas llevando a la portada una comprometedora imagen del Príncipe Enrique tomada hace tres años POR MARCELO JUSTO SERVICIO ESPECIAL FOTOS: AP y ABC L a Familia Real británica y los tabloides del magnate australiano Ruppert Murdoch continúan en pie de guerra. The Sun publicó en portada una foto del Príncipe Enrique acariciando los senos de una presentadora televisiva durante una fiesta que, según el sensacionalista matutino, había tomado lugar este verano en un exclusivo bar londinense. La Familia Real no pudo negar la evidencia, pero exigió al periódico que recitificase un hecho clave de profundas implicaciones: la fiesta había ocurrido hace tres años. Contactamos con The Sun para que corrigiese esto indicó a la prensa un portavoz de la Casa Real. La fecha es fundamental porque el periódico alegaba que la novia del Príncipe Enrique, Chelsy Davy, estaba en el extranjero en el momento de la foto. El príncipe va a tener que explicarle una cosa o dos a su novia decía el matutino. El problema es que Davy sólo apareció el año pasado en el firmamento del Príncipe. De ahí la aclaración de la Casa Real, que tampoco debía estar saltando de alegría con las otras imágenes que publicaba el tabloide. En la portada de la edición de ayer de este diario británico también aparece, en segundo plano, el Príncipe Guillermo mas reales de The Sun justifica a los Príncipes. Están de muy buen talante después de tomarse unas cuantas copas y rodeados de suficientes beldades como para llenar un campo de polo. Esta es la imagen de los chavales que se suponía que el público no debía ver. Pero los responsables de relaciones públicas de ambos deberían darse cuenta de que esto es excelente de cara a la opinión pública. Después de la muerte de su madre, hubo una petición pública para que se dejara a los Príncipes tener una vida normal. Nuestras fotos son un prueba de que lo han conseguido. ¿Qué hay de malo en pasárselo bien por la noche? Lo contrario sería apartarlos del mundo escribe. La explicación no hizo mucha gracia a la Casa Real. La semana pasada, el responsable de temas reales de otro periódico del grupo Murdoch, el News of the World fue arrestado por su presunta participación en la intercepción de mensajes de texto y escuchas telefónicas del personal del Príncipe Carlos. Afectuoso con otras mujeres En sus páginas centrales, el Príncipe Enrique se muestra muy afectuoso hacia otra de las mujeres presentes. Junto a él está el primogénito, Guillermo, un poco más medido con el sexo femenino, utilizando un galante estilo conversador en las artes de la seducción y claramente desorientado por el alcohol consumido. Una foto central muestra a Enrique de Inglaterra riéndose con gesto de niño feliz y abrazando a su hermano, que está con los ojos muy abiertos y una cara entre alucinada y sorprendida, como si lo hubiera pillado desprevenido el flash En un minieditorial junto a las imágenes, el corresponsal de te- El enfado de la presentadora Por su parte, la presentadora de televisión en cuestión, Natalie Pinkman, amenazó con llevar al tabloide a los tribunales por haberle robado las fotografías y haberlas publicado sin su autorización. El aparente robo de los originales de las fotos, bajo llave en la casa de Pinkman, sazonan con este aliciente adicional de trama policial el suculento plato que suele servir The Sun en la mesa de los escándalos. Anoche, el tabloide se limitó a decir que estaba en contacto con la Casa Real para aclarar algunos detalles de las fotos en cuestión. El Príncipe Enrique sonríe durante un acto oficial en Londres