Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6 Opinión MIÉRCOLES 16 8 2006 ABC AD LIBITUM VISTO Y NO VISTO EL ANSIA DE TENER RAZÓN NTRE las peores y más negativas de las costumbres españolas destaca el afán de discutir los datos. Debatir sobre las ideas tiene sentido y es una forma de afinar la inteligencia, pero enzarzarse en la pelea dialéctica para mantener el valor de una cantidad, o una fecha, demuestra la pueril inmadurez que nos asola. Los datos se verifican, no se contradicen. Tan elemental teoría, básica para el uso de la razón, no está clara en la cumbre del poder político gallego, y mientras Alberto Núñez Feijóo, el líder del PP, asegura que ya son 175.000 las hectáreas calcinadas por el fuego, el presidente de la Xunta, el socialista Emilio Pérez Touriño, niega el dato de su opositor y, a M. MARTÍN ojo de buen cubero, lo deFERRAND ja en bastante menos de la mitad ¿Conocerá alguno de los dos cuál es la extensión real de la catástrofe? Esa falta de rigor que, con la rapidez con que el fuego corre por los bosques, se propaga de los campos de la política a los de la información es un síntoma de nuestro tiempo. Una pieza para el diagnóstico de la, seguramente incurable, enfermedad nacional. Por eso el adjetivo tiene entre nosotros mucho más valor que el sustantivo. Un caballo es siempre un caballo y caben pocos matices sobre su naturaleza; pero todos los calificativos que se le puedan echar a la grupa son privilegio y capricho de quien los emite. De ahí que resulte ilustrativa la anécdota que, con años suficientes para la desmemoria provechosa, contaba José María Pemán en Mis almuerzos con gente importante En Salamanca, en plena Guerra Civil, el citado Pemán, Agustín de Foxá y José Millán Astray preparaban una proclama propagandística sobre un texto inicial del autor de Madrid de corte a checa Al hablar del Ejército, dijo el militar, me gustaría que añadieran ustedes un hermoso adjetivo. Las palabras sin adjetivos, insistió, me parecen viejas solteras Respondió Foxá: Le añadiremos a la palabra Ejército la palabra invicto. No es ningún exceso. Como se ha pasado la vida peleando medio ejército contra otro medio, nuestro Ejército ha vencido siempre Así seguimos. La mitad contra la otra mitad. Lo mismo da que sea por un voto que por una hectárea chamuscada en más o en menos. Lo que empeora la situación es que, agotado el optimismo que derrochó Foxá en su lúcido y cruel diagnóstico de las dos Españas, no sale la cuenta del invicto y parecemos un pueblo derrotado por su contumaz y absurdo enfrentamiento. Núñez Feijóo y Pérez Touriño son la prueba de lo que, no sin dolor, afirmo unas líneas más arriba. Lejos de buscar la génesis del problema ignívomo que destruye Galicia o, mejor todavía, su más eficaz solución los dos grandes líderes gallegos disputan por una extensión que, todavía imprecisa para un experto topógrafo, ellos sacan de sus respectivas mangas con tanta soltura como irresponsabilidad. Mal asunto cuando es mayor el brío partidista que la discurrimenta cívica. PELANDO CEBOLLAS E C Es verdad que seguir en los periódicos la vida del UANDO los intelectuales se ponen a pelar ceboOriente Próximo es llegar a la conclusión de que por llas, nadie sabe a quién le llorarán los ojos. Orteel mar corren las liebres, y por el monte, las sardinas, ga, Marañón y Ayala se pusieron a pelarlas y pero, en lo del 11- S, pela que te pela la cebolla, a esa vino la república de aquel escritor sin lectores- -conticapa todavía no habíamos llegado. Sabíamos de una go pan y cebolla- -que fue Azaña. Ahora que los que las diputada comunista, y picassianamente clavada al capelan son Suso de Toro, Rivas y Tosar, ¿quién nos dice ballo del Guernica que, viendo el desplome de las lo que puede venir? torres, exclamó con regocijo: ¡Se lo tienen meDe Toro es el único pelacebollas al que entienrecido! Bien. Simple- -y vieja- -izquierda. En de Rodríguez. Rivas es el pelacebollas que las pecambio, lo de que Bush, y por orden de los torla igual que Rodríguez, sólo que después. Y Tovos judíos de nariz aquilina, tiró las torres, sar es... ¿Quién es Tosar? Un amigo mío, crítico siendo igualmente triquiñuela de izquierda de cine obligado a trasegar cine español, me dice vieja, requiere de cierto refinamiento. Si Bush que Tosar es el Cary Grant de los suevos y que pudo tirar el World Center, ¿por qué Rajoy no trae más cuenta dejarlo en paz porque mejor puede estar quemando Galicia? Éste es el tamque haciendo películas está paseando por las teles al grajo muerto del Nunca máis ahora con IGNACIO RUIZ bor de hojalata que vienen tocando los sabios QUINTANO granujas del país de los suevos, cuna de Rajoy y la cosa de que Galicia se quema por obra y gradel marisco, mientras pelan en gallego la cebolla de cia de Rajoy, dicho sea con arreglo a la Ley de Memoria Hegel, que era alemán. En Alemania, Günter Grass, Histórica, que es el nombre político de la Ley del Alzehique nos parecía progresista porque era amigo de mer Progresista en virtud de la cual los pirómanos de Brandt y del PSOE, al pelar su cebolla se ha encontrala guerra civil se convierten en los bomberos, birlibirlodo a sí mismo marcando el paso de la oca en las SS. que que cuenta con el apoyo de la proverbial estolidez ¿Escándalo? Menos lobos. ¿Qué diríamos, si no, de anglosajona: cuatro hispanistas tragaldabas y esos chaSartre o Allende? Y aquí, entre los que más gasnean valotes de Google que, al estilo de algunos fotógrafos de para granjearse un prestigio progresista, el que no tieReuters, cargan los muertos de Paracuellos, con dos cone en el baúl a un comisario de la Social, tiene a un jones, en la cuenta de Franco. motorista de la escolta del Caudillo, lo cual no quita Es la izquierda- -esa izquierda gamberra que nos goque sigan empeñados, con Rodríguez a la cabeza, en bierna- -pelando cebollas. Isabel Pisano, su Pasionapelarnos la cebolla a todos, dándole así la razón a la ria, ha dicho en la radio cosas que pondrían de punta marquesa del cuento. los mismísimos pelos de la Calvo, el mármol egabrense Era una marquesa muy berlanguiana en el madrilede la cultura, que pide, y con razón, una unidad móvil ño barrio de Salamanca que, allá en la Transición, sade peluquería para llevar los pelos en condiciones lía un día a hacer la compra. Como no le arrancaba el Desde luego, las cosas que ha dicho la Pisano poseen Mercedes pidió al portero que le diera un empujontoda la fascinación priápica de la lógica hegeliana. La cito. Ya no- -plantose éste- ¿Es que no se ha Pisano ha dicho, y ella tiene lecturas para saberlo, que enterao usted de que la tortilla ha dao la vuelta? el 11- S fue cosa de Bush, pelele del sionismo: Ante lo cual la marquesa sentenció: -Es imposible que un árabe, que tiene un espíritu- -No sea gilipollas, Fermín. Por muchas vueltas poético, romántico y religioso de la vida, pudiera hacer que dé la tortilla, usted siempre será la patata. eso. Para eso hay que ser asesino, hay que ser sionista... -Prepara oposiciones a Judicatura porque quiere ser juez. Sueña, dentro del Poder Judicial, con que algún día un grupo de rock lleve su nombre.