Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
38 Madrid MARTES 15 8 2006 ABC Regresa un avión con destino Puerto Rico tras impactar un ave en un ala ABC MADRID. Un vuelo de Iberia entre Madrid y San Juan de Puerto Rico regresó ayer a Barajas 45 minutos después de despegar al impactar un ave contra una de las alas del avión, por lo que se activó la alerta local en las instalaciones madrileñas y tomó tierra con normalidad, informa Efe. Una de las pasajeras del avión, un Airbus 340 con 350 pasajeros a bordo, aseguró que el vuelo ya acumulaba demoras por las inspecciones decretadas por el Departamento de Seguridad de Estados Unidos. A las 13.00 horas subimos al avión y estuvimos dentro más de una hora. A los veinte minutos del despegue se produjo el impacto y el comandante nos comunicó que regresábamos a Madrid comentó. Según su testimonio, en el ala de la aeronave se percibía claramente el impacto del ave, que ocasionó un agujero de unos 20 centímetros de diámetro con bastante profundidad, ya que se había caído el fuselaje y se veía la fibra de vidrio interior. El avión tomó tierra sin problemas a las 15.36 horas y la alerta local fue desactivada a las 15.49 horas al no producirse ninguna incidencia en las instalaciones del aeródromo. Los controles se han instalado también en las puertas de embarque de los vuelos ERNESTO AGUDO Instalan escáneres en los embarques y piden antelación a quien vuele a EE. UU. La seguridad del aeropuerto madrileño origina retrasos en los vuelos que no lleve en el equipaje de mano ninguno de los líquidos o geles que ha prohibido transportar el Departamento de Seguridad de EE. UU. M. DÍAZ MADRID. AENA pidió ayer a los viajeros que vayan a volar a Estados Unidos que acudan con la suficiente antelación al aeropuerto de Barajas y que no lleven en el equipaje de mano ninguno de los líquidos o geles que ha prohibido transportar el Departamento de Seguridad norteamericano en los aviones. El pasado jueves, el citado departamento amplió las medidas de seguridad impuestas en los vuelos con origen o destino en EE. UU. que incluyen la prohibición de transportar bebidas, champús, lociones solares, cremas, pasta de dientes, gomina, laca, cosméticos líquidos o cualquier otro producto de similar consistencia; artículos que sólo pueden llevarse en el equipaje facturado. Sí se permite llevar comida y leche para bebés en pequeños recipientes, siempre que el niño viaje; medicinas con prescripción facultativa cuando el nombre del viajero coincida con el de la receta; otras medicinas esenciales sin prescripción que no excedan de 120 mililitros por recipiente; líquidos o geles para pasajeros diabéticos que puedan demostrar su tratamiento, que no b AENA solicita al pasaje Los vigilantes de Barajas denuncian la seguridad de British Airways ABC MADRID. El sindicato de vigilantes de seguridad Alternativa Sindical denunció ayer el vergonzoso estado de la seguridad aeroportuaria y, concretamente, el del personal que realiza estas labores para la compañía British Airways en el aeropuerto de Barajas En un comunicado, el sindicato asegura que esta compañía contrató a la empresa de seguridad ICTS para que hicieran las labores de seguridad en los mostradores de facturación, y el los encargados de estas funciones carecen de la habilitación necesaria para desempeñarla, ya que se trata de personal de servicios auxiliares, sin formación ni cualificación En este sentido, fuentes aeroportuarias comentaron que el personal al que se refiere el sindicato sólo desempeña labores de organización de las filas ante los mostradores de embarque y de información al pasajero y aseguraron que los viajeros de British Airways pasan por todos los controles de seguridad superen los 240 mililitros; así como cosméticos sólidos y productos de higiene personal (pintalabios en barra, desodorante sólido, bálsamo labial y similares) En la terminal 4, desde donde salen los vuelos a Estados Unidos y Puerto Rico de Iberia y American Airlines, la dirección de Barajas ha instalado cuatro escáneres en las puertas de embarque y hoy se colocará un quinto, mientras que en la terminal 1, donde operan Continental Airlines, Us Airways y Delta, hay otros tres, informa Efe. En París, tres horas de inspección Según fuentes del aeropuerto, los inspectores de la Transport Security Administration presenciaron ayer las operaciones de pre embarque y dieron el visto bueno Estas medidas, según reconocieron, provocan retrasos, ya que un pasajero tarda unos 30 ó 35 minutos en que le realicen la inspección tanto física como manual de equipaje y cuerpo, por lo que recomiendan a los viajeros que se personen en la puerta de los vuelos con bastante antelación. No obstante, estos retrasos no supe- Un pasajero tarda unos 30 ó 35 minutos en que le realicen el cacheo y la inspección de su equipaje de mano ran los sesenta minutos, mientras que en el aeropuerto Charles de Gaulle (París) aseguran en Barajas, las demoras son de unas tres horas. Para cumplir la normativa, AENA ha puesto en marcha una campaña informativa con la distribución de carteles en tiendas, cafeterías, mostradores de facturación y otros puntos; así como con mensajes de megafonía, en los que se detalla la lista de objetos prohibidos. En las puertas de embarque se han instalado los citados escáneres por los que los pasajeros pasan sus equipajes de mano y zapatos; después, vigilantes de seguridad revisan a mano estos bultos y retiran los objetos no permitidos y, más tarde, junto con la Guardia Civil, se realiza una inspección manual del cuerpo del viajero. Una veintena de personas efectúan esta tarea y, según portavoces del aeropuerto, los objetos retirados son precintados en un contenedor, que es destruido posteriormente bajo supervisión de la Guardia Civil. Los pasajeros, mientras, se lo toman con bastante calma. Por ejemplo, en el embarque del vuelo de Iberia a Nueva York de las cinco de la tarde de ayer, los viajeros aseguraron que estas medidas son molestas, aunque entendibles y criticaron que la retirada de productos sea aleatoria Nos han quitado barras de labios y desodorantes sólidos, que se supone puedes llevar; así como unas medicinas sí y otras no