Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DRAMA DE LOS INCENDIOS MARTES 15 8 2006 ABC Touriño promete ayudas sin precisarlas y no convoca a su gobierno hasta el 24 También se apunta a la tesis de la presencia de manos criminales b El presidente gallego denuncia la presencia de infames sabotajes detrás de los fuegos que arrasan desde el pasado 3 de agosto los montes gallegos ANA MARTÍNEZ SANTIAGO. Una plaga de fuegos de proporciones desconocidas en el pasado, provocada en buena medida por manos criminales, arrasó decenas de miles de hectáreas de nuestro monte, puso en serio riesgo vidas humanas, casas y patrimonios familiares y suscitó un desafío sin precedentes Emilio Pérez Touriño insistió, en el primer mensaje institucional dirigido por un presidente de la Xunta a la ciudadanía tras una situación de emergencia, en la elevada intencionalidad y clara voluntad delictiva de la ola incendiaria que, desde el pasado día 3 de agosto, arrasa Galicia. OTRO DELIRIO CONSPIRATIVO S Una mujer hace frente al fuego que arrasó Negreira zado desde otras comunidades y países europeos. Tras este reconocimiento público, demandó un gran acuerdo nacional contra el fuego y adelantó que pedirá a José Luis Rodríguez Zapatero que mantenga el operativo de efectivos civiles y militares durante toda la época estival. Aseguró que, aunque el panorama parece controlado, no se puede descuidar la guardia ni conceder una tregua a quien, con alevosía y muchas veces con nocturnidad, atenta contra la riqueza natural En este sentido, señaló que la mejora conseguida hasta la fecha todavía es precaria y agregó que la catástrofe medioambiental puede repetirse mientras no se erradiquen las raíces de carácter estructural que alimentan a los delincuentes El político socialista se comprometió a atajar el origen de este problema, estrechamente ligado al tradicional aprovechamiento del suelo y a una deficiente organización EFE Sabían lo que hacían Las investigaciones demuestran, sin lugar a dudas, que los responsables de los focos estratégicos, situados en zonas costeras muy habitadas y cerca de las principales vías de comunicación, sabían lo que hacían y las consecuencias subrayó. Por este motivo, alabó la respuesta de los gallegos, que se supieron sobreponer a la lógica indignación y, con ánimo sereno, ofrecieron una demostración de entrega, determinación y coraje En su residencia oficial de Monte Pío, con las banderas gallega y española a su derecha, detrás de un atril, de pie y con los ojos fijos en la cámara, el jefe del ejecutivo autónomo agradeció la labor realizada por los voluntarios (500 personas más se han sumado a las tareas de vigilancia) bomberos, brigadistas, Fuerzas Armadas, Guardia Civil, Policía Nacional y personal despla- del territorio, y a trasladar a la práctica las actuaciones necesarias para recuperar las zonas devastadas. Es una batalla de largo alcance que sólo será posible ganar a través del consenso apostilló. Por el momento, comunicó la puesta en marcha en las próximas semanas de un sistema de indemnizaciones y ayudas que, tras la evaluación de los daños, permita a las familias afectadas resarcirse de las pérdidas ocasionadas. No precisó el importe, tan sólo aclaró que vendrán acompañadas de un decretoley que establezca el marco, la cuantía y las condiciones; y que en el consejo extraordinario de carácter monotemático convocado para el 24 (veinte días después de que se iniciara la tragedia) se analizará lo ocurrido y las compensaciones. Tras recordar las cuatro vidas que se cobró la dura batalla contra la lumbre, se mostró convencido de que esta tierra conquistará su futuro Narbona ve cerca el fin, aunque ayer aún había 15 fuegos activos Galicia ha registrado, según la información facilitada por la Consejería de Medio Rural, 1.757 incendios desde el 1 de agosto hasta el 13 de este mismo mes. La cifra se ha reducido a 15 fuegos activos en la jornada de ayer y otros 41 controlados o extinguidos. La media diaria se sitúa en poco más de 135, aunque la profusión se concentra en la última semana (1.190 a partir del 7) En los últimos siete días, La Coruña (451 focos) y Pontevedra (351) han sido las provincias más afectadas. Orense, con 244; y Lugo, con 134, cierran la lista. La tragedia del fuego, sin embargo, parece estar tocando a su fin, como anunció ayer la ministra de Medio Ambiente, Cristinas Narbona, tras la reunión que mantuvo con el consejero Manuel Vázquez. La ministra dijo tener una sensación de mejoría real desde el día que sobrevoló con el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, las zonas afectadas por los mayores incendios. egún un sondeo publicado la semana pasada en Gran Bretaña, nada menos que un 45 por ciento de los musulmanes británicos cree que el 11- S fue una conspiración de Estados Unidos e Israel. Pasmoso, ridículo o, simplemente, cerril. Dan tentaciones de atribuirlo a las carencias de modernización del islam, o al menor nivel educativo de la comunidad musulmana en Gran Bretaña, o a la penetración del fanatismo. Y de acabar con un nuevo canto a los grandes avances de la racionalidad en el democrático y desarrollado Occidente. Pero se cruza de por medio Galicia, y las teorías sobre la racionalidad occidental, la española, en este caso, se tambalean. EDURNE En materia de alucinacioURIARTE nes conspirativas no tenemos nada que envidiar a ese 45 por ciento de los musulmanes británicos. Aquí, son los propios gobiernos, el gallego y el central, y un grupo de intelectuales, con Manuel Rivas y Suso de Toro al frente, los que se han inventado nuestra última conspiración, una igual de estrambótica que la del 11- S, la de la trama terrorista organizada desde la derecha que habría maquinado un plan de incendios para acabar con el Gobierno gallego de izquierdas y, de paso, con el central. Los desvaríos de esos dos intelectuales radicales no me sorprenden. El extremismo ideológico se lleva muy mal con la racionalidad. El problema es que esos desvaríos han sido asumidos por el propio Gobierno de la nación. En realidad, no está muy claro quién los ideó, si el frente de los intelectuales radicales o los ministros. Narbona en primer término y, sobre todo, Rubalcaba, ese político que tanto ha ironizado sobre algunas teorías conspirativas del 11- M y que, sin prueba alguna y con todos los informes policiales en contra, ha defendido la teoría de la conspiración gallega. Me escandaliza la calumnia, la que tan acertadamente diseccionaba José Antonio Zarzalejos en su Tercera del domingo. Y me asombra nuevamente la impunidad con la que se despliega y la facilidad con la que se acoge en nuestro país. Estos últimos años, España ha sido un hervidero de exitosas fantasías conspirativas, igual de delirantes que la del 11- S de los musulmanes británicos. Éstos creen que el Gobierno norteamericano voló las Torres Gemelas, pero los mismos de la trama terrorista incendiaria sugirieron que era el propio Gobierno español el que había hundido el Prestige y contaminado con chapapote las costas gallegas. Y en medio de las dos conspiraciones gallegas están las otras, las del 11- M; primero, aquella sobre el Gobierno que mentía, también de Rubalcaba, y después, esa otra de algunos sectores de la derecha sobre la conspiración policial- etarra- marroquí del 11- M. Y las calumnias no sólo salen gratis, hasta sirven para ganar elecciones, o eso parece a tenor de los resultados gallegos o los del 11- M. No sólo no se piden responsabilidades. Es que la racionalidad es un exotismo. Aquí los raros son los que insisten en aferrarse a ella y aún preguntan por los datos y las pruebas.