Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
66 Deportes ATLETISMO CAMPEONATO DE EUROPA LUNES 14 8 2006 ABC No ha sido un gran Campeonato en cuanto a resultados. Ni un récord de Europa se ha conseguido y sólo la sempiterna Isinbayeva puso el listón en 5,02 para intentar establecer una plusmarca mundial. Tampoco han colaborado para calentar la grada las estrella suecas, tres oros de cinco posibles y uno de ellos, el de Kluft, sin oposición por la lesión de Barber Obikwelu, rey de un Europeo mediocre TEXTO MANUEL FRÍAS GOTEMBURGO. No ha sido un Campeonato especialmente brillante en cuanto a gestas y marcas a nivel internacional. Ni ha habido récords mundiales ni tan siquiera europeos. Lo único que el aficionado se ha podido echar a la boca ha sido un sinfín de plusmarcas de los campeonatos, lo que tampoco es para tirar cohetes. Los atletas tampoco han contribuido mucho al espectáculo, quizá por el frío ambiente. Sólo Isinbayeva lo intentó al poner el listón en su concurso de pértiga en 5,02 en busca del récord del mundo (no remunerado) Falló en sus tres intentos y mostró que le falta la chispa que tenía la temporada pasada a las órdenes de Evgeny Tofimov. También fallaron los atletas suecos, en un Campeonato dirigido a que brillaran y calentasen las gradas. Sin embargo, y pese a todo, sí que ha habido atletas que han dejado huella en su paso por Gotemburgo. das en el ranking mundial y Gevaert, pese a su condición de doble campeona de Europa, no cuenta apenas. Andrew Howe El nacimiento de un campeón de longitud Tiene 21 años y habrá que quedarse con este nombre para el futuro. Pese a ser un atleta de color y tener este nombre tan americano, compite para Italia, donde le denominan el heredero de Carl Lewis. Howe nació en Los Ángeles, de padre americano y madre italiana. Ésta, Renee Felton, una antigua especialista de 100 metros vallas, es la que le entrena. Lo hace en el Santa Monica Track Club, el de Carl Lewis, y además de la longitud (su pasión) hace también 100 y 200 metros. Nosotros no debemos dejar de dar gracias a Dios por haber hecho que aterrizase en nuestro país un talento como Andrew Howe escribía La Gazzetta dello Sport recientemente. Ha ganado el concurso de longitud en Gotemburgo (8,20) y este año ha saltado 8,26, segunda mejor marca italiana de la historias tras los 8,43 de Giovanni Evangelisti en 1987. También es muy fuerte en los 200 metros. En el Mundial junior de Grosseto (2004) corrió en 20.28, récord europeo de la categoría y segunda mejor marca italiana de la historia tras los míticos 19.72 de Pietro Menea (1979, en México) También ganó la longitud. Francis Obikwelu Campeón de 100 y 200 metros Ha sido el gran protagonista del Europeo con sus triunfos incontestables en las dos pruebas de la velocidad. Llegó con las dos mejores marcas del año (10.03 y 20.18) que rebajó después (9.99 y 20.01) protagonizando la final más rápida de la historia del hectómetro (nadie había bajado nunca de los 10.00 que marcó Linford Christie en el 90) y la segunda más rápida en los 200, únicamente superada por el griego Kenteris (19.85, el único que ha bajado de 20.00) sospechoso de dopaje. Los 9.86 que marcó en la final olímpica de Atenas- -sólo corrió más rápido que él Justin Gatlin (9.85) otro que ahora está en el candelero por dopaje- -y la superioridad que muestra en Europa- -ganó estas dos finales con 11 y 37 centésimas de diferencia sobre el segundo, respectivamente- -le convierten en la única alternativa europea a la velocidad estadounidense (de nuevo conmocionada) y caribeña. Andrey Silnov Una sorpresa de altura Francis Obikwelu ha sido la estrella de Gotemburgo AP OBIKWELU, EL ATLETISMO COMO CAMBIO JAVIER MORACHO Kim Gevaert Campeona de 100 y 200 metros Ha sido la Obikwelu de las mujeres, pero sin tanta brillantez y carisma. La velocista belga ha aprovechado la debilidad del sector en Europa- -las rusas no encuentran a la Irina Privalova de antaño y Christie Arron no participó por lesión- -para hacerse con los dos títulos, los primeros galardones que consigue (y tiene 27 años) al aire libre en la alta competición. Llegó con las dos mejores marcas del año (11.04 y 22.20) que a su vez han sido sus mejores marcas de siempre, y en las finales no las ha podido superar, como sí hizo Obikwelu. Estas marcas están perdi- F rancis Obikwelu, nacionalizado portugués, de origen nigeriano y con residencia, entrenadora y mánager madrileño, ha demostrado en este Europeo que la velocidad continental sólo tiene su nombre. En 2002 se operó de la pierna derecha y desde entonces las manos de Meri Martínez, su entrenadora, han ido labrando esa forma de correr técnica y eficaz que le otorga las centésimas de segundo suficientes para diferenciarse del resto de los velocistas eu- ropeos. Ha mejorado su salida- -aunque sus características físicas le hacen no destacar precisamente en esta fase- pero su fuerte sigue estando en la última parte de la carrera, donde mantiene durante más tiempo que el resto de los purasangre su velocidad máxima. No la aumenta, como muchos piensan, sino que los demás van más lento que él. Obikwelu es un atleta disciplinado e inteligente que ha sabido aprovechar el atletismo para cambiar su vida y la de su familia. Su potencial físico es impresionante y sólo hacía falta enseñarle la técnica de carrera para convertirlo en el más rápido de Europa. ¿Cuántos obikwelus habrá en Nigeria y en otras partes de África? Las ayudas humanitarias tendrían que poner más pistas de atletismo en el continente africano ya que cualidades físicas no faltan. Este joven (21 años) gigantón (1,98) ruso ha dado la sorpresa del Campeonato al ganar el concurso de altura saltándose a lo largo de la temporada la jerarquía de su país- -Ukhov, Rybakov... -y la sentimental de la grada, que apoyaba sin reservas a Stefan Holm. Ningún título ni senior ni junior le adornaba hasta ahora. Acabó tercero en el campeonato nacional ruso en sala. Esta temporada ha ganado la Copa de Europa disputada en Málaga, con un mejor salto de 2,35, y la reunión de Moscú. Además fue segundo en las de Varsovia y Estocolmo y octavo en Hengelo. Virgilijus Alekna Cerró el círculo en disco Es doble campeón olímpico (2000 y 2004) y Mundial (2003 y 2005) pero, curiosamente, no tenía aún el título europeo, el único que le faltaba en su dilatado palmarés, después de haber sido tercero en Budapest 98 y segundo en Múnich 02. Este guardia de seguridad del presidente lituano (2 metros de altura, 130 kilos de peso) cerró el círculo en Gotemburgo al ganar su concurso y ganar, así, los tres grandes.