Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 8 2006 Deportes 63 ATLETISMO CAMPEONATO DE EUROPA PERFIL MERCEDES CHILLA Bronce en jabalina No da el tipo de lanzadora, pero ha sabido adaptar su menudo cuerpo a una disciplina exigente El alma puesta en cada intento MANUEL FRÍAS Mercedes Chilla afrontó con esta decisión el lanzamiento que le valió la medalla de bronce AP Mercedes Chilla pone la jabalina donde nadie en España, el podio Ganó la medalla de bronce, primera del sector de lanzamientos M. FRÍAS GOTEMBURGO. El bronce de Mercedes Chilla en la final de jabalina es de esas medallas que pillan a todos desprevenidos. Por sus marcas previas, la atleta jerezana que ahora compite para el Valencia Terra i Mar después de haberlo hecho toda la vida con el Puma Chapí, el club de Jerez, llegaba perdida en el furgón de cola. Y en cuanto a palmarés, el suyo se reduce a la medalla de plata en un Europeo sub 23 y a haber ganado siempre todo en España, lo que no es demasiado mérito para el exterior por el nivel que hay aquí. Po eso nadie podía imaginarse que el atletismo español iba a abrir en este Europeo su medallero en el sector de los lanzamientos femeninos, donde lo habitual hasta ahora era que las nuestras no superasen siquiera la fase de calificación. sabía ya clasificada para la final de las ocho mejores y en éste último tiro arriesgó más de lo permitido en busca de un gran lanzamiento, que no llegó. Ya en la gran final, y tras hacer otro nulo en el cuarto, echó el resto para conseguir los 61,98 que le situaban momentáneamente en primera posición y que a la postre le dio el bronce. Increíble, pero cierto. Ni ella misma supo definir ese momento. Cogió la jabalina, la miró, perdió la vista en el cielo y lanzó con fuerza, tanta como el grito que atronó en el estadio. Pareció imposible que saliera de una figura así, la más pequeña del cajón. Luego, se pueden buscar justificaciones para esta medalla de bronce en la mala meteorología, ya que con la lluvia y la humedad siempre se lanza menos y, por lo tanto, la prueba se abre más. Es cierto, pero no lo es menos que la suerte es un factor determinante muchas veces en la consecución de los triunfos. Por eso, la atleta jerezana vio un mínimo de posibilidades de alcanzar esa tercera plaza, porque las dos primeras eran imposibles de pillar La sorpresa de la medalla también le cogió a ella. El oro fue para la alemana Steffi Nerius con 65,82 y la plata se la llevó la checa Barbora Spotakova con 65,64, dos atletas con una mayor envergadura física y que llegaron aquí con mejores marcas que la española. Favorecida por la lluvia Anteayer se habló de Mercedes Chilla porque había hecho historia al convertirse en la primera española que se clasificaba para la final de una gran competición. Su lanzamiento entonces, de 59,54 metros, le abrió las puertas del cielo. Pero ayer corroboró con creces ese éxito. Primero, por entrar en la mejora. Hizo un primer lanzamiento de 57,26, que mejoró en el segundo hasta los 59,63. Su tercer intento fue nulo. Se Si no tengo cuerpo ni músculo, que se vea que le echo ganas No dejaba de repetir una y otra vez tras la prueba que todavía no me lo creo, me parece que estoy en una especie de sueño. Me tendré que sentar y pensar en que esta medalla es mía Reconocía que las lágrimas que se le escaparon en el podio fueron de alegría, por todo el trabajo anterior hecho, que ha dado sus frutos finalmente Y sobre el espectacular grito que dio cuando hizo su lanzamiento bueno, el de 61,98, apuntó con su guasa jerezana que si no tengo cuerpo ni tengo músculo, por lo menos que se vea que le echo ganas Y un deseo: Que la medalla sirva para reforzar el sector de los lanzamientos femeninos, donde hay gente muy buena, como Berta Castells Cuando comenta a sus amigos que lanza jabalina, lo primero que hacen todos es sorprenderse. Primero porque se preguntan qué motivos pueden impulsar a una joven a dedicarse a esta prueba, más propia de países del Este y sin casi ningún arraigo mediático en España. Y luego porque Mercedes Chilla, con sus 169 centímetros y sus 61 kilos de peso, no da el perfil de las poderosas lanzadoras europeas. Sin embargo, a ella no le importa lo que digan porque es feliz con su trabajo Me encanta lo que hago, la forma de vida sana a la que te lleva el deporte, los viajes y los amigos que haces en cada traslado Nacida en Jerez de la Frontera, Mercedes Chilla, de 26 años, comenzó a practicar el atletismo con 16. Me encantaban todos los deportes, pero hacía principalmente balonmano y baloncesto. Como podéis ver, para ninguno de estos dos deportes doy el perfil que se exige comenta entre bromas. Así que se decidió por el atletismo y se dedicó al principio a las pruebas combinadas. De todas ellas la jabalina es la que mejor se me daba Y así empezó. Desde entonces hasta este año trabajó permanentemente en el Puma Chapí (ahora es del Valencia Terra i Mar) con el mismo entrenador, José María Vega. Como buena jerezana, Chilla se define como una persona alegre, responsable, amante de la música, el dibujo y la escultura. Además, afirma que prefiero los deportes individuales a los de equipo, porque en los primeros, tú te lo guisas y tú te lo comes Y a partir de ahí, trabajó las posibilidades que da su cuerpo. Gran parte de su entrenamiento consiste en fortalecer las piernas, no los brazos, como parecería lógico en una lanzadora de jabalina. Se entrena dos veces al día durante toda la semana, salvo el domingo, que es el día para ver al Señor y espera que su medalla, la primera femenina en el sector de lanzamientos, sirva para que a las lanzadoras se les haga un poquito más de caso.