Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 8 2006 61 Deportes Traca final de España e Higuero MANUEL FRÍAS. ENVIADO ESPECIAL GOTEMBURGO. Traca final española con el 5.000 masculino. Jesús España, el tapado del grupo, se alzó con la medalla de oro y Juan Carlos Higuero, con la de bronce. Primer oro para Jesús España en la alta competición e Higuero que se va con dos preseas, ambas de bronce, en 1.500 y 5.000, las dos primeras de su vida al aire libre. No ha estado nada mal en su experiencia de doblar ambas distancias Jesús España, el nuevo campeón continental de 5.000 que ocupa la vacante dejada en esta competición por Alberto García, había perdido protagonismo durante los dos últimos años por culpa de las lesiones, pero regresó al primer plano europeo con una victoria en los 5.000 metros cuatro años después de conseguir un bronce en el Europeo en sala de Valencia en 3.000. Si le respetan las lesiones, España tiene un futuro prometedor. La carrera apuntó táctica desde el primer momento, con todos los hombres marcando sus posiciones y cada uno jugando sus bazas. El común denominador era el conservadurismo y nadie tiraba. La razón de Higuero estaba clara: no parecía plenamente recuperado de su esfuerzo en los 1.500 y aguantó lo que pudo el ritmo que imponían delante, no excesivamente exigente, para reservarse hasta el final. Jesús España alternaba por los primeros puestos, más con vistas al marcaje de sus rivales que a la búsqueda del que podía ser su ataque definitivo. Por unas causas o por otras, España e Higuero- -Villalobos iba un poco más perdido- -estaban guardando su último cambio para el final. Baloncesto. La selección cierra con otra paliza, 87- 66 ante Argentina, su preparación para el Mundial de Japón Ganaron respectivamente el oro y el bronce de 5.000 metros en sendos endiablados Lesión clave de Craigg La ruptura decisiva se produjo a seis vueltas del final, cuando el irlandés Alistair Cragg, campeón de Europa de 3.000 en pista cubierta en Madrid 2005, dio un súbito tirón a 1.500 metros de la meta. Sólo Jesús España respondió, pero el irlandés, afectado por un calambre, rodó por los suelos unos metros después. Fue víctima de su propio esfuerzo. Este hecho provocó unos momentos de duda e incertidumbre a Jesús España, situación que aprovechó el británico Mohamed Farra para saltar a la primera posición del grupo y desatar las hostilidades finales. Sin embargo, el nacionalizado británico no consiguió marcharse en solitario. Jesús España aún estaba con él. A dos vueltas para el final el madrileño se había convertido en su sombra y Farra, que se sabía perdedor en el sprint final, se la jugó a un ataque largo. Fue entonces cuando Jesús España aprovechó el último cambio que le quedaba en las piernas para lanzarse hacia la línea de meta en un rabioso sprint con Higuero hace la V de la victoria que logró su compañero España, arrodillado en la pista AP La clave ha estado en guardar las fuerzas para el final Jesús España explicó que el secreto de su triunfo fue estar tranquilo y guardar fuerzas para el final La medalla no le ha pillado por sorpresa porque se encontraba en buena forma y fue una carrera un poco extraña en la que supo mantener la cabeza fría y la calma para no salir bruscamente a los cambios. Tuve que sprintar fuerte porque Mo apretó muchísimo, pero me di cuenta de que le superaba centímetro a centímetro y al final vi que ganaba dijo. Juan Carlos Higuero se mostró pletórico tras acabar en la tercera posición de la carrera porque nunca había ganado una medalla grande al aire libre y ahora tengo dos Espero que esto signifique que ha llegado mi madurez. Parecía que nunca iba a arrancar y parece que se ha abierto el melón comentó el burgalés, quien no sabe si hubiera ganado de haber optado tan solo por los 5.000 metros. Sí que hubiera llegado más fresco a las tres últimas vueltas. Quizá he llegado un poco cansado, pero no sé si hubiera servido para ganar comentó Higuero. Siempre lo sueñas cuando ves a grandes atletas como El Guerruj lograr dos medallas, aunque estas hayan sido de bronce. La hazaña está ahí. Estoy en una nube el británico, que le concedió una ventaja de tan solo nueve centésimas de segundo. Higuero parecía descartado cuando sonó la campana que indicaba la última vuelta, pero el burgalés reaccionó y se vio la misma lucha por la medalla de bronce que la que se estaba produciendo por la de oro metros más adelante. Sacando fuerzas de donde no las tenía e imprimiendo la velocidad propia de los 1.500 metros, Higuero fue comiendo terreno al turco Akkan, claro favorito para la medalla 60 metros antes, pero que no pudo con el burgalés. Si el anterior duelo, el del oro, se resolvió por nueve centésimas de segundo, éste fue por cinco nada más. Juan Carlos Higuero se ha convertido de esta forma en el único integrante del equipo español que ha conseguido dos medallas, lo que en el Europeo solamente han logrado los velocistas Francis Obikwelu y Kim Gevaert.