Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
60 Economía LUNES 14 8 2006 ABC DESPUÉS DE DOHA, ¿QUÉ? ntre 2001 y 2006 pareció existir la exigencia de una nueva política agraria española. Lo que se encontraba al fondo era la apertura a la competencia internacional que podía generar la ronda de Doha de la Organización Mundial de Comercio (OMC) El impacto en la economía española hubiera sido el tolerable y magníficamente expuesto por George Philippidis en el artículo Agricultural trade liberalisation in the Doha Round: impacts on Spain publicado en Economía Agraria y Recursos Naturales n 10, 2005. Tras el traspiés, perceptible en las reuniones de Cancún y Hong- Kong, Doha acaba de morir. La lápida se situó definitivamente en una reciente reJUAN VELARDE unión en Ginebra entre la FUERTES Unión Europea, Estados Unidos, Japón, India, Brasil, China y Australia. Se observó que la UE no estaba dispuesta a rebajar los derechos aduaneros de los productos rurales; que los Estados Unidos se negaban a disminuir las subvenciones para sus agricultores; que Japón era irreductible en cuanto a la apertura de sus mercados agrarios; pero ni Brasil, ni China, ni la India se mostraban ni de lejos favorables a abrir sus mercados a la competencia industrial de japoneses, norteamericanos y europeos. Nuestra agricultura, sin embargo, ¿hacia dónde debe caminar y por qué debe hacerlo así? Parece urgente abordar esta cuestión, porque, aparte de Doha, se encuentran los replanteamientos de la Política Agrícola Común (PAC) Al concluir la Guerra Fría, cesó un fuerte acicate para impulsar la producción rural europea. Por otro lado, en estos momentos, se ha presentado para los mayores financiadores de esta ayuda un muy serio problema de déficit fiscal. Simultáneamente, la masiva ampliación- -a los 25 y parece que pronto a los 27- -dentro de la Drang nach Osten tan cara a Alemania, provoca el doble impacto de reducir las financiaciones a la agricultura de los quince, y aumentar la competencia de los productos rurales de los recién incorporados. ¿Y qué decir de la presión que experimenta la UE al intentar esterilizar auges de variados integrismos musulmanes norteafricanos? La cuestión no es baladí. España también tiene que poseer un margen de seguridad en sus abastecimientos. Su sociedad no puede contemplar indiferente el despoblamiento de muchas zonas rurales, cuando, como advirtieron los profesores Benjamín García Sanz y Peña Trapero se producía una mejora en sus rentas. Incluso, una economía rica como comienza a serlo la española, debe ser capaz de permitirse el lujo del mantenimiento de ciertos paisajes- -trigales, olivares, viñedos, naranjales, praderías- -que forman ya parte de la esencia española. ¿No ha llegado la hora de que el Ministerio de Agricultura encargue a un grupo de altos expertos en cuestiones rurales, que los hay, la elaboración de un dictamen sobre por dónde debe orientarse nuestra producción rural? ¿No es el momento de cesar de reaccionar únicamente en el corto plazo? E El seguro del automóvil crece la mitad que el sector por la fuerte competencia Hasta marzo de 2006 subió un 3,2 medio punto menos que hace un año b La media de los resultados cosechados por el ramo en el último año fue positiva, pero el seguro del automóvil no atraviesa por su mejor momento Principales aseguradoras de automóviles En millones de euros Entidad 1 Mapfre Mutualidad 2 Allianz 3 Mutua Madrileña 4 Axa Aurora Ibérica 5 Zurich España 6 Línea Directa Aseguradora 7 Winterthur Seguros Generales 8 Pelayo, Mutua de Seg. 9 Caser 10 Liberty Seguros 11 Groupama Plus Ultra 12 Estrella Seguros 13 Seguros Catalana Occidente 14 Vitalicio Seguros 15 Reale Seguros Generales 16 Génesis Seguros Generales 17 Unión Aseguradora (Aegon) 18 Direct Seguros 19 P. S. N. Agrup. Mutual Aseg. (AMA) 20 Seguros Bilbao Fuente: ICEA J. H. MADRID. En 2005, el ramo del automóvil mantuvo unos resultados en la misma línea que los registrados el año anterior y arrojó, según la sociedad ICEA, un saldo en términos porcentuales del 15,3 de sus primas imputadas retenidas La siniestralidad del negocio directo y aceptado fue, según la misma fuente, del 72,7 un punto por encima de la que tenía un año antes, lo que supone que casi las tres cuartas partes de las primas se destinaron a sufragar los siniestros. Después del de vida, automóvil es el ramo más importante del seguro español por sus ingresos. Durante el pasado año, este ramo alcanzó un volumen de primas de 11.658 millones de euros, con aumento del 3,8 sobre el año anterior. Este crecimiento es muy corto, sobre todo teniendo en cuenta que la tasa de inflación de 2005 fue del 3,7 lo que supone que las primas del ramo del automóvil son prácticamente las mismas que en 2004, incrementadas sólo en el IPC. También la tasa de crecimiento del automóvil es muy baja en comparación con otros ramos, así como con la media del sector. El total de ramos no vida, del que el automóvil representa algo más del 41 creció en 2005 a un ritmo del 7,1 casi el doble que autos. Y si se compara con el total del seguro directo español, del que automóviles supone casi el 24 la diferencia es todavía un poco mayor, ya que las primas crecieron un 7,6 más del doble que las de automóviles. Las causas de este corto crecimiento parece que es- Primas 2005 2.287,96 1.184,62 1.040,20 770,77 675,32 563,79 525,32 369,17 340,08 303,49 299,63 273,73 265,12 250,01 226,92 182,64 176,56 174,62 148,10 146,00 Primas 2004 2.114,50 1.122,56 893,31 761,03 627,32 488,22 552,54 363,73 377,20 218,55 312,90 258,13 286,40 240,69 218,96 169,23 175,75 155,95 150,60 148,96 Diferencia 8,20 5,52 16,44 1,28 7,65 15,47- 4,92 1,49- 9,84 38,86- 4,24 6,04- 7,43 3,87 3,63 7,92 0,46 11,97- 1,66- 1,99 Cuota mercado 19,62 %10,16 %8,92 %6,61 %5,79 %4,84 %4,51 %3,17 %2,92 %2,60 %2,57 %2,35 %2,27 %2,14 %1,95 %1,57 %1,51 %1,50 %1,27 %1,25 Infografía ABC tán en la gran competencia que existe en este ramo, en el que según fuentes del sector hay desde hace un par de años una verdadera guerra de precios, más o menos encubierta, lo que hace que muchas entidades, aunque ninguna lo quiera reconocer, tiren las primas para deshacerse de la competencia o para mantener su cuota de mercado. Las perspectivas tampoco son mucho mejores. En los tres primeros meses del año, las primas del ramo han crecido a un ritmo de medio punto inferior al del pasado año, esto es, del 3,2 hasta los 3.214 millones. El ramo está muy pendiente de la incidencia que sobre la siniestralidad pueda tener el carné por puntos recién implantado. En julio, se- gún datos de la Dirección General de Tráfico, primer mes de implantación del carné por puntos, las víctimas mortales de accidentes de tráfico se han reducido en más de un 18 De mantenerse este descenso, las aseguradoras tendrían margen para reducir los precios, lo que a su vez volvería a incidir negativamente en el volumen de primas. Dos millones de autos sin seguro El parque automovilístico español aumentó durante el pasado año en 1,3 millones de vehículos hasta los 27,7 millones. Sobre este parque había 25.747.209 asegurados según el fichero Fiva, lo que supone, pese a la obligatoriedad del seguro, que en el pasado año circularon casi 2 millones de vehículos sin el correspondiente seguro. Los daños provocados por estos automóviles corren a cargo del Consorcio de Compensación de Seguros, ya que la mayoría de las veces los conductores son insolventes. El seguro del automóvil en España concentra la mayor parte de las primas en muy pocas entidades. La mayor de todas, Mapfre, acaparó prácticamente una quinta parte del mercado en 2005. Las tres mayores empresas concentraron el 38,7 y se acercan al 70 si se consideran las 10 principales aseguradoras del ramo. Las 20 primeras totalizan el 87,52 lo que quiere decir que entre más de una treintena de compañías ingresan menos de 1.400 millones, esto es, a una media de poco más de 40 millones por entidad.