Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 8 2006 Toros 39 Pontevedra: tres vueltas al ruedo en el arrastre para los victorinos ABC PONTEVEDRA. Hasta tres vueltas al ruedo se dieron ayer a los toros de Victorino Martín en la plaza de Pontevedra. La gente enloqueció con el juego de los toros del ganadero de Galapagar y coreó ¡Victorino, Victorino! Pepín Liria abrió la puerta grande, pero también pudieron cruzarla Luis Miguel Encabo y Antonio Ferrera de no fallar con los aceros, pues los tres brindaron un gran espectáculo. Con la plaza llena, según informa mundotoro, se lidiaron toros de Victorino; primero, cuarto y sexto, premiados con la vuelta al ruedo en el arrastre. Liria, oreja y dos orejas. Encabo, ovación y oreja. Ferrera, ovación y oreja tras aviso. Éste fue el balance cosechado en otras plazas: Barcelona. Toros de Castillejo de Huebra y José Manuel Sánchez. Luis de Pauloba, silencio en ambos. Víctor Puerto, vuelta al ruedo y ovación tras aviso. Andrés Palacios, ovación y silencio tras aviso. Miraflores de la Sierra (Madrid) Toros de Jaime Brujó. Iván Vicente, ovación y palmas. El Capea, silencio en ambos. Alberto Aguilar, que tomaba la alternativa, tres orejas. Almendralejo (Badajoz) Toros de Sánchez Ybargüen. Uceda Leal, oreja y oreja. Francisco Javier Corpas, silencio y oreja. Ambel Posada, oreja y ovación. Baeza (Jaén) Toros de Carmen y Araceli Pérez. Curro Díaz, palmas y silencio. Serafín Marín, oreja y silencio. Salvador Cortés, silencio y silencio. Marbella (Málaga) Toros de Cayetano Muñoz. Manuel Díaz El Cordobés oreja y oreja. Francisco Rivera Ordóñez, oreja en ambos. El Fandi, cuatro orejas. Perera se lleva el lote y triunfa en El Puerto Plaza de toros de El Puerto. Domingo, 13 de agosto de 2006. Menos de media entrada. Toros de Jandilla, discretos de presentación y bajos de raza. El 2 muy violento. Mejor el 3 aunque al final se rajó. También sirvió el 6 que salió en quinto lugar al cambiar turno Perera con Manzanares por indisposición del alicantino. Finito de Córdoba, de verde y azabache. Dos pinchazos y estocada atravesada (silencio) En el cuarto, tres pinchazos y casi entera atravesada (bronca) José María Manzanares, de corinto y oro. Estocada (silencio) En el quinto, estocada (oreja) Miguel Ángel Perera, de marino y oro. Estocada desprendida y descabello. Aviso (oreja) En el sexto, estocada (oreja con petición) -se corrió turno- -al encontrarse indispuesto Manzanares. Fue el quinto- -el sexto en verdad- -el toro con más trapío. También lo cuidó Miguel Ángel desde que salió por la puerta de chiqueros. Se llevó, desde luego, el lote de la tarde. Comienzo vibrante en los medios con pase cambiado por la espalda y muletazos por alto siempre quieto el torero. A la segunda serie diestra el de Jandilla se quiso rajar y lo aguantó bien Perera, que estuvo más templado y mejor al natural. Exprimió a su oponente por ambos pitones- -ligó en todo momento- -para, ya más apagado el astado, enroscarse con él en ese toreo tan típico del extremeño. La faena fue medida, algo que es de agradecer en estos tiempos. Finalizó con una estocada contundente y se desató el delirio en palmas por bulerías. Oreja aunque le pidieron con fuerza la segunda. Puerta grande no tan grande para El Cid y Salvador Vega en Huesca Á. G. ABAD HUESCA. Una presidencia sin criterio convirtió la cuarta de feria en una verbena. La bien presentada corrida de Las Monjas mereció mucho más, aunque para qué esforzarse con una tómbola en el palco. El Cid y Salvador Vega se fueron por la puerta grande, que ayer no lo fue tanto. El Cid se paseó indolente con el segundo, y al quinto lo toreó en series cortas, rápidas y sin remate. Tras una estocada, el presidente le concedió dos sorprendentes orejas. Con el anterior había sido pitado. Acelerado y bullidor, Salvador Vega alegró al público con una labor tan fácil como ayuna de hondura a un buen toro sin picar que el usía se empeñó en glorificar, premiándolo con la vuelta al ruedo. Bueno también el sexto y otra vez el torero sin apreturas y sin asiento, aunque con la espada estuvo hecho un cañón. Oreja y dos orejas. Miguel Abellán se perdió en un mar de muletazos insulsos con el primero, al que remató de una fea estocada. Porfió sin lucimiento con el parado cuarto. Oreja y silencio. FERNANDO CARRASCO EL PUERTO (CÁDIZ) Qué habrán pensado los aficionados que ayer vieron la corrida por televisión. Lo primero, que aquí, en el sur, se echan toritos en lugar de toros. Aunque se anuncie como corrida de toros. Y es que la corrida de Jandilla de ayer en El Puerto dejó mucho que desear en cuanto a presentación. Toros discretos de todo que para colmo tampoco fueron nada del otro mundo a la hora de embestir. La carencia de trapío la suplió el extremeño Miguel Ángel Perera con ganas ante el tercero de la tarde, uno de los astados destacados. Dejó atisbos con el capote y cuidó a su enemigo en el caballo. Estatuarios quieta la planta y un cambio de mano torero prologaron el inicio de faena. Repetía el de Jandilla, al que el extremeño le dio distancia y se lo trajo de lejos en una primera serie diestra ligada, bajando la mano. En la segunda fue acortando las distancias. Al tomar la zurda el animal se rajó descaradamente. Se lo llevó y ahí le sacó el partido que a él le gusta, acortando los terrenos y vaciando las embestidas sin moverse. Faena larga, pero del gusto del público. Tanto que cortó la oreja. Tuvo que actuar en quinto lugar Toreo de quilates de Manzanares Manzanares tuvo un primer toro brusco a más no poder. Anduvo firme el alicantino, que intentó sin éxito alguno bajarle la cara. Me queda la duda de si no debió fajarse más con el astado hasta ahormarlo. Escrito está antes que Manzanares cambió turno con Perera por indisposición. Y salió con renovadas energías. Así lo dejó entrever en los lances de recibo. Lo cuidó en el caballo. Anduvo templado el torero y le echó los arrestos suficientes para aguantarlo cuando no repetía. Dibujó redondos profundos. Toreo de muchos quilates. Muy por encima este nuevo Manzanares, que sigue dando una extraordinaria dimensión. La estocada ya valía la oreja. Finito de Córdoba pasó como una sombra por El Puerto. Despegado y sin confiarse ante su primero con el capote, dejó que dieran en el caballo al cuarto, al que macheteó con brevedad El cordobés vino, mató su lote y se fue. Pues qué bien. José Miguel Callejón, premiado en Las Ventas ABC MADRID. El rejoneador José Miguel Callejón cortó una oreja en Las Ventas en la primera corrida de la miniferia de La Paloma. Con menos de un cuarto de entrada, se lidiaron toros de La Cardenilla, de juego desigual. Francisco Benito, silencio. Genaro Tent, vuelta al ruedo. Callejón, oreja. Javier San José, palmas. José Luis Cañaveral, vuelta al ruedo tras petición. Paulo Jorge Santos, silencio tras aviso. Ventura brilla en la apertura de la Semana Grande de San Sebastián El rejoneador Diego Ventura realizó lo más brillante y cortó dos orejas en la apertura de la Semana Grande de San Sebastián: una en su primero y otra en collera con Leonardo Hernández hijo. Con media entrada, se lidiaron toros de Luis Terrón, de juego desigual; destacaron segundo y tercero. Éste fue el balance de los caballeros: Sergio Vegas, ovación; Diego Ventura, oreja; Joao Moura hijo, silencio; Leonardo Hernández hijo, silencio; Vegas- Moura, vuelta al ruedo con protestas; Ventura- Hernández, oreja. En la imagen, Diego Ventura en un momento de su actuación. EFE