Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 8 06 EN PORTADA Un aspecto de la espectacular escenografía diseñada por el argentino Hugo de Ana para la ópera Tosca de Puccini val veronés se encuentra Franco Zeffirelli, que firma este año tres de las cinco producciones programadas: Aida Carmen -donde cuenta, como es habitual, con la colaboración de la compañía española de El Camborio y Lucía Real- -y Madama Butterfly Las otras dos son Cavalleria Rusticana y Pagliacci (en programa doble dirigida escénicamente por el belga Gilbert Defló (con escenografía de William Orlandi) y Tosca que lleva la firma del argentino Hugo de Ana, bien conocido por el público español. Cavalleria rusticana y Pagliacci han conformado la producción estrella de este año. Varias de sus funciones han estado protagonizadas por el tenor argentino José Cura, ganador del premio Zenatello al artista más destacado de la temporada pasada. Su voz, su vehemencia y su personalidad son perfectas para la Arena, que le ha acogido como uno de sus más queridos cantantes. Su triunfo tanto en el personaje de Turiddu Cavalleria Rusticana como en el de Canio Pagliacci fue extraordinario. Aida es la ópera más representada en la historia de la Arena de Verona; dentro de unos días alcanzará las quinientas funciones, y desde principios de los ochenta se ha ofrecido prácticamente todos los años. Le siguen Carmen (167 representaciones hasta el pasado festival) Nabucco (146) Turandot (108) y La traviata (85) cinco obras proclives a la monumentalidad (aunque Aida sea, salvo en momentos puntuales, como el desfile de la victoria, casi una ópera de cámara) y que han permitido a los directores de escena y escenógrafos competir en medios y en espectacularidad. A esta monumentalidad contribuyen también la orquesta, con más de ciento veinte profesores; el coro, compuesto este año por ciento sesenta y ocho cantantes; y el ballet, de cincuenta y ocho bailarines. Todo un reto para los directores de escena. Arena de Verona Peregrinos del Do de pecho (Viene de la página anterior) Zenatello quien primero vio las posibilidades de la Arena como escenario operístico. Convenció primero al empresario Ottone Rovato y después al director de orquesta Tullio Serafin, y el 10 de agosto de 1913 se ofreció, como homenaje a Giuseppe Verdi en el centenario de su nacimiento, Aida El propio Zenatello cantó el papel de Radamés junto a la mezzo barcelonesa María Gay, que poco después se convertiría en su mujer. Compositores como Giacomo Puccini o Pietro Mascagni estuvieron presentes en aquella primera representación, prólogo de un festival que se ha celebrado anualmente, con las lógicas interrupciones de los períodos bélicos, y que este año celebra su 84 edición. Pocos cantantes se han resistido al embrujo de la Arena de Verona, un coliseo de forma elíptica de 140 x 110 metros, que puede albergar más de 15.000 espectadores. En 1947, y gracias también al empuje de Giovanni Zenatello, debutó María Callas con La Gioconda Entre los españoles, Plácido Domingo, Montserrat Caballé, José Carreras o Jaime Aragall han probado también la excepcional acústica del recinto, que permite que los cantantes puedan ser oídos en todos sus rincones a pesar de encontrarse al aire libre y de la gran distancia existente entre el escenario y los espectadores más alejados. La monumentalidad es una de las principales características de las producciones de la Arena de Verona. No es extraño, con un escenario de 47 metros de boca y 28 de profundidad (prácticamente la mitad de un campo de fútbol) que ofrece unas extraordinarias posibilidades a los escenógrafos y directores de escena. Entre los más asiduos del festi- José Cura, protagonista de Cavalleria rusticana y Pagliacci la producción estrella de este año, es por vehemencia y voz un artista perfecto para Verona Medio millón de espectadores Cada año, medio millón de peregrinos llegan hasta Verona para asistir a las representaciones operísticas. Italia y la vecina Alemania son sus principales procedencias. Desde finales de junio (este año la primera función se ofreció el día 24 de ese mes) hasta finales de agosto (el festival se clausura- José Cura en Pagliacci en la edición de este año