Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 8 2006 29 Madrid El Senado devuelve a Tenerife una momia guanche que se encontraba en Madrid desde hace 200 años Abandonan a un bebé envuelto en una bolsa de plástico en un portal de Castelló La niña, que se encuentra en buen estado, fue hallada por un vecino que regresaba de vacaciones b La Policía buscaba ayer en las inmediaciones a una pareja que pasó por el lugar con una bolsa blanca. Por sus rasgos, la pequeña podría ser suramericana SARAH ALLER MADRID. El barrio de Salamanca despertó ayer de su siesta con el llanto de una niña. A las espaldas del colegio Nuestra Señora del Pilar, en pleno distrito acomodado de la capital, una pequeña de apenas quince días era abandonada en un portal a los pies de una jardinera. Ni un alma pasaba por la calle Castelló cuando su madre, quizá, se desprendía del bebé en plena vía. Envuelta en una bolsa de plástico, convertida en un improvisado capazo, la criatura debió permanecer allí un rato, en el número 63, muy cerca de su intersección con Don Ramón de la Cruz. La suerte quiso que llegara un vecino, un joven abogado que regresaba ayer de sus vacaciones en la sierra madrileña y que nunca hubiera imaginado un retorno semejante. Cuando se disponía a entrar en el portal, algo le llamó la atención en un rincón de la entrada, junto a la jardinera. Parecía un canasto. Al mirar dentro, la pequeña rompió a llorar. Lo que vino después, forma parte del triste relato de cualquier abandono. mas propios de abandono, es decir, mala alimentación y poca higiene. Después de ser examinada en la UVI del Samur, la pequeña fue trasladada al Hospital Niño Jesús, donde ahora se recupera de la dramática aventura que le ha tocado vivir. Mientras, en las inmediaciones del número 63 de Castelló, pocos inquilinos se hallaban en sus viviendas y, los que estaban, se mostraban incomodados y optaron por no hablar. Hasta el portero, que acababa de levantarse de su siesta, dudaba de que el hallazgo se hubiera producido en el portal del inmueble. El Marcelino pan y vino Quien sí relató lo sucedido fue el portero de una finca cercana, en el número 40 de la calle Don Ramón de la Cruz. Francisco acababa de bajar a la portería cuando se topó con patrullas municipales y un par de ambulancias. Primero pensé que era un robo y quise asomarme, pero la policía se acercó rápidamente hasta aquí y me preguntó si había visto pasar a un pareja De hecho, en ese momento, cuando el bebé aún estaba bajo examen médico en la ambulancia, los agentes ya rastreaban la zona en busca de un hombre y una mujer que habían sido vistos en las inmediaciones portando una bolsa blanca de gran tamaño. Es el Marcelino pan y vino del barrio de Salamanca comentaba uno de los pocos vecinos del inmueble que se encontraba en el edificio y quiso hacer declaraciones. Lo cierto es que ni en Castelló ni en las calles adyacentes paseaba ni un alma a esas horas. Medio Madrid, al menos en ese barrio, estaba ayer de vacaciones. Sólo una pareja de ingleses, acompañados de su hija, se topó de bruces con el suceso. Pasaron justo cuando el chico acababa de encontrar a la niña relata Francisco. Contaban que el bebé estaba muy escocido, de no haberle cambiado. No paraba de llorar La pequeña fue hallada en el portal del inmueble VÍCTOR INCHAUSTI Tres historias de abandono en municipios de la región MADRID. La del bebé de la calle Castelló no es la única historia de abandono que ha tenido como escenario las calles de la región. En las Navidades pasadas, alguien se desprendía de un niño recién nacido en un portal de Mejorada del Campo. Tenía el cordón umbilical mal anudado, pero estaba abrigado por una chaqueta de mujer y se encontraba en buen estado. Un timbrazo alertaba entonces a los vecinos, que se encontraron al pequeño en pleno llanto. En abril, otro municipio de la región, Rivas- Vaciamadrid, era protagonista de un suceso semejante. Una vecina alertó a la Policía Local tras observar desde su ventana cómo una mujer abandonaba a un niño. El pequeño, que también sobrevivió, fue rescatado de entre unos matorrales. Peor suerte corrió un bebé de Moralzarzal, que fue hallado muerto en 2004 en un contenedor de basura. Lo hallaron dentro de una bolsa, con el cordón umbilical y papeles en la boca. Sin signos de maltrato Tras dar aviso al 112, hacia las seis menos cuarto de la tarde, se desplazaron al lugar de los hechos dos patrullas de la Policía Municipal y dos unidades del Samur- Protección Civil. Según fuentes de Emergencias Madrid, el bebé tiene entre 7 y 15 días de vida y, de acuerdo con la primera inspección médica que se le practicó en la ambulancia, la pequeña se encuentra en perfecto estado. No tiene enfermedades aparentes ni signos de maltrato, sólo sínto-