Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC LUNES 14 8 2006 Nacional 15 EL DRAMA DE LOS INCENDIOS Los vecinos del Puerto de San Vicente, en Toledo, regresan a casa tras el incendio que arrasó 2.100 hectáreas de monte Sentimos auténtico miedo, veíamos las llamas desde casa y mucho humo personas fueron evacuadas a Nava de Ricomalillo, donde pasaron la noche en domicilios particulares, un centro educativo y una residencia de ancianos D. T. AGENCIAS TOLEDO. El incendio que se originó sobre las dos de la tarde del sábado en el término cacereño de Carrascalejo, fue extinguido a las seis menos veinte de la tarde de ayer. En las más de 28 horas que estuvo activo calcinó al menos 2.100 hectáreas de monte forestal tras su extensión en paralelo desde esta localidad al municipio toledano de Mohedas de la Jara y descendiendo hasta el Puerto de San Vicente. La superficie calcinada ha quemado 800 hectáreas de zonas arboladas, 600 de monte bajo y 700 de pasto. La llegada del fuego a la provincia de Toledo supuso que un total de 153 personas del Puerto de San Vicente tuvieran que ser evacuadas de sus hogares hasta la localidad de La Nava de Ricomalillo por el humo generado en el municipio, tras la ejecución de un cortafuegos para intentar sofocarlo. El fuego no afectó a ninguna persona ni al municipio toledano. b Un total de 189 Para la Junta de Extremadura, es intencionado Parece que el incendio se originó de forma intencionada. Así al menos lo creen fuentes de la Consejería de Desarrollo Rural de Extremadura y así lo señalaba ayer en un comunicado el Gobierno de Castilla- La Mancha, que informó, además, de la visita, durante la mañana, del consejero de Medio Ambiente y Desarrollo Rural, José Luis Martínez Guijarro, a la zona afectada por el fuego. Más de 200 personas, diferentes medios aéreos y maquinaria pesada del Operativo de Extinción de Incendios del Gobierno de Castilla- La Mancha continuaban ayer trabajando hasta la extinción del fuego, a media tarde, y que ha quemado un total de 800 hectáreas de zonas arboladas, 600 de monte bajo y 700 de pastizal. El consejero de Medio ambiente Castilla- La Mancha recorrió la zona afectada y se reunió con los alcaldes de Mohedas de la Jara y Puerto de San Vicente para evaluar la situación. recuerdan los momentos de intranquilidad que pasaron porque sentimos auténtico miedo, ya que veíamos las llamas desde casa y había mucho humo dijo a Efe. La colaboración ciudadana hizo posible que la evacuación de la zona del pueblo más próxima al incendio transcurriese en orden porque la gente que tenía niños los montó en los coches y se fueron rápido, y sólo se quedaron personas mayores por si tenían que colaborar añadió esta vecina, quien ex- plicó que algunos tenían preparadas mangueras por si el fuego se acercaba a sus casas Voluntarios, con los vecinos Las agrupaciones de voluntarios de Protección Civil de Talavera de la Reina, Puente del Arzobispo y Alcaudete de la Jara estuvieron en todo momento pendientes de los vecinos desalojados, que a la salida del sol comenzaron a regresar a sus hogares. El alcalde del Puerto de San Vicente, Javier González, dijo que es muy triste como ha quedado la zona, porque se ha quemado todo el monte autóctono y de pino de las localidades de Carrascalejo, Mohedas de la Jara y Puerto de San Vicente Lo único positivo para el alcalde es que, al menos, no ha habido que lamentar desgracias personales porque la evacuación fue rápida Intervinieron en la extinción 11 helicópteros; 5 aviones; 16 retenes, varios bulldozer y una brigada de refuerzo Despliegue de medios En la extinción del fuego participaron once helicópteros- -seis de Extremadura (Infoex) y cinco de Toledo- siete retenes de tierra (seis del Infoex y uno de Toledo) dos aviones de coordinación (uno del Infoex uno de Medio Ambiente con base en Sevilla) tres hidroaviones (uno con base en Talavera y dos con base en Salamanca) nueve retenes helitransportados (cuatro del Infoex y cinco de Toledo) una brigada de refuerzo y cinco bulldozer. Además, en la coordinación intervinieron cuatro agentes de Medio Ambiente, dos técnicos de apoyo y una Unidad Móvil de Meteorología y Transmisiones del Ministerio de Medio Ambiente. A los vecinos del Puerto de San Vicente que huyeron del pueblo en sus vehículos particulares se unieron unos 153 más, que a bordo de dos autobuses y dos ambulancias, hasta sumar un total de 189 personas, que fueron trasladadas a la localidad vecina de La Nava de Ricomalillo, donde fueron alojados en casas particulares, un hostal, un centro educativo y en una residencia de ancianos. A su regreso a casa, con la salida del sol y una vez alejado el peligro de las llamas, encontraron todo como lo dejaron ya que, finalmente, el fuego que amenazaba sus viviendas pudo ser controlado por los servicios contra incendios. Eso sí, algunos vecinos, como Isabel, vieron tan cerca el fuego que aún Vecinos desalojados del Puerto de San Vicente reciben atención en una residencia de La Nava de Ricomalillo EFE El incendio de Calasanz, en Huesca, pudo ser provocado por un agricultor al quemar un enjambre de abejas ROBERTO PÉREZ HUESCA. Los efectivos que trabajaban ayer en las labores de extinción del incendio que se declaró el sábado en las inmediaciones de Peralta de la Sal, en el núcleo de Calasanz, situado en la Comarca de La Litera (franja oriental de Huesca) confíaban en que quedaría controlado a primeras ho- ras de la noche, indicaron desde el Gobierno de Aragón, aunque en el lugar permanecerían durante toda la noche cuatro cuadrillas terrestres, tres camiones autobombas y dos bulldozer, para prevenir posibles rebrotes, mientras que los medios aéreos comenzaron su retirada alrededor de las ocho de la tarde. A la hora de ce- rrar esta edición el fuego, que llegó a alcanzar un frente de 15 kilómetros y obligo a desalojar algunas casas de Gabasa y Calasanz, no había avanzado y permanecía estable, aunque según lo técnicos había afectado ya a 800 ó 900 hectáreas de pinar, carrasca, monte bajo y zonas de cultivo. Entre las dos y las cinco de la tarde se produjeron pequeños rebrotes, debido a la subida de las temperaturas, que fueron sofocados de inmediato. Al parecer, el incendio fue provocado el pasado sábado por un agricultor de la zona al quemar un enjambre de abejas.