Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14 Nacional EL DRAMA DE LOS INCENDIOS LUNES 14 8 2006 ABC Un bombero combate uno de los fuegos que asuelan Galicia, en este caso en Ameixenda, en Cee AFP Un oficial de bomberos de Madrid insinúa que los fuegos de Galicia son provocados, aunque otros compañeros prefieren hablar de causas naturales. Sea como sea, los bomberos madrileños echan el resto contra los incendios de la desolación Consigues apagar uno y salta otro TEXTO: A. L. MADRID. La mayoría de los incendios son provocados. Consigues apagar un frente y salta otro no lejos de allí, probablemente provocado. Es una situación que no tiene parangón Así de tajante se expresa Roberto Prieto, el oficial de bomberos de la Comunidad de Madrid que ha estado al mando de los efectivos que ha enviado la región para ayudar a combatir el fuego gallego. Prieto muestra, además, su indignación por cómo sus titánicos esfuerzos son echados por tierra por unos pocos desalmados. Apagar un incendio implica que te lo van a reiniciar por otro lado, por lo que la única solución es dejar los incendios correr, y, cuando se acercan a una población y hay un riesgo moderado, proteger a sus habitantes y sus casas explicó a la agencia Efe. Sin descanso Es la desesperación propia de quien lucha contra las llamas y también contra el cansancio de un trabajo casi sobrehumano. Intentamos programar descansos, pero cuando salimos a trabajar sabemos que de principio a fin no vamos a parar, y si paras en un sitio ya te están llamando desde otro Prieto y sus hombres ya han vuelto a casa, seguramente tristes por dejar atrás un paisaje envuelto en llamas, pero también orgullosos, ya que su trabajo ha ayudado a los gallegos, desolados desde hace hoy ya diez días. El oficial que sustituye a Prieto desde el viernes, Aitor Soler, no quiso, en declaraciones a ABC, suscribir el juicio apuntado por su compañero sobre la intencionalidad de los incendios. Soler, que apenas lleva un par de días en Galicia, asegura que cuando estaban apagando algunos fuegos otros focos se reactivaban, pero por factores naturales Hemos visto otros focos que salen con más fuerza porque cogen un gran impulso por la acción del viento dijo Aitor Soler, quien habló con este periódico en uno de los escasos descansos que entre fuego y fuego tienen los bomberos, que cumplen turnos de trabajo de 12 horas. Ahora mismo estamos metidos en una especie de niebla inmensa y da la sensación de que todo está incendiado, de que hay fuegos por todos lo sitios dice este oficial de los bomberos madrileños, quien reconoce que los fuegos contra los que ha luchado en Madrid tienen unas dimensiones bastante más pequeñas. Como los compañeros que le precedieron, hace hincapié en que nuestro enemigo principal es el cansancio Y habla de que es mejor reservar fuerzas en algunos momentos. Empiezas con muchas ganas, con mucho ímpetu. Te tiras contra las llamas para apagarlas cuando las ver venir. Pero el cansancio es luego mucho mayor. Es preferible hacerlo con más cabeza, guardando fuerzas explica desde la experiencia. La forma de trabajar no es fácil, hay que coordinarse con otros muchos compañeros, voluntarios, etcétera, para que las labores sean fructíferas. Nosotros nos ponemos en contacto con la Xunta y ellos nos dirigen. Un técnico forestal de la Xunta viene con todos los bomberos; él se mueve por la zona que tiene asignada y va repartiendo a los bomberos según las necesidades en cada momento La mayoría de los incendios son provocados. Es una situación que no tiene parangón Todo aquí impresiona demasiado Soler no acierta a responder qué le ha impresionado más. Se queda sin palabras mientras le da vueltas a la pregunta, y, al final, murmura: Todo aquí impresiona demasiado...