Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 8 2006 75 Deportes ¡Y pensar que se la quería perder! MANUEL FRÍAS, ENVIADO ESPECIAL GOTEMBURGO. Convencida cuando ya tenía las maletas hechas para volver a casa, superando un difícil proceso de recuperación, con capacidad ilimitada de sufrimiento y de aguante ante las acometidas de sus rivales en carrera, con poder de respuesta y, sobre todo, con carácter, con mucho carácter. Fue una victoria al más puro estilo Marta Domínguez. Si las medallas tienen todas su glosa, la obtenida ayer por la atleta palentina merece un párrafo más porque entra en el plano de la gesta, de las que gustan a los aficionados cuando ven a un atleta vaciarse en la pista como lo hace Marta Domínguez para sacar ese plus extra de velocidad (que no se sabe bien dónde se guarda) en la última recta, cuando todas las rivales están muertas. Así es Marta Domínguez, la atleta a la que nunca hay que descartar cuando pasa en el grupo de cabeza por el toque de campana. Y eso que lo saben todas las atletas del circuito. Marta Domínguez es la peor rival en la última recta y hay que intentar echarla cuanto antes. Si no, estás perdido. Pero no pudieron. Pese a sus dolores en las piernas después de correr un 10.000 y pese a las dudas de su mente, Marta Domínguez se plantó en la línea de salida mientras a la hora de buscar favoritas se miraba para otro lado. Baloncesto. La selección española también arrolla (80- 65) a Serbia y suma su octavo triunfo premundial Marta Domínguez gana el oro en 5.000 con la mejor marca de la historia de los Europeos Marta Domínguez alza el puño al cruzar la meta por delante de la rusa Shobukhova AP Quinto oro femenino Marta Domínguez es la única atleta española que ha ganado dos medallas de oro en la alta competición. A la de ayer hay que sumar la que consiguió hace cuatro años en Múnich. Uno Mundial y cuatro en Europeos. Hasta ahora son cinco los oros conquistados por atletas españolas: uno en un Mundial (Niurka Montalvo, en longitud, en 1999) y cuatro en Europeos. A los dos de Marta hay que añadir el de Glory Alozie en 100 vallas en 2002 y el de Mari Cruz Díaz en 10 kilómetros marcha en 1986. Ritmo cómodo al principio La carrera- -así son casi siempre en los campeonatos- -salió táctica y así Marta se desenvolvió como pez en el agua. La rusa Shobukhova fue la primera en marcar el ritmo (3: 04 en el primer mil) y le siguió la bielorrusa Kratsova (6: 09 en el dos mil) Pero esta cadencia no le agradaba nada a la británica Pavey, una atleta de buena velocidad- crucero pero de pésimo sprint. Y no era cuestión de llegar junto a la rusa o a la plusmarquista mundial, la turca Abeylegesse, también dolida por su fiasco en 10.000. Por eso aceleró la carrera (se pasó el siguiente mil en 2: 56) en busca del desgaste mayor posible de las demás. Y puso al grupo en fila y disgregado. Pero se quedó con la peor compañía posible porque seguían junto a ella la rusa Shobukhoba, la etíope nacionalizada turca Abeylegesse y Marta, que no se despegaba de ninguna de las maneras. Pavey intentó un segundo cambio, pero el cuarteto siguió unido. La única diferencia es que sacó más ventaja al grupo perseguidor. Sólo quedó claro que en esa lucha por las tres medallas sobraba una. Y esa fue la propia Pavey, la que dio la cara, como casi siempre suele ocurrir también. Shobukhova y Abeylegesse lanzaron su ataque a falta de 300 metros. El cambio de ritmo dejó a Pavey fuera de la lucha. Pero no a Marta, que seguía pegada a sus otras dos rivales como una lapa. La rusa lo intentó una segunda vez, pero cedió la turca, no la española. Y juntas entraron en la última curva. Y allí, a la salida, Marta Domínguez vio un hueco y que aún le quedaba un cambio en sus maltrechas piernas. Y no lo dudó. La mente estaba clara. Salió con garra, con fuerza. La meta era su objetivo. Y las demás se quedaron sin respuesta. Como pasa siempre que ataca la palentina. Oro de gloria y marca para enmarcar: 14: 56.18, la final más rápida corrida en un Campeonato de Europa. Casi nada. ¡Y se la quería perder! Medallero País Rusia Bielorrusia Alemania Suecia Francia Bélgica España Portugal Finlandia Grecia Rep. Checa Bulgaria Noruega Italia Letonia Lituania Reino Unido Polonia Ucrania Estonia Hungría Irlanda Holanda Serbia Rumania Dinamarca Eslovenia Turquía Oro 8 4 3 3 3 3 2 2 1 1 1 1 1 1 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Plata 11 2 3 1 0 0 3 0 2 2 1 1 1 0 0 0 2 2 1 1 1 1 1 1 0 0 0 0 Bronce Total 9 1 2 2 2 0 2 1 0 0 1 0 0 1 0 0 4 2 2 1 0 0 0 0 2 1 1 1 28 7 8 6 5 3 7 3 3 3 3 2 2 2 1 1 6 4 3 2 1 1 1 1 2 1 1 1 Infografía ABC No vine para ser campeona de 5.000, pero se corre mejor sin presión Marta Domínguez era la primera sorprendida por su impresionante triunfo. No había venido a ser campeona de 5.000, sino de 10.000, pero he corrido sin presión y así es más fácil ganar Sobre su famosa conversación con el presidente Odriozola dijo que he corrido gracias a él. Me surgieron muchas dudas tras el séptimo puesto en 10.000, que me supo a poco. Pero me dijo que si salía una carrera táctica, como así pensaba que sería, ganaría. Él ha puesto la cabeza y yo las piernas De la carrera en sí comentó que al principio tenía mucho miedo porque aún tenía el 10.000 en las piernas pero que poco a poco lo fue superando. La carrera me ha ido al pelo, se ha ido pasando a 3: 06 y 3: 02 el kilómetro y he estado cómoda, aunque el palmarés de mis rivales asustaba. Cuando nos quedamos cuatro sólo quería una medalla, aunque fuese la de bronce, pero en la última curva vi un hueco y me colé. Sólo me sentí ganadora a tres metros para el final