Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 8 2006 35 Madrid Más de 6.600 socorristas están inscritos para vigilar las piscinas de la Comunidad Una nube de humo que podría llegar de los fuegos gallegos envuelve Madrid varias horas Meteorología tampoco descarta los incendios que arrasan Oporto como origen del fenómeno b Un intenso olor a quemado puso en alerta a media región. El 112 recibió una treintena de avisos y se buscó el fuego en patrullas terrestres e incluso en helicóptero SARAH ALLER MADRID. Calima espesa acompañada de un intenso olor a quemado. Así describieron ayer muchos madrileños la repentina bruma que envolvió parte de la Comunidad al mediodía. El teléfono de emergencias 112 recibió una treintena de llamadas desde todo el norte de la región. Policías locales, particulares... todos barruntaban fuego pero nadie encontraba las llamas. Ni las patrullas de agentes que peinaron los términos municipales, ni el helicóptero de Bomberos de la Comunidad que sobrevoló la sierra norte encontró indicios. Ni los encontrará, porque el foco de ese fuego invisible que trajo en jaque a media sierra podría estar a miles de kilómetros de la comunidad madrileña. Según las hipótesis que baraja el Instituto Nacional de Meteorología, la bruma que oscureció el cielo de Madrid vino desde Galicia, que sigue ardiendo por los cuatro costados y lanzando intensas bocanadas de humo que el viento maneja a su antojo. El fenómeno, por sorprendente que parezca, dada la distancia que separa Madrid de Galicia, parece posible. Así lo aseguraban ayer en el Instituto, que apoya su teoría en la dirección de los vientos. Según Ángel Rivera, portavoz del organismo, el viento sobre todo en capas bajas de la atmósfera, soplaba del oeste y noroeste hacia la zona centro lo que ha podido facilitar el desplazamiento de masas de humo procedentes de los fuegos gallegos que se encontraban ya en el océano. Los incendios que también arrasan el país luso, especialmente Oporto, tampoco se des- La bruma que se instaló sobre Madrid originó más de 30 llamadas a Emergencias y patrullas en varios municipios cartan como origen del fenómeno. En el Corredor del Henares, incluso, se han detectado niveles elevados de partículas en suspensión en el aire, que también podrían estar relacionados. De momento, la Comunidad ya ha alertado a la población de la zona para que tome precauciones, especialmente en el caso de menores y ancianos. Sea cual sea el origen, lo cierto es que la luz se volvió tenue al mediodía. La alargada sombra de la tragedia gallega hizo que Madrid se pusiera en alerta. un intenso olor a plástico o cables quemados Todos los avisos procedían del norte. En Miraflores, Soto del Real, Colmenar Viejo, Guadalix, Pozuelo o Galapagar, muchos vecinos miraban al horizonte en busca de unas llamas que no parecían estar lejos. Las torres de vigilancia del cuerpo de Bomberos no revelaron foco alguno y el helicóptero que sobrevoló la región, tampoco. El Instituto Nacional de Meteorología le encontró entonces una explicación al fenómeno. El humo gallego o luso había llegado a la región y el giro de los vientos al norte lo hizo desaparecer tal cual vino. A muchos, sin embargo, les puso en alerta. En el puesto de la policía local de Colmenar Viejo, por ejemplo, se patrulló todo el término municipal en busca del fuego invisi- VÍCTOR INCHAUSTI ble Olía a humo y hemos recibido llamadas de vecinos Desde Pozuelo, el skyline de Madrid se veía envuelto en bruma y en la propia capital hubo vecinos que olieron a quemado. El cielo quedó blanquecino decía un vecino de Galapagar. Como en el incendio de Guadalajara La calidad del aire, sin embargo, permaneció invariable. Según Emergencias 112, las estaciones de medición de la calidad del aire que Medio Ambiente tiene diseminadas por la Comunidad arrojaban valores dentro de los rangos normales Desde Meteorología apuntan, sin embargo, que no es la primera vez que ocurre. En el incendio de Guadalajara, hubo penachos, casi estelas, que alcanzaron Zaragoza Se buscó por tierra y por aire Según fuentes de Emergencias 112, las primeras llamadas de aviso se recibieron hacia la una del mediodía, incluidas las de varios puestos de policía local. Describían una nube de humo y