Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 8 2006 Internacional 33 EL DESAFÍO TERRORISTA GLOBAL Los musulmanes británicos exigen a Blair que cambie de política exterior En una carta abierta, advierten que sólo así se evitarán los atentados b Las organizaciones islámicas IMPASIBLE EL ADEMÁN o confundamos la señal. La operación antiterrorista de Londres nos indica lo contrario de lo que parece. No significa que al terrorismo islamo- fascista se le pueda frenar en las puertas de embarque de los aeropuertos. Por el contrario, nos enseña que es imprescindible recopilar información, que hay que hacer múltiples operaciones secretas en colaboración con nuestros aliados, que debemos aceptar que estos terroristas han impuesto restricciones a nuestras libertades por las que nuestras cuentas bancarias u otros datos personales- -antes de tomar un vuelo- -pueden ser investigados. Mientras esa alianRAMÓN za de vagos intereses fiPÉREZ- MAURA lo islámicos llamada Al Qaida planea la destrucción de nuestra civilización, nuestras ondas radiofónicas se llenan de comentaristas que continúan echando la culpa de todo lo que nos sucede a los Estados Unidos. Y ahora, algún viejo comunista, impasible el ademán, nos explica cuánto mejor nos iría si dialogásemos con los que quieren finiquitarnos. Mientras sigamos gobernados por razonamientos sociopolíticos del siglo XX perderemos esta guerra irremisiblemente. Si, frente a los terroristas que querían perpetrar la barbarie de derribar diez aviones, nos ponemos a echar la culpa a la Administración Bush, estamos muertos. Aunque a algunos les cueste aceptarlo, conviene hablar con claridad y decir que este terrorismo no conoce fronteras, por lo que ningún intento por luchar contra él puede ser constreñido por éstas. De esta lucha podemos aprender tendencias: una vez más, Pakistán aparece como cuna de terroristas; de nuevo, el régimen de Musharraf ha ayudado en la desarticulación; otra vez, como lo intentara Ramzi Yusef sobre el Pacífico en 1995, se ha intentado derribar aviones. Pero mientras nosotros seguíamos buscando en los equipajes de los pasajeros cuchillas para cortar cartones del tipo de las empleadas el 11- S, los terroristas han dado un paso adelante intentando emplear nuevas sustancias no detectables en los controles de seguridad habituales. La marea sigue subiendo y son muchos los que parecen encantados de mantener impasible el ademán. Las sociedades libres afrontan una amenaza a su existencia como ninguna otra que hayamos conocido. Apenas hemos puesto algunos diques de contención y son muchos los que al otro lado están dispuestos a seguir elevando el nivel de las aguas en esta guerra como ninguna otra en tiempos modernos. Una guerra en la que la clave, entendámoslo, es impedir los actos hostiles antes de que se produzcan, no reaccionar a ellos e intentar castigar a quien los perpetra. ¿O acaso puede alguien sugerir qué castigo se hubiera podido aplicar a los terroristas suicidas que pensaban derribar esos aviones, una vez que estuvieran ya inmolados en medio del Atlántico? Se llama guerra preventiva. N son conscientes de que representan a casi dos millones de ciudadanos y que son claves en algunos distritos electorales MARCELO JUSTO. SERVICIO ESPECIAL LONDRES. Como británicos musulmanes, pensamos que la actual política exterior británica pone en peligro a civiles en el Reino Unido y en el extranjero. La debacle de Irak y el fracaso para impedir los ataques a civiles en Oriente Próximo no sólo aumenta el número de muertes de gente común y corriente allá, sino que es un arma ideal para los extremistas que atacan nuestro país Con esta bofetada al Gobierno, la carta abierta a Tony Blair firmada por 38 organizaciones islámicas británicas, tres diputados y otros tantos lores musulmanes acusó ayer al laborismo de fomentar involuntariamente hechos terroristas como el presunto complot para hacer explotar aviones transatlánticos desbaratado el jueves. Dura respuesta del Gobierno El aparente complot terrorista ha puesto otra vez en el candelero la relación de la sociedad británica con la minoría musulmana, tensada ya por los atentados del 7- J. Conscientes de que representan a casi dos millones de personas y que son claves en algunos distritos electorales, los musulmanes ponen al 10 de Downing Street en el centro del debate. Exhortamos al Gobierno a que redoble sus esfuerzos para derrotar al terrorismo y que cambie nuestra política exterior para mostrar al mundo que nosotros valoramos la vida de civiles, sean de donde sean dice la misiva. Los tres diputados firmantes son laboristas que no sólo representan la voz islámica del partido sino el sentir de muchos otros del sector Un policía patrulla por la terminal 4 del aeropuerto de Heathrow oficial que han criticado abiertamente la política de alineamiento incondicional de Blair con el presidente estadounidense George Bush a partir de los atentados del 11 de septiembre. Uno de ellos, Sadiq Khan, señaló al matutino The Guardian que esa política exterior le creaba serios problemas a la hora de presentarse ante los jóvenes musulmanes como alternativa a las voces más radicales del islam que perciben el Reino Unido y el mundo como el escena- REUTERS rio de un choque de civilizaciones. Todos con los que hablo sienten que la política exterior es injusta. Esto favorece a los extremistas dijo Khan. El Gobierno de Tony Blair reaccionó con dureza a la carta. Al Qaida comenzó a matar inocentes en los 90. Mató musulmanes mucho antes del 11 de septiembre y la invasión de Irak. Sugerir que Al Qaida está motivado por un desacuerdo sobre política exterior es un error señaló un portavoz del Gobierno. Scotland Yard pone en libertad a uno de los 24 detenidos y sigue la pista paquistaní M. J. LONDRES. La Policía británica continúa interrogando a 23 de los 24 detenidos desde el jueves por el presunto complot para hacer detonar explosivos en vuelos transatlánticos. La Policía obtuvo un nuevo plazo para proseguir con el interrogatorio hasta el miércoles, pero puso en libertad a una persona que ten- drá que comparecer ante una audiencia judicial el lunes para que se decida su situación. Mientras tanto, la pista paquistaní apunta con más fuerza a un vínculo directo con Al Qaida. Según el Ministerio del Interior de Pakistán, Rashid Rauf, arrestado por la Policía en la zona fronteriza con Afganistán y hermano de dos de los detenidos en Birmingham el jueves por la madrugada, tiene vínculos directos con Al Qaida. Por otra parte, en el aeropuerto londinense de Heathrow continuaban ayer las escenas de caos y, por primera vez, se manifestaban públicamente tensiones entre las autoridades y algunas aerolíneas. La BAA, a cargo de este aeropuerto y del también londinense Gatwick, reconoció al mediodía que una tercera parte de los vuelos del día serían cancelados. Lejos de mostrarse comprensiva ante la situación de emergencia que se vive, British Airways acusó a BAA de incompetencia.