Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC DOMINGO 13 8 2006 Internacional 31 ESPERANZAS DE PAZ EN ORIENTE PRÓXIMO El Gobierno libanés decide aceptar por unanimidad la resolución 1701 Fue también ratificada por el ministro de Hizbolá tras cinco horas de reunión del Consejo que no aprueba el Gabinete del primer ministro, Fuad Siniora, tiene que ver con la responsabilidad de Israel en las matanzas LAURA L. CARO. ENVIADA ESPECIAL BEIRUT. Más de cinco horas estuvo ayer reunido el Consejo de Ministros libanés para alumbrar no tanto su aceptación del acuerdo 1701 de la ONU, que ya estaba anunciado desde por la mañana, sino más bien para dar forma a la hoja de agravios que el Gabinete de Fuad Siniora adjuntó a su sí y que fue concretado por uno de los dos ministros de Hizbolá, el titular de Energía y Recursos Hidráulicos, Mohammed Fneis, que también expresó sus reparos hacia un artículo en particular de la resolución que- -dijo- da la impresión de que exonera a Israel de la responsabilidad de los crímenes habidos durante este conflicto armado, que ayer cumplió su primer mes de combates. A falta de mayor concreción, la literatura a la que podría referirse el ministro es la recogida en el segundo párrafo del acuerdo, en la que el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hace mención condenatoria a la continua escalada de hostilidades en el Líbano e Israel desde el ataque de Hizbolá del 12 de julio de 2006, que ya ha causado cientos de muertos y heridos en ambos lados, haciendo extensivo el daño a infraestructuras civiles y miles de desplazados Las reticencias, coincidentes al milímetro con las manifestadas horas antes por el secretario general adjunto de la Liga Árabe, Ahmed Ben Helli, que criticó que el texto de Naciones Unidas no pida responsabilidades al Gobierno hebreo por las agresiones y los daños causados no impidieron, sin embargo, que un representante del equipo de Siniora compareciera anunciando que el acuerdo adoptado en Nueva York había sido aprobado en Beirut por unanimidad y exclusivamente en atención a los intereses nacionales b El único punto del texto Solana cree que la medida será aplicada y pondrá fin a la guerra b El Alto Representante de la Unión Europea para Política Exterior se reunió con miembros del Gobierno libanés, incluidos dos ministros de Hizbolá L. L. CARO. ENVIADA ESPECIAL BEIRUT. Creo que la resolución será aplicada y será el fin de la guerra. Tengo fe, ¿está claro? Con estas palabras, el representante de la Unión Europea para la Política Exterior Javier Solana, confirmaba ayer su confianza total en que el acuerdo adoptado por Naciones Unidas la noche del viernes servirá para poner fin a las hostilidades, una seguridad que sorprendió a la prensa internacional congregada en la rueda de prensa que ofreció tras entrevistarse en Beirut con el portavoz del Parlamento libanés, Nabih Berri, la titular de Asuntos Sociales, Nayla Moawad, y por partida doble con el primer ministro Fouad Siniora, con quien se reunió ayer por la mañana y compartió el jueves una cena a la que acudió todo el Gabinete libanés, incluidos dos ministros de Hizbolá. Convencido de que este Gobierno daría ayer su respaldo al texto- -como así fue- -y de que el de Israel lo hará hoy, para Solana la aplicación de las exigencias que prevé el acuerdo 1701 del Consejo de las Naciones Unidas va a ser cuestión de días. No de semanas o de meses, sino de días Porque se trata- -dijo- -de una buena resolución que- -recordó- -ha sido aprobada por unanimidad y en la que se dan pasos de gigante como la mención por dos veces de la cuestión relativa a las granjas de Shebaa ocupadas por Israel. No soy pesimista, no tengo motivo para serlo. Esta resolución es un rayo de luz al que me quiero agarrar y añadió, no sé si usar la palabra optimista... Un largo camino En representación de la Unión Europea, expresó también el compromiso total de la Unión en un largo camino no exento de momentos de dificultad un camino que queda por delante, siempre en un triple plano que concretó en la aportación de ayuda humanitaria, la participación de los Estados en la reconstrucción y estabilización del Líbano y la contribución de los países a la fuerza que respaldará el despliegue del Ejército libanés en el área del conflicto con la misión de vigilar el fin de las hostilidades y proteger a Israel de los ataques de Hizbulá. Ha habido ya demasiado sufrimiento, demasiada violencia y creo que ha llegado el momento de que la razón entre y la diplomacia comience a funcionar concluyó Javier Solana. Una bandera libanesa ondea entre edificios derruidos en el sur de Beirut AP Las tropas llegan al río Litani Lo hacía ante la prensa con la noticia recién servida por la edición electrónica del diario Haaretz de que las fuerzas israelíes habían llegado al filo de la noche al río Litani- -la mayor penetración en territorio libanés desde el comienzo de los enfrentamientos hace ayer exactamente un mes- y con las advertencias todavía recientes de Dan Halutz, jefe del Estado Mayor de las Fuerzas Armadas judías, de que la operación a gran escala iniciada ayer con casi 20.000 soldados avanzando por el sur libanés podía prolongarse durante una semana Por no hablar del ataque, habido de Siniora expresa su alto escepticismo en vista del avance militar de Israel en el sur, que ya ha llegado a la línea que marca el río Litani El problema es que están bombardeando cada barrio del país y matando a gente inocente madrugada escasas horas después de que se hiciera público el acuerdo del Consejo de Seguridad, que a trece kilómetros de Maryeyum, en el valle de la Beca, acabó con la vida de cuatro libaneses cuando la aviación israelí bombardeó el convoy en el que huían hacia el norte. El problema- -había advertido el primer ministro minutos antes del comienzo del encuentro con su Gabinete, una vez aprobada la resolución en el Consejo de las Naciones Unidas- -es que están bombardeando cada barrio del país y matando a gente inocente, y esto está creando un alto grado de escepticismo