Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional ESPERANZAS DE PAZ EN ORIENTE PRÓXIMO DOMINGO 13 8 2006 ABC La ONU empieza a organizar las tropas que formarán la fuerza internacional en el Líbano Annan recrimina la lentitud y la pérdida de credibilidad del Consejo adoptar la resolución 1701 de la ONU. Israel lanzó sus tanques a la calle como medida de presión pero la diplomacia internacional se mantuvo firme MERCEDES GALLEGO. CORRESPONSAL NUEVA YORK. La traca final de las negociaciones para el alto el fuego en la guerra del Líbano, que se produjo el viernes en la ONU, no tuvo desperdicio, pero mientras la comunidad internacional celebraba con alivio la votación unánime de la resolución 1701, el secretario general de la ONU, Kofi Annan, recriminaba al Consejo de Seguridad la lentitud de sus gestiones diplomáticas. Sería una negligencia de mi parte si no dijese lo profundamente decepcionado que estoy de que el Consejo de Seguridad no haya alcanzado este punto mucho, mucho más temprano aleccionó. Y estoy convencido de que mi decepción y frustración son compartidas por cientos de millones de personas de todo el mundo Todos los miembros del Consejo deben ser conscientes de que su incapacidad para actuar antes ha resquebrajado por completo la fe del mundo en la autoridad e integridad de este cuerpo Cada día que se han prolongado las negociaciones se ha pagado con sangre. En este largo mes más de mil civiles han perdido la vida, la mayoría niños, 3.600 personas han resultado heridas y un millón se ha quedado sin casa. Entre la audiencia no se encontraban sólo los embajadores que habitualmente ocupan los asientos del Consejo de Seguridad, sino sus máximos superiores. Fue la propia Condoleezza Rice la que levantó la mano para votar, al igual que su homóloga británica, Margaret Beckett, y el canciller francés, Philippe Douste- Blazy. Todos ellos habían volado expresamente a Nueva York para poner toda la carne en el asador en una jornada frenética. Su presencia daba fe de que en esta partida diplomática se había acabado el sitio para los peones. Las tres llamadas telefónicas que Rice hizo personalmente a su homólogo israelí, así como una directamente al primer ministro Ehud Olmert, dan fe de la tensión que se vivía. Israel jugó tan duro como pudo, e incluso a media mañana echó a rodar sus tanques en el frente de guerra para desmayo de la tropa diplomática en Naciones Unidas. Era su respuesta a una resolución que no satisfacía completamente sus demandas, pero esta vez la dama de hierro de la diplomacia estadounidense decidió seguirle el farol. Durante el descanso para el almuerzo, el borrab No ha sido fácil dor que se envió a los gobiernos libanés e israelí llevaba implícito el aviso de que, con o sin su aprobación, el texto iría a votación al final del día. El contenido del acuerdo Israel, que durante toda la jornada había calificado de ridícula la posibilidad de que su ofensiva terrestre fuese una estrategia para presionar a la comunidad internacional, acabó por mostrar sus verdaderas cartas al aceptar un texto que no se ampara en el capítulo VII de la Carta de Naciones Unidas y que hubiera autorizado el uso de la fuerza en el Líbano. Además, la resolución aprobada abre la puerta a la revisión territorial de las Granjas de Shebba, ocupadas por el país hebreo desde El borrador enviado al Líbano y a Israel llevaba implícito el aviso de que el texto se votaría al acabar el día Entre la audiencia se encontraban no sólo los embajadores habituales en la ONU sino sus máximos superiores 1967; urge a la liberación de los 10.000 prisioneros libaneses que se encuentran en cárceles israelíes desde hace décadas; y no establece una secuencia para la entrega de los dos soldados israelíes cuyo secuestro desató este conflicto el pasado 12 de julio, cuando Hizbolá pretendió canjearlos por los suyos. Tras el pulso, el mandatario israelí telefoneó al presidente George Bush a su rancho de Texas para asegurarse de que no dejaba ningún resentimiento en su principal aliado. Según ha descrito brevemente el portavoz de la Casa Blanca, Tony Snow, Olmert agradeció a Bush haber defendido los intereses de Israel en el Consejo de Seguridad El presidente tejano tendrá oportunidad de conocer de primera mano los detalles de esta apasionante negociación el lunes, cuando almuerce con Rice en el Departamento de Estado, desde donde hará una declaración pública. Bush concluirá así las vacaciones veraniegas más cortas que se haya tomado desde que ocupó la Casa Blanca. Los diez días que ha pasado en su rancho de Crowford equivalen a los diez días de vacaciones que tienen la mayoría de sus compatriotas, motivo por el que sus largos descansos han sido objetos de crítica. Varios países enviarán tropas Eso no quiere decir que el trabajo en la crisis del Líbano haya terminado. La Alivio en las capitales occidentales y serias reservas de los gobiernos árabes ABC BERLÍN EL CAIRO. Las principales capitales occidentales expresaron ayer su alivio por la resolución aprobada por el Consejo de Seguridad de la ONU, que establece una tregua entre Israel y la milicia libanesa Hizbolá. George W. Bush saludó el texto aprobado y dijo que las medidas futuras impedirán que Hizbolá actúe como un Estado dentro de un Estado Añadió que hay que poner fin a los intentos de Siria e Irán de utilizar al pueblo libanés como rehén de sus planes extremistas La canciller alemana, Angela Merkel, elogió dicha resolución, afirmando que es una señal de la determinación de la comunidad internacional a poner fin a las hostilidades El presidente ruso, Vladímir Putin, y el primer ministro israelí, Ehud Olmert, destacaron en una con- versación telefónica la iniciativa de Olmert y la necesidad del urgente cumplimiento del texto. Putin manifestó que la resolución es la única alternativa razonable a la escalada de la confrontación militar en Oriente Próximo. Por su parte, los países de la Liga Árabe se mostraron reticentes respecto a la resolución 1701. El texto no responsabiliza a Israel de la agresión y por los daños que causó declaró el secretario general adjunto de la organización panárabe, el diplomático argelino Ahmed Ben Helli. Además, criticó el desequilibrio que supone exigir a Hizbolá la liberación de los dos soldados israelíes, mientras que a Israel sólo le pide estudiar el caso de los presos libaneses en el Estado hebreo. Sin embargo, el diplomático reconoció que el texto aprobado es lo mejor posible dado la anómala ecuación internacional que impera en el actual periodo Asimismo, Ben Helli admitió que existe un cambio notable entre el primer borrador de la resolución y la fórmula definitiva aprobada por el Consejo de Seguridad. Según él, lo más importante que ayudó a aceptar las modificaciones defendidas por los árabes fue la solidez del pueblo y del Gobierno libanés y el heroísmo de su resistencia, además de la lucha diplomática que trabó la delegación de la Liga Árabe con los miembros del Consejo de Seguridad Entre los principales cambios introducidos en el proyecto definitivo de la resolución figuran el alto el fuego- -que no estaba incluido en el borrador anterior- -y la retirada israelí del sur libanés concluyó Helly. Como contrapeso de las declaraciones favorables, Irán estimó que la resolución constituye un nuevo fracaso horas después de que estimara que el texto sirve sobre todo al Estado hebreo. El ministro de Relaciones Exteriores, Manuchehr Mottaki, calificó de unilateral la resolución, ya que atiende a los intereses del régimen sionista