Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión DOMINGO 13 8 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7. 28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de extractar o reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. CUANDO EL IPC BAJA PERO SUBE L Instituto Nacional de Estadística informó ayer que el IPC bajó en julio el 0,6 por ciento, lo que redujo la inflación acumulada en lo que va de año al 1,7 por ciento. Pero dijo también que esa reducción elevó una décima la tasa interanual hasta el 4 por ciento. Aunque parezca un misterio, tiene su lógica. Porque en julio de 2005 había bajado 6 décimas, en enero otras cuatro y LUIS IGNACIO en febrero perPARADA maneció estable, de modo que las subidas más fuertes de los primeros meses de 2006 permiten una reducción en lo que va de año que no es suficiente para hacer bajar la tasa acumulada de los doce últimos meses, ya que en la primera mitad del año pasado las alzas mensuales fueron más moderadas. Los expertos deberían dar esta explicación para que los políticos y asimilados no vayan por ahí metiendo la pata, cuando el IPC baja pero sube o sube pero baja, confundiendo la inflación subyacente con la acumulada; el indicador adelantado con la previsión de inflación; el diferencial en relación a la UE con el nivel relativo de los precios en función de las horas trabajadas en cada país para comprar el mismo producto. Los políticos no suelen perder ni cinco minutos de su precioso tiempo en comprobar cómo se confeccionan los datos de cuya exactitud presumen. Si lo hicieran, no se quemarían la sangre por una décima de crecimiento de más o de menos en las previsiones de los precios al consumo. ¿Saben que en el IPC se han llegado a ponderar los precios de productos tan pintorescos como las palomitas de maíz, los caracoles, los bragueros, los velos y mantones y hasta los polvos para hacer gaseosa? ¿Saben que para elaborar ese índice hay que tener en cuenta, mes a mes, los precios de 200.000 artículos, de los cuales informan cerca de 30.000 establecimientos y 8.000 hogares distribuidos en 141 municipios? Seguramente, no. Si lo supieran, comprenderían la importancia que el ojímetro tiene en los indicadores económicos. O lo que es lo mismo: que son exactos... aproximadamente. Terrorismos Tenemos todos que alegrarnos porque no se haya perpetrado la tragedia sobre los aviones británicos. Desde mi punto de vista se impone un ejercicio de honestidad: tenemos todos, incluidas las autoridades de los diversos Estados, que reconocer que no hay manera alguna de garantizar la seguridad ante fanáticos cargados de odio dispuestos a cualquier cosa. Esta constatación no tiene que llevar a analizar los orígenes de ese odio. No con la pretensión de justificarlo, sí para desactivarlo. Es evidente que de la manera en que se está multiplicando ese odio, cada vez resulta más fácil para los embaucadores reclutar bombas humanas. Esto es imprescindible analizarlo en el contexto internacional, pues el mundo cada vez está más globalizado. No podemos permitir que Israel siembre los vientos y cualquiera recojamos las tempestades. Manuel Santamaría Gómez Madrid E María San Gil insultada El pasado jueves, la presidenta del Partido Popular en el País Vasco, María San Gil, volvió a sufrir un ataque, junto al resto de los compañeros populares que la acompañaban, durante una visita a un mercado de Guecho. Varios jóvenes increparon a la líder popular vasca, llegando a arrojarle, incluso, un vaso con líquido. Al grito de fascistas fuera o San Gil fascista por boca de los jóvenes amigos de ETA se volvió a dejar patente que la banda etarra sigue contando con una cantera llena de adeptos para continuar crispando a la sociedad vasca. Resulta irónico que determinados grupos radicales, bastante incultos, por cierto, adulteren el significado de las palabras, calificando de fascistas a los políticos demócratas. Los únicos fascistas reales y activos que ha habido en Euskadi son aquellos que, al igual que ocurriera en la Alemania nazi, imponen sus ideas a golpe de pistola, asesinando a todo aquél que no piensa como ellos. María San Gil no se merece sino el reconocimiento por su valor y fuerza constante, año tras año, frente a los de la capucha negra y sus acólitos. Para todos los que pensaban que en Euskadi ya se respiraba un ambiente de cordialidad tras el presunto alto el fuego, sepan que está ocurriendo todo lo contrario: ETA- Batasuna está hoy más fuerte que nunca. La razón de ello es sencilla: Zapatero la ha reforzado y engordado al darle de nuevo un papel de interlocutor, en el que ellos se creen imprescindibles ante el mal llamado proceso de paz que está siendo todo lo contrario. Hoy en San Sebastián volveremos a ver cómo se pasean por las calles en manifestación, si es que no lo evitan, los que hasta no hace mucho aplaudían el tiro en la nuca. En cambio, María San Gil tiene que sufrir por las mismas calles del País Vasco insultos y agresiones bajo la mirada de sus escoltas, que algunos sugerían fuesen ya eliminados. Zapatero ante todo esto calla. Ya no sonríe tanto como antes, será tal vez porque la conciencia le ha empezado a temblar tras ver cómo aquellos que daban los chivatazos le tienen ahora entre la espada y la pared. Ignacio Soria Aldavero. Soria Responsabilidad en El Prat En todos los titulares que he leído sobre quién puede tener la culpa de la falta de reacción inmediata en el desastre de El Prat, en ninguno se hace referencia a la autoridad del aeropuerto, responsable del funcionamiento de las pistas. No sé, desgraciadamente, el organigrama de competencias de las diferentes secciones de dicha infraestructura, pero por lo que he dicho antes me hace sospechar que no existe tal autoridad en El Prat o, que si la hay, no tiene la autonomía necesaria para tomar las decisiones sobre el propio terreno. Si hay un barullo en un bar, el dueño llama a la Policía. Si lo hay en un supermercado, el respon- Muñoz Molina y los falsos amigos Es una sorpresa desagradable encontrar muestras de negligencia e impropiedad en el uso de la lengua española en un periódico tan atento siempre a la expresión escrita y tan defensor de la literatura como ABC. En el número de ayer, 12 de agosto, y en las crónicas firmadas desde Londres, se tropieza uno con giros que chocan con los usos de nuestro idioma, al ser traducciones literales y descuidadas del inglés. Lo que en el mundo de la traducción se llama falsos amigos Las dos páginas del periódico dedicadas a la trama terrorista de Londres abundan en ellos, pero lo que ya hiere la vista es encontrar una frase que empieza: Los arrestos tomaron lugar... Lo que se llama en inglés arrest no se traduce en español como arresto, sino como detención; y si en inglés hay cosas de las que se dice que take place eso no es motivo para que prescindamos de la equivalencia española, que no es toman lugar sino tienen lugar como el simple oído nos indica. Antonio Muñoz Molina, escritor Madrid sable llama a la Policía. ¿Es que si lo hay en el aeropuerto, hay que depender primero de autoridades de Madrid o de autoridades políticas para hacerlo? Pues estamos arreglados. Si es que dependía de una autoridad de Madrid, entonces acabaré teniéndole que dar la razón a mi amigo: ¡independencia! Y si es que dependía de las autoridades políticas, es sencillamente penosa la clase política que tenemos que no es capaz de tomar un decisión tan sencilla que es capaz de tomar el dueño de un bar. Carles Clavell Tarragona Moda progresista Hace pocos días, la diva venida a menos Madonna se cru- cificó en uno de sus espectáculos, para así darse fama internacional de transgresora. Es una ofensa hacia Cristo y la Iglesia, una más entre cientos a nivel nacional e internacional en los últimos años. Se ve que para ser progre hay que atacar a la Iglesia católica, y además, sale gratis. Bien, pues la Universidad Menéndez Pelayo se sube al carro de la moda progresista, y durante sus cursos de verano, en un taller dirigido por la escritora Lucía Etxeberría, se elaboró un cuento en el que se recreaba la Última Cena, deformando tan grotescamente el texto que acabó en una representación de agresión sexual a María Magdalena. El cuento escandalizó a los presentes, mientras Etxeberría mostró su conformidad. Siempre, las vejaciones hacia el cristianismo se admiten, contra las demás religiones, no por miedo a las posibles consecuencias. Ana María Obregón Amores Madrid FE DE ERRORES En la página 10 del número de ayer de ABCD las Artes y las Letras se afirmaba- -en uno de lo sumarios del artículo sobre la Generación Beat- -que el autor del poema Aullido es William S. Burroughs cuando en realidad fue escrito por Allen Ginsberg.