Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
14- 15 S 6 LOS SÁBADOS DE LOS 25 MEJORES RESTAURANTES DE ESPAÑA MENS SANA El Poblet POR CARLOS MARIBONA uique Dacosta ha obtenido este año el premio nacional de gastronomía al mejor cocinero. Justo reconocimiento a uno de los jóvenes que más está haciendo por renovar la cocina española. En la última década, Dacosta ha ido creando nuevas técnicas como los velos comestibles o la incorporación a la cocina del aloe vera, una planta lilácea con propiedades emulgentes, gelificantes y estabilizantes. Su última aportación, de este mismo año, es la mineralización, que permite dar a los platos una estética peculiar utilizando como aditivos diversos metales. Pocos cocineros tienen la capacidad creativa de Dacosta, capaz de sacarse de la manga una veintena de novedades a cual más atractiva. Y pocos, por no decir ninguno, han estudiado tan a fondo el arroz, una de sus grandes especialidades. Para cada plato utiliza un tipo diferente (bomba, carnaroli, senia, arborio) buscando siempre el más adecuado. Esta cocina imaginativa, natural y colorista la desarrolla en su restaurante El Poblet, de Denia (Alicante) convertido en referencia gastronómica internacional. En la carta, señalados con su año de creación, aparecen los platos que más fama le han dado, como el cubalibre de foie con escarcha de piel de limones o la cigala en roca de sal marina. Un recorrido histórico recogido en el menú Nuevas tradiciones que, entre otras cosas, incluye la espectacular gamba roja de De- Q POR MARTA BARROSO Y TERESA DE LA CIERVA Belleza Como una tabla No es imposible. Más que esperanza lo que se necesita es fuerza de voluntad. Conseguir un vientre plano muchas veces es más fácil de lo que parece. Basta con revisar la alimentación y seguir una serie de normas sencillas para comprobar que sí, que se puede decir adiós a esa tripilla que se empeña en salir a flote. Para empezar coma y mastique despacio y procure comer más veces durante el día, pero en menos cantidad. Hay que evitar los fritos y rebozados, las legumbres y el pan fresco (tienden a fermentar) tomar alimentos integrales, ricos en fibra (favorecen la digestión) y consumir la fruta muy madura y entre comidas. Por último, beba mucho líquido- -no sólo agua- apúntese a las infusiones (de la carminativa de anís a la digestiva de poleo menta o manzanilla) y evite las bebidas gaseosas. La cocina de Quique Dacosta destaca por su creatividad El Poblet Dirección: Las Marinas, km. 3. Denia (Alicante) 965 78 41 79. www. elpoblet. com Días que cierra: Domingos noche y lunes. Precio medio: 90 euros. Menú degustación: 120 y 73 euros. Calificaciones en las guías: Campsa, 2 soles; Michelin, 1 estrella; Gourmetour, 9,25; LMG, 9,25. ABC nia al carbón vegetal y americana traslúcida. Platos delicados y armoniosos a pesar de sus nombres largos y complejos. Otro menú, Naturaleza y técnica ofrece las creaciones más recientes. Ahí están, entre otras cosas, el excelente cremoso de parmesano con terciopelo de 6 albahacas y el huevo de gallina de corral al té de hierbas verdes. Y uno de sus platos de estética más espectacular, la ostra Guggenheim Bilbao, que imita las planchas de titanio, plato además de sabores sorprendentes. No falta tampoco algún arroz, como la gamba roja de Denia sobre arroz bomba y fondo de crustáceos. Antes de los postres, cierra un magnífico foie- gras lacado sobre maíz a las brasas. Como remate dulce, las violetas y aloe vera láctea o un bizcocho de pistachos con mascarpone y papel de cacao. Platos magníficos de quien puede convertirse en número uno de la cocina española. CHIPS DE VERANO POR JOSÉ MANUEL NIEVES BLOG DE PAPEL POR ALFONSO ARMADA Ceniza. Nombre de mi país. Humo. Recurso de dibujantes para dar la sensación de que trenes y navíos avanzaban, conocían los deseos del pasaje, confirmaban que el viaje, como metáfora de la vida, tenía sentido. Como las biografías. Utopía. Vendemos un desfalco con la mala conciencia de quienes habiendo crecido a los pechos del capitalismo todavía pensamos que somos culpables de esta suer- te. Nos podemos permitir el lujo de ser ingratos mientras invocamos, con un camino tan empedrado de buenas intenciones como de cadáveres, otra sociedad. Y todavía pretendemos convencer a los que viven con menos de un dólar al día de que el paraíso no es aquí. Dolor. Su desprestigio nos acabará pasando cuentas cuando la marea haga trizas los palafitos que sostienen el tinglado contempo- ráneo que insiste en que el único techo del progreso es el cielo y que si no crecemos sin cesar nos hundiremos. Me gustaría pensar que no se trata de una profecía del aguafiestas que empieza a hacer arqueo de sus cuitas, la sospecha de que ese unánime miedo al sufrimiento sea otro trasvase: del cristianismo como seguro a todo riesgo y por si las moscas al sepia agnóstico, un tapiz ruinoso y a la medida de todo este cansancio. SORPRENDENTE IPOD. Parece mentira lo distinto que puede llegar a ser todo si intentamos mirarlo con la perspectiva de un niño. A mí, por ejemplo, jamás se me hubiera ocurrido dar a un iPod (como todo el mundo sabe, el rey de los MP 3) el uso que le ha dado el pequeño de mis hijos, Bruno, que acaba de cumplir siete años. La primera sorpresa fue la de pedirme el cacharrito de marras. Si sigue así, a saber lo que querrá cuando llegue a los quince. Y lo segundo, después de obligarme a meter dentro del dispositivo varios discos de Barón Rojo (otra sorpresa, lo confieso) lo único que quiso fue introducir en el apartado de fotos la secuencia completa de cómo cazó una araña enorme y peluda (doy fe) durante las vacaciones... Ahora va por ahí, tan pichi, enseñando a todo el mundo su captura. Y oyendo a Barón...