Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12- 13 S 6 LOS SÁBADOS DE En el interior del apoyabrazos trasero se encuentran los controles de confort y entretenimiento Aunque muchos de los propietarios de este modelo no lo conducirán personalmente, el puesto del piloto es de lo mejor en una berlina de lujo de este segmento. Los asientos tienen todos los reglajes posibles, memoria incluida dad percibida en el aspecto visual. Esta obsesión por el perfeccionismo se lleva a extremos tan rigurosos como el pulido a mano de muchas piezas del motor, para conseguir el equilibrio absoluto en su funcionamiento, que se eva- lúa poniendo el motor en marcha antes de montarlo y entonces se estudian sus sonidos con un estetoscopio, para evitar que puedan llevar al habitáculo ruidos o vibraciones no deseados. Inyección indirecta y directa Lexus sólo ofrece una versión de su modelo tope de gama y más adelante habrá otra, más ecológica, con una mecánica híbrida El motor V 8 de 4,6 litros es también de nuevo desarrollo y su mayor innovación la hereda del sistema D- 4 S empleado en el GS 450 h, que consiste en combinar la inyec- ción de gasolina indirecta y directa. Con carga baja funciona en el modo indirecto y en altas con el directo, con lo que se consigue obtener las mejores virtudes de cada sistema, en cuanto a rendimiento, suavidad de funcionamiento, consumo y emisiones de gases. Este motor rinde 380 CV, con un par máximo de 493 Nm, que le permite al LS alcanzar una velocidad máxima limitada electrónicamente de 250 km h, y una aceleración de 0 a 100 km h de solo 5,7 segundos. Con estas prestaciones el fabricante ha homologado un consumo en ciclo combinado de 11,1 litros a los 100 km. La joya que acompaña a este motor es la primera caja de cambios automática de ocho velocidades, con la que es posible exprimir toda la potencia cuando se quiere y se puede hacer una conducción rápida, o hacer un uso más sosegado, con relaciones largas sin saltos entre velocidades y así aprovechar la suavidad del motor. Las ayudas a la conducción son las más completas que pueden encontrarse en el mercado, con un sistema de muelles neumáticos de tarado variable, control de estabilidad con corrección de la trayectoria y frenos electrohidráulicos y muchos más elementos de seguridad, que culminan en un sistema de detección de obstáculos, que distingue a peatones o animales en la calzada En el caso de que exista peligro de colisión, el sistema frena automáticamente el coche, tensa los cinturones y activa los reposacabezas, algo que ya es común en otros modelos de alta gama. Sin embargo, Lexus ha dado un paso adelante con un sistema propio que lee la líneas blancas que delimitan los carriles, y que no sólo avisan de que las pisamos, sino que también actúa sobre la dirección para dirigir puntualmente el coche. Al mismo tiempo, una cámara vigila la cara del conductor y previene de pequeños descuidos de atención o síntomas de sueño actuando con correcciones si fuera necesario.