Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
12 8 06 GENTE Mar Flores Con la madurez se lleva mejor la fama Empezó como modelo, luego fue presentadora y ahora su sueño es demostrar que tiene madera de actriz. Asegura que la próxima temporada va a ser la suya POR BEATRIZ CORTÁZAR FOTO: CÉSAR URRUTIA ar Flores protagonizó numerosos titulares del corazón a raíz de unos romances de lo más sonados, pero hoy disfruta de la calma chicha que da la estabilidad sentimental, y más cuando tiene a sus tres hijos al lado, el pequeño de apenas cuatro meses. Serena, relajada, sincera y dispuesta a disfrutar de su familia durante estas vacaciones, Mar se ha convertido en uno de los objetivos más claros de los paparazzi que vigilan nuestras costas, hasta el punto de que hay quien asegura que cuando llega al puerto de Ibiza para zarpar en la embarcación de su marido es cuando oficialmente comienza el verano en la isla. -Con tres hijos, lo de descansar en vacaciones puede sonar a broma... -Mis auténticas vacaciones son en invierno, ahora no doy abasto. Además, de dos a tres hijos el paso ha sido muy importante. Mi hijo mayor se arregla por sí solo, pero los dos pequeños me tienen sin parar. -Y encima llega a Ibiza y se encuentra a los paparazzi. ¿No se estresa? -Mucho, la verdad es que retraso todo lo que puedo ese momento, pero Javier (su esposo) siempre me dice que es una tontería, que vaya cuando vaya me van a sacar fotos. Si para cualquier mujer ponerse en biquini siempre es un trago, imagínate para mí, con todas las cámaras. Al final estoy tan liada con mis hijos que me olvido de todo y luego me veo en las fotos. ¿Está al tanto de lo que se publica sobre usted en las revistas? -No soy vanidosa, pero sí. Lo que no me gusta intento pasarlo por alto, hay cosas más importantes de las que preocuparse. ¿Sufre la operación biquini -Este año con mi bebé no he tenido tiempo de nada. De todas maneras soy de las que me cuido todo el año, no sólo antes del verano. M ¿Cómo recuerda los veranos anteriores a convertirse en famosa? -Con mucha libertad. Tengo otras cosas y busco la libertad de mente. ¿Existen paraísos perdidos? -Mi paraíso es mi mundo, mi casa, mis hijos... ¿La han pillado alguna vez en top less? -Años atrás sí, entonces lo practicaba más pensando que nadie estaba acechando. No me importó mucho, pero desde entonces no he vuelto a hacerlo. -Y se queda con las marcas... -Qué va, hay unos autobronceadores buenísimos. -Con los años y con los embarazos sigue ganando en belleza. -Gracias, pero creo que todo es porque mi vida es muy agradable, disfruto mucho de lo que he conseguido, de mi pareja, familia, estatus... Lo importante es sentirse bien, porque eso se refleja en general. Si me mira verá que tengo más arrugas, más años, más kilos... ¿Sigue soñando con el cine? -Sí, además, como soy cabezota, intento hacer mi sueño realidad. Llevo años intentándolo y creo que con un poco de suerte la próxima temporada va a ser la mía. ¿Su vida es de película? -No, todo lo que parece oro no es. Todos tenemos problemas en la familia, en la salud... Quien viva en una película es un absurdo, porque hay que tener los pies en la tierra. ¿Qué le quita el sueño? -Ahora mismo traducir un guión en francés que me está costando muchísimo. Estoy trabajando en tres guiones, porque en octubre quiero poner en marcha dos. ¿Con la experiencia se lleva mejor el precio de la fama? -Desde luego, con la madurez se aprende a llevar mejor la fama. -Tras unos años de tempestad en los titulares ahora vive unos años de calma. -Intento seguir una línea, aun-