Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
ABC SÁBADO 12 8 2006 Internacional 29 VIENTOS DE GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO Al menos tres muertos y siete heridos por el ataque israelí a una columna de refugiados formada por civiles, soldados y policías libaneses Marjayoun, primera plaza tomada MIKEL AYESTARÁN ENVIADO ESPECIAL TIRO. Punto estratégico milenario y sede de uno de los castillos de los cruzados más importantes- -Beaufort- Marjayoun ha vuelto a recuperar el protagonismo de épocas pasadas y en estos momentos es el punto más caliente en los combates al sur del Líbano. La infantería hebrea asaltó la ciudad y consiguió, después de dos días de combates, establecer un puesto avanzado de control. Marjayoun se ha convertido en lo que en las primeras semanas de conflicto fueron Bint Jbail o Maroun er Ras, la auténtica línea del frente. Para cuando el primer ministro de Israel, Olmert, y el Ministro de Defensa, Peretz, anunciaron que daban luz verde definitiva a la intensificación de la ofensiva, más de siete mil soldados hebreos luchaban al sur del río Litani. Marjayoun es el primer objetivo de una campaña que no avanza con la rapidez y facilidad que muchos esperaban y los ánimos en Israel empiezan a decaer. A los problemas por tierra y a los más de tres mil Katiusha que ya han impactado en Israel, hay que añadir que Hizbolá alcanzó a una lancha rápida judía con uno de sus cohetes en la costa de Tiro. La segunda embarcación dañada en esta guerra. Durante las dos últimas jornadas el Tsahal ha entrado en Marjayoun, ha salido y ha vuelto a entrar para ocupar un cuartel del Ejército libanés y retener a 350 soldados que no ofrecieron resistencia alguna a las tropas invasoras. UNIFIL, la misión de la ONU en el Líbano, tuvo que encargarse a lo largo de la tarde de la evacuación de estos militares y policías libaneses. Decenas de vehículos de civiles se unieron también al convoy. Horas más tarde, cuando la columna de refugiados era conducida fuera de Marjayoun, fue atacada con misiles israelíes. Al menos tres personas murieron y otras siete resultaron heridas. Se desconoce si todavía acompañaba al convoy la misión de la ONU. Sin civiles y sin militares libaneses Bomberos libaneses sacan los cuerpos de los escombros en Marjayoun -aunque su presencia era anecdótica- las tropas de Israel se enfrentan ahora a solas con Hizbolá y, por el momento, no pueden anular del todo a la guerrilla pese a su superioridad en número y medios materiales. El Partido de Dios planta cara a base de morteros, Katiusha y misiles antitanque. Ayer, además, por primera vez desde que se inició el conflicto, la milicia chií habló de los hombres que ha perdido. Hizbolá afirmó haber sufrido 58 bajas, una cifra muy lejana a la manejada por Israel que asegura haber matado a 165 milicianos. El Ejército hebreo, por su parte, ha confirmado la muerte de 85 de sus soldados en esta campaña. Unos números muy alejados de las más de mil víctimas civiles en EPA suelo libanés. Tiro amaneció bajo el estruendo de una bomba sónica que la aviación israelí lanzó a las seis de la mañana. Este tipo de artefactos no causan daños materiales y se lanzan en los cascos urbanos para asustar a la población. La situación humanitaria empeora y las autoridades municipales esperan que se confirme la llegada de un buque de la Cruz Roja Internacional al puerto de Tiro prevista para esta misma mañana. El endurecimiento de la ofensiva por parte del lado hebreo complicará aun más la situación de los más de cien mil civiles- -según los cálculos de las organizaciones humanitarias- -que permanecen al sur del río Litani.