Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
86 Deportes ATLETISMO CAMPEONATO DE EUROPA VIERNES 11 8 2006 ABC MEDALLA DE PLATA PARA UN BUEN POLÍTICO JAVIER MORACHO Mayte Martínez, séptima, no pudo con el infernal ritmo de las rusas M. F. GOTEMBURGO. Mayte Martínez no pudo con el poderío de las atletas rusas en la final de los 800 metros, cada vez más exigente, y ha dado un pequeño paso atrás en su carrera deportiva después de que hace cuatro años consiguiera en el Europeo de Múnich la medalla de plata y el año pasado en el Mundial de Helsinki fuese quinta. Venció la rusa Kotlyarova, con un tiempo de 1: 57.38, por delante de su compatriota Klyuka (1: 57.48) y de la joven revelación británica Rebecca Lyne (1: 58.45) No hubo triplete ruso porque Cherskasova se hundió en la última recta y acabó octava. La vallisoletana partió algo lenta, con ritmo cansino, por la calle 8, sin referencias de sus rivales hasta entrar, a la salida de la curva, en zona libre. Al paso por los 400 (57.37) las rusas controlaban el grupo a un tren rápido y la española se aferraba al furgón de cola con la esperanza de sacar fue buen remate, pero sólo pudo adelantar a la mencionada Cherkasova. Del resto de la actuación española y al margen de los 5.000 metros masculinos, lo mejor lo puso Mario Pestano, que con un tiro de 63,08 metros se metió en la final de disco. A destacar la marca de Zulema Fuentes- Pila en la semifinal de los 3.000 metros obstáculos. Hizo su mejor crono personal en 9: 43.12, 1.66 menos que su anterior mejor marca y a 61 centésimas del récord de España de Rosa Morató. Su objetivo es mejorarlo en la final. Pese a todo fue cuarta y porque la húngara Toth se cayó a cinco metros de la meta. Glory Alozie se clasificó también para las semifinales de los 100 metros vallas- -hoy será la semifinal y la final- -en una prueba que en su fase previa fue dominada por las Kallur, hermanas gemelas suecas. Y los tres representantes de 800 metros (Jurado, Quesada y Olmedo) se clasificaron sin problemas para las semifinales, en las que la exigencia ya será mayor. l metro y el cronómetro colocan, afortunadamente, a cada uno en su sitio en el atletismo. Hemos visto como algunos ilustres veteranos rinden todavía al más alto nivel. Merlene Ottey (46 años) no pasó a la final de los 100 metros sólo por un puesto, Zelezny (40) sacó medalla en jabalina y García Bragado (36) la plata en 50 kilómetros marcha. El español ha cambiado mucho desde que ganó el primer mundial hace trece años, especialmente desde la descalificación del Europeo de Budapest 98. Ha mejorado técnicamente y ya no hace tanta flexión en sus piernas (de ahí vienen sus problemas en las caderas) Trabaja solo, sin entrenador, desde hace varios años y mientras que en una temporada normal suele hacer 7.500 kilómetros, en 2006 sólo ha hecho 4.000. Con la edad no hace falta hacer tanto kilometraje y hay que entrenar más la calidad. La base ya está hecha y la recuperación es peor con los años. García Bragado, concejal del PP en el ayuntamiento de Lérida, es tan honrado políticamente que he oído decir a sus adversarios de Esquerra Republicana que con el marchador hasta es posible alcazar acuerdos en temas deportivos. Y es que los deportistas están hechos de una pasta especial. E Higuero quiere repetir medalla en los 5.000 EFE Higuero, un laborioso proceso de recuperación Masajes, crioterapia y presoterapia para ponerle a punto después de la final de 1.500 M. FRÍAS GOTEMBURGO. No había pasado ni veinticuatro horas desde que acabó la final de 1.500 metros cuando Juan Carlos Higuero estaba de nuevo en la pista para afrontar las semifinales de 5.000. Reto, el de doblar pruebas y con tan escaso margen de recuperación, que no debe ser sencillo porque Mehdi Baala, vencedor el miércoles en la final de 1.500, no se presentó para correr las series de 800, en las que también estaba inscrito. Higuero aprovechó el escaso tiempo disponible para descansar lo más posible y poner sus piernas a tope para la cita de ayer. Nada más acabar la final del kilómetro y medio descalentó le dieron un ligero masaje para luego hacer crioterapia (meter las piernas en hielo) y presoterapia (ponerse un pantalón neumático especial para facilitar la circulación sanguínea en las piernas) Después, una apropiada cena y a dormir lo máximo posible, que en el caso del burgalés siempre es mucho (se le- Medallero País Rusia Francia Alemania Portugal España Grecia Bielorrusia Noruega Suecia Italia Bélgica Bulgaria Gran Bretaña Ucrania Rep. Checa Polonia Finlandia Holanda Dinamarca Eslovenia Rumanía Oro 7 3 2 2 1 1 1 1 1 1 1 1 0 0 0 0 0 0 0 0 0 Plata 8 0 1 0 2 2 1 1 1 0 0 0 1 1 1 1 1 1 0 0 0 Bronce 5 1 1 1 2 0 0 0 1 1 0 0 3 2 1 1 0 0 1 1 1 Total 20 4 4 3 5 3 2 2 3 2 1 1 4 3 2 2 1 1 1 1 1 Infografía ABC vantó en torno a las doce horas del mediodía) Por la tarde, cita en el estadio a las 17.40 horas en una carrera en la que no se exigió lo más mínimo porque el objetivo era clasificarse sin gastar muchas energías. Pasaban los cinco primeros e Higuero hizo lo justo para entrar en esa posición, a la espera de la final del domingo, para la que sí tendrá más tiempo de recuperación. El objetivo más complicado era pasar la prueba de ayer. Jesús España se colocó delante de Higuero, cuarto, para estar siempre atento a todos los cambios, y entre ambos controlaron su prueba particular. A dos vueltas del final, el irlandés Alistair Cragg hizo la selección de cinco que pasaban a la final. Higuero se paró literalmente en la recta para estrechar la mano a Jesús España. El madrileño fue cuarto en 13: 52.33 y el burgalés quinto en 13: 52.66. Pablo Villalobos, en la otra semifinal, pasó por tiempos (hizo 13: 51.17) después de que un traspiés le obligase a hacer un esfuerzo extra. Rey ha sufrido una gastroenteritis y Ríos, hospitalizado Julio Rey y José Ríos, que hoy llegarán a Gotemburgo para correr el maratón, prueba en la que son favoritos, han pasado estos últimos días por una serie de problemas médicos que los doctores de la Federación Española estiman que no les dejarán secuelas para la carrera del domingo. Julio Rey ha sufrido una gastroenteritis, junto a algunos miembros de su familia. Sólo tuvo diarrea, pero sin fiebre, y ocurrió hace diez o doce días. Lleva cinco días ya repuesto y se encuentra bastante bien. Consideran los médicos que el percance no tiene excesiva importancia para un maratoniano. José Ríos padeció unas molestias en las ingles y por la buena forma en que está, por el atleta de que se trata y por las fechas, en pleno mes de agosto, adoptamos la decisión de ingresarle en la Clínica Cemtro afirmó uno de los doctores de la Federación Española, Christophe Ramírez. No es que estuviese mal, sino porque allí un médico internista le podría ver varias veces al día, sin necesidad de que el atleta tuviera que ir y volver A José Ríos, después de hacerle una analítica de orina y sangre, se le detectó una pequeña irritación local, probablemente debido a un proceso alérgico producido por alguna prenda sintética. Estuvo dos días en la cama.