Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
40 11 8 06 Este señor que aquí ven es un grande y un clásico, de los de allí al fondo esos sublimes secundarios del cine español. Le importunamos mientras trabaja en ¿Y tú quién eres? a las órdenes de Antonio Mercero. Goya de Honor, Alexandre comenzó su carrera gracias a Zorrilla (don José) Fui a acompañar a un amigo al que le iban a hacer una prueba. Cuando terminó le preguntaron a mi amigo si también quería hacerla yo. Mi amigo les dijo que a mí me gustaba recitar versos Pero Alexandre declamó Oriental y ¡zas! más de trescientas películas le honran. Silencio, se rueda... 0 16 4 0 L O S V E R A N O S D E Manuel Alexandre ACTOR No sé si la Humanidad se merece un castigo como el alzheimer ANTONIO ASTORGA- -En ¿Y tú quién eres? usted da vida a un anciano, abandonado desgraciadamente como muchos seres humanos durante el ferragosto en una residencia, que lucha contra el dolor de la enfermedad de alzheimer y sus efectos colaterales... -El alzheimer me parece- -y por supuesto es- -una cosa horrorosa. Ahora que me he metido a estudiar la enfermedad y a tratar de saber algo más sobre ella observo que es un castigo increíble. Yo no sé si la Humanidad, a pesar de las maldades que ya padece, se merece castigo tan grande. ¿De qué piel se ha revestido para interpretar- -con grandísimo respeto hacia quienes padecen este mal- -al patriarca de la familia, tristemente aparcado en la resi cual perrillo en la carretera? -Lo que he hecho ha sido ir a una residencia- -y a ésta en la que estamos rodando- -y veo y compruebo que hay muy poco que hacer para interpretar el papel fuera de la realidad. Esta enfermedad no tiene casi manifestaciones excesivas. Es un estado prácticamente de abulia mediante el cual se va perdiendo contacto con la realidad. Yo voy viendo en las personas con quienes hablo de esto que no puedes sacar ninguna consecuencia. -Usted es un empollón- -con perdón- -de las escenas. Se aprende los textos y las notas a pie de página. ¿El alzheimer se llega a aprehender? -Siempre que estudio sigo a un personaje según el texto del autor hasta ver a dónde me lleva. Soy muy aplicado. Estudio mucho. Me aprendo muy bien los diálogos. Leo y repaso las situaciones continuamente. Todo lo que cae en mis manos sobre la enfermedad lo leo también. Lo que estoy viendo de la realidad, mirando a unos enfermos de alzheimer, es que uno no puede aprender nada, desgraciadamente: es un mal horroroso. Como actor tienes que po- Muchos grados de SABIDURÍA Como decía Spencer Tracy, hay que aprenderse bien el papel y no tropezar con los muebles. Los idus de marzo y la biografía de Disraeli han sido mis libros de cabecera. Para que una película sea grande tienen que funcionar todos los elementos y, por supuesto, los secundarios. Los papeles casi siempre me los han repartido dentro de una línea tierna y de humor; bondadosa y alegre ABC Atraco a la de... TRES 1: El rodaje de Atraco a las tres fue uno en los que mejor me lo pasé porque todos éramos jóvenes, amigos y estábamos muy unidos. 2: Cada intervención era una fiesta. El guión era estupendo y todo funcionaba perfectamente. y 3: Las actuaciones eran fáciles porque estaban muy bien escritas nerte en manos de la Providencia para ver si te salen las improvisaciones. -Los designios del destino, que son inescrutables, le vuelven a citar con otro clásico: Ese señor de negro... -Después de una carrera en la que habremos coincidido en diez, veinte, treinta, cuarenta o más películas significa volver a las andadas con José Luis López Vázquez. Sin novedad en el frente. -Luis Lucia, en Dos cuentos para dos fue su primer director y ahora vuelve a trabajar con Mercero. ¿Verano plácido? -Yo ya había trabajado con Anto- Manuel Alexandre en un momento del rodaje de ¿Y tú quién eres? nio Mercero dos, tres, cuatro o más veces. Creo que el papel más importante que había hecho con él era el San Valentín, en una versión que hizo Antonio en la época de San Valentín. Cuando él triunfaba con su serie Farmacia... me llamó para interpretarlo. Y repito lo que ya he dicho en otras ocasiones: me parece que es uno de los grandes del cine, quizás el que más éxitos ha tenido en cuanto a números. No es un trabajo lo que haces a sus órdenes. Es como un juego. Te da una tranquilidad fabulosa, seguridad, confianza... ¿Bebe clara de huevo para mantener su prodigiosa voz y entonación- un billete de mil Estoy libre, ¿chaaataa? Yo en lo bajito también tengo mi -o practica gárgaras (y no me mande a mí a hacerlas) don Manuel? -Pues mire, no sé cómo la conservo porque no sé si sabe que yo, entre las cinco y las seis de la madrugada, lo que hago es recordar escenas durante cerca de un par de horas. Y a veces son papeles de mucha fuerza que hay que recitarlos. Se ve que eso no me cansa sino que refuerza la voz. (Es mi secreto... -Oiga, yo no sé si ya por lo que me pagan debo seguir la entrevista... ...No se preocupe que luego le invito a unos chatos. Por cierto, ¿Y tú quién eres? es su segundo papel protagonista tras muchas películas allí al fondo -No hacen más que mimarme... por la cuenta que les tiene. Así es que ¡no puedo agradecer nada! Cuando la escena sale bien me jalean y dicen: ¡Qué bien! ¡qué bien! ¡Qué bien he estado, qué buena suerte tengo yo y todos mis compañeros que trabajan conmigo! Esta película supone para mí hacer un segundo trabajo de primer actor después de actuar con China Zorrilla en Elsa y Fred Es como un regalo de los dioses. Estoy encantado. Y supone, supongo, un nuevo paso en mi carrera a ver si cuando llegue a viejo puede uno hacer un buen trabajo.