Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8- 9 40 LOS VERANOS DE La joven del agua Los cuentos de Shyamalan El director de El sexto sentido y El bosque eligió Barcelona para presentar en Europa su nueva película. Paul Giamatti y Bryce Dallas Howard, protagonistas de La joven del agua le acompañaron POR D. LÓPEZ VALLE FOTO: INÉS BAUCELLS PIRATAS DEL CARIBE II Al abordaje de la taquilla Director: Gore Verbinski. Nac. Estados Unidos, 2006. Int. Johnny Deep, Orlando Bloom, Keira Knightley. Calificación: POR E. RODRÍGUEZ MARCHANTE odo empezó como una historia que M. Night Shyamalan explicaba a sus hijas para que se durmiesen. El cuento estaba repleto de todos los elementos que integran el personal sello de los filmes de Shyamalan, así que las niñas no consiguieron dormir y el director encontró el material para una nueva película. La joven del agua no se estrenará en nuestro país hasta el próximo día 25, sin embargo ayer pasaron por Barcelona- -ciudad que últimamente se está especializando en este tipo de fiestas- -el director y los actores del largometraje. El motivo que trajo a M. Night Shyamalan, a Paul Giamatti y a Bryce Dallas Howard a la Ciudad Condal era el de presentar la criatura a la prensa de toda Europa. De paso, organizaron un cóctel en la terraza del Hotel Ars y Howard decidió acallar los rumo- T res que dicen que está embarazada para afirmar que, efectivamente, está embarazada. Y es que no todo iba a ser promoción. Ninfas, tensión y seres extraños Mi película es una historia de fantasía, no es apta para cínicos, porque no se le puede buscar verosimilitud. Hay que verla con cierta inocencia explica Shyamalan. La joven del agua nos cuenta el pavoroso cambio que sufrirá la vida de Cleveland Heep (Paul Giamatti) un grisáceo empleado- para- todo del complejo de apartamentos de The Cove. Un buen día, la ninfa Story (Bryce Dallas Howard) aparece de un modo desasosegante en la piscina comunitaria y Cleveland se ve empujado a ayudarla en el cometido que la ha traído a este mundo: encontrar a una persona que está escribiendo un libro que cambiará el curso de nuestras vidas. Mientras tanto, extraños seres rondan por el jardín para evitar que Story consiga lo que se propone... y de paso acabar con quien se atreva a llevarles la contraria. Todo ello, aderezado con el peculiar estilo visual de Night Shyamalan, director de El sexto sentido Es un artista, alguien muy pasional con lo que hace. La atmósfera que rodea la película es fantástica... aunque no sé si le contaría esta clase de cuentos a mi hijo apunta una risueña Bryce Dallas Howard, quien afirma no hacer ningún caso de los comentarios que está recibiendo Shyamalan en Estados Unidos. Y es que cierta parte de la crítica norteamericana está machacando La joven del agua Incluso llegaron a montar una campaña para que no se estrenase. La taquilla, sin embargo, nunca le ha tratado mal. Shyamalan ironiza con que no se puede caer bien a todo el mundo: En Hollywood es muy difícil hacer historias personales, salirse del sistema. Esto implica, desgraciadamente, ganarte el odio de parte del negocio y de la crítica. Sé que dentro de unos años mis películas serán ampliamente reconocidas, porque la verdad es que ahora me siento un poco incomprendido Mucho más humilde Gore Verbinski que Francis Ford Coppola en El padrino ni siquiera ha necesitado una idea genial ni una demostración de talento sublime para estar en la segunda entrega a la altura de la primera. Nada. Ni torcer el curso del tiempo, ni cruzar los antes y el después, ni sustituir a Brando. Verbinski sigue el hilo, se aplica en los mismos nudos, personajes y aventuras, y puesto a sustituir a alguien elige a Geoffrey Rush, que no es Brando, y que deja paso al villano Davy Jones, capitán del Holandés Errante, que lo interpreta Bill Nighy, recubierto el rostro con una ración de pulpo... Por lo demás, Johnny Depp se siente tan cómodo en el pellejo del Capitán Sparrow como un caniche en un regazo, y ha conseguido ese mediano milagro de hacer potables las aguas por las que navega semejante sujeto, tan canalla y tan... pirata al fin. Aunque no es ése el mayor milagro al que se asiste en la película y que es ni más ni menos que el de un Orlando Bloom, que no sobra ni molesta, ni te dan ganas de ir a denunciarlo al sindicato. No está mal el cuate Orlando, lo mismo lo acabamos viendo en el trance de recoger un Oscar honorífico dentro de unas décadas. En cuanto a ella, Keira Knightley, tiene ya tanto recorrido interpretativo en papeles de heroína que nos hemos propuesto para sus próximos trabajos saber pronunciar su apellido correctamente. Y, como es natural, la corte de secundarios es espléndida, así como la tenebrosa aventura que se cuenta y como las escenas de acción, en especial en las que sale el temible calamar gigante, cuya visión lo hace a uno ratificarse en esa vieja idea de que sólo tiene sentido relacionarse con cefalópodos una vez que los han rebozado y frito (porque hay que ver lo que molestan también en un plato de sushi) O dicho de otro modo, no hemos hecho nada más que ver esta segunda parte y ya esperamos impaciente la tercera. Manoj Night Shyamalan, el director, junto a los actores Bryce Dallas Howard y Paul Giamatti