Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
11 8 06 CULTURA Y ESPECTÁCULOS VIERNES DE ESTRENO Luisa Fernanda viajará a Berlín Barenboim regresa a Madrid después de un año de mucha actividad en el que destaca su histórico concierto en Ramala con el West- Eastern Divan, su nombramiento como director musical en la Scala de Milán y el desfallecimiento que sufrió el pasado mes de enero en Berlín. Seis meses después confiesa a ABC sentirse muy bien. Aquello fue una subida de presión Horas antes de dirigir la Novena de Beethoven en la Plaza Mayor, y con el conflicto del Líbano al fondo, este músico argentinoisraelí dice sentirse muy mal Mucha gente se pregunta si Israel no ha ido demasiado lejos, si no ha tenido una reacción desproporcionada. Pero ésa no es la pregunta correcta, porque la dirección que ha tomado Israel es falsa. No habrá solución hasta que no se termine con la ocupación y negociemos todos Sobre la reacción de otros países dice que mientras Estados Unidos ha decidido aislar a ciertos elementos la respuesta de Europa es bastante ligera La gira del West- Eastern Divan terminará en la Scala de Milán, donde acaba de asumir el puesto de principal director musical. Allí su línea de trabajo tendrá tres caras: realizar coproducciones con la Staatsoper de Berlín (donde Barenboim es director musical) Tosca Don Giovanni la Tetralogía y El jugador hacer montajes propios, como Tristán con Chereau, y actividades de enseñanza musical, como las que estoy llevando a cabo en Palestina y en Berlín Entre sus futuros proyectos, dirigir la zarzuela Luisa Fernanda de Moreno Torroba. Es un género que me gusta mucho. Será en otoño de 2008 en Berlín, con Rolando Villazón adelanta. Barenboim, durante el concierto que ofreció ayer en la Plaza Mayor que congregó a más de once mil personas Barenboim Una república contra la violencia El West- Eastern Divan y el Orfeón Donostiarra, bajo la batuta del músico argentino- israelí, alzaron ayer en Madrid sus instrumentos y su voz, al son de la Novena Sinfonía de Beethoven, para pedir la paz POR SUSANA GAVIÑA FOTO: FRANCISCO SECO D aniel Barenboim definió ayer al West- Eastern Divan como una república autónoma e independiente frente a los conflictos de Oriente Próximo Ayer, estos músicos judíos y árabes, a los que se sumaban españoles, dieron en Madrid una nueva lección de convivencia y de diálogo ante un público de más de once mil personas que abarrotó la plaza Mayor. Bajo el lema Música contra la violencia y dentro de la programación de los Veranos de la Villa, volvió a sonar, como ya lo hiciera el verano pasado, la Novena sinfonía de Beethoven. Y un año después, la violencia ha vuelto a ser el marco de este concierto. Si en 2004 la plaza Mayor sirvió como escenario para un homenaje a las víctimas del 11- M, y el 2005 para las víctimas del 7- J de Londres, ayer el foco de atención se encontraba en el Líbano e Israel, como testificó un grupo de personas empuñando una pancarta con el lema: Paremos la ocupación. Por la paz en el Líbano y Palestina. No al genocidio Con las primeras notas de la partitura beethoveniana se hizo el silencio. Los 89 músicos del West- Eastern Divan (42 israelíes, 26 árabes y 21 españoles) vertieron toda su pasión y sus esperanzas en esta página musical, patrimonio de la Unesco. Su sonido era el fruto de varias semanas de trabajo en la ciudad de Pilas, en la que ha sido su quinta edición del taller en nuestro país. El año más difícil confesaba el propio Barenboim, pues ha sufrido un total de 13 bajas- -siete sirios y seis libaneses- -que no se han podido unir a la orquesta. Si hay un alto el fuego se incorporarán a la gira A pesar de ellos, la música volvió a triunfar anoche, gracias también a la colaboración del Orfeón Donostiarra y a las voces solistas de Camilla Nylund, Waltraud Meier, Burkhard Fritz y Christof Fischesser. Entre el público se pudo ver, entre otros, al alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, y su esposa; a la actriz Nuria Espert, y a los escritores Antonio Muñoz Molina y su esposa Elvira Lindo.