Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
26 Internacional MACROATENTADO DESACTIVADO EN LONDRES VIERNES 11 8 2006 ABC EE. UU. incrementa todas las medidas de seguridad de los vuelos comerciales Colas sin fin y repercusión en cadena por los aeropuertos de todo el mundo b La Administración Bush conside- ra que la muy avanzada trama tenía un nivel de sofisticación y una proyección internacional características de Al Qaida PEDRO RODRÍGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. A este lado del Atlántico, la trama terrorista para atentar contra aviones de pasajeros en ruta hacia Estados Unidos se ha visto acompañada por un sustancial aumento en las medidas de seguridad sobre el tráfico aéreo, mucho más allá de las precauciones ya adoptadas tras el 11- S. El Departamento de Seguridad Interna ha decretado por primera vez una alerta roja para todos los aviones comerciales que hayan despegado de aeropuertos británicos. Elevándose también hasta el nivel naranja las medidas de seguridad para el resto del tráfico aéreo interno e internacional. Dentro del casi inevitable caos en plena temporada de vacaciones- -con una cascada de retrasos, cancelaciones, colas sin fin y reverberaciones por aeropuertos de todo el mundo- -EE. UU. ha prohibido expresamente que los pasajeros transporten en cabina cualquier tipo de líquido (a excepción de comprobadas medicinas o leche para bebés) y productos como pasta de dientes, geles, lociones e incluso perfumes. Limitaciones acompañadas por registros exhaustivos. racterísticas de Al Qaida. Según Chertoff, aunque la veintena de detenciones practicadas por Scotland Yard ha perturbado significativamente esta amenaza no es posible asegurar por completo su total eliminación. La cadena de televisión ABC ha venido insistiendo en que la redada en Gran Bretaña se habría acelerado tras dos significativos arrestos practicados en Pakistán durante los últimos días. De hecho, la Casa Blanca ha confirmado que conocía desde el fin de semana la existencia de todas estas pes- quisas. Según ABC News, muchos de los implicados son de origen paquistaní, encajando en un perfil de terroristas de segunda generación vinculados a Al Qaida y con un creciente papel en una serie de complots terroristas desarticulados en los últimos meses. Hasta el momento, el FBI todavía no ha detectado implicados dentro de Estados Unidos con este caso de terrorismo que aspiraba a hacer realidad un viejo objetivo que Al Qaida lleva barajando desde hace más de diez años: la detonación simultánea de explosivos en múltiples aviones de pasajeros durante largos vuelos internacionales. En este caso, los planes se habrían centrado en varias rutas (entre tres y diez) con origen en el aeropuerto londinense de Heathrow y operadas por las aerolíneas estadounidenses United, American y Continental. Precisamente en diciembre del año pasado, la Comisión del 11- S en uno de sus periódicos informes daba un vergonzoso suspenso a los esfuerzos del Gobierno de Estados Unidos para proteger la seguridad en la aviación comercial. De acuerdo a las advertencias del comisionado James Thompson, la mayoría de los estadounidense asume que los problemas en la seguridad de las aerolíneas han sido solucionados o que los terroristas no van a volver a atacar nuestro sistema de aviación. Ambas suposiciones son falsas. El enemigo encontrará y aprovechará los puntos blandos de nuestra seguridad Hasta botellas de vino Los contenedores y papeleras junto a los controles se han llenado rápidamente con vasos de café, latas de refresco, botellines de agua mineral, toda clase de productos de higiene personal y, en el peor de los casos, hasta botellas de vino. Recipientes excluidos, literalmente de la noche a la mañana, del equipaje de mano permitido en la aviación civil del gigante americano, mientras que más de un pasajero ha intentado encontrar consuelo repitiendo aquello de mejor tarde que nunca En un visible despliegue de fuerza, policías con armas automáticas han sido apostados en los grandes aeropuertos del país, con incluso refuerzos militares de la Guardia Nacional despachados en demarcaciones como Boston. También se han activado equipos de artificieros y unidades caninas en una serie de terminales internacionales. Como parte de estas medidas, también se han asignado air marshalls para rutas trasatlánticas. Agentes federales de paisano, armados y especialmente entrenados para misiones de seguridad aérea. Michael Chertoff, el ex juez federal que ocupa la cartera de Seguridad Interior, ha indicado que el nivel de sofisticación y la proyección internacional de la muy avanzada trama desarticulada en Gran Bretaña tiene todas las ca- Una pasajera deposita su lápiz de labios en una cesta repleta de otros artículos prohibidos para viajes en avión AP Bush presenta la trama como un recordatorio de la guerra contra los fascistas islámicos P. RODRIGUEZ. CORRESPONSAL WASHINGTON. A tres meses de unos comicios legislativos donde su partido parece llevar las de perder, la trama terrorista desarticulada en Gran Bretaña ha sido presentada por el presidente Bush como un recordatorio de que Estados Unidos se encuentra en guerra con fascistas islámicos que utilizarán cualquier medio para destruir a los que amamos la libertad Durante una de sus periódi- cas apariciones electorales, ayer en Wisconsin, Bush- -además de solicitar paciencia a los que tengan que viajar por avión durante estos días- -ha insistido en que es un error pensar que no existen amenazas Ante un calendario en el que falta un mes para que se cumpla el quinto aniversario del 11- S, las especulaciones se han multiplicado sobre el supuesto empeño de la red terrorista liderada por Osama Bin Laden para marcar esa fecha con una nueva ofensiva. El titular de Seguridad Interior, Michael Chertoff, ha indicado que nuestra experiencia general es que Al Qaida no está necesariamente motivada por aniversarios Sin embargo, los responsables de la lucha antiterrorista en EE. UU, asumen una segunda edición de la carnicería del 11- S. Escenario conocido en términos familiares como the big one Durante los primeros aniversarios de los ataques contra las Torres Gemelas y el Pentágono, las autoridades federales terminaron por elevar niveles de alerta. Hasta que el año pasado, el 11- S pasó más inadvertido que en otras ocasiones, en parte también por el devastador impacto de la temporada de huracanes.