Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
42 JUEVES 10 8 2006 ABC Sociedad La NASA viaja a África para estudiar la formación de huracanes como el Katrina Un equipo de investigadores inicia una misión de dos meses en Cabo Verde y Senegal costa occidental africana nacen el 80 de los huracanes que golpean Norteamérica. El porqué de que unos lleguen con fuerza y otros no es un misterio ARACELI ACOSTA MADRID. Veintiún días antes de que el huracán Katrina tocara tierra en Nueva Orleans el verano pasado, una pequeña ola de aire turbulento emergió en el oeste de África y se dirigió hacia el océano abierto. Sobre estas aguas, esta depresión o zona de bajas presiones empezó a contraerse, y fue además disminuida por una masa de aire seco de una gran tormenta de arena sahariana que soplaba al mismo tiempo en la costa. Sobre el Atlántico occidental y central, la nube arenosa se mezcló con la ola tropical y ayudo a mantenerla débil y difusa. Pero en alb En la gún otro lugar del Atlántico, la misma ola atmosférica se encontró con una o más depresiones tropicales procedentes de África. En unos días, la relativamente pequeña turbulencia creció hasta ser el ciclón tropical que, cuando fue cruzando el océano, se convirtió en el huracán que devastó la costa del Golfo dos semanas después. A pesar de que muchos huracanes que alcanzan los Estados Unidos nacen como depresiones tropicales en las aguas de África, poco se sabe sobre por qué algunos van disminuyendo y otros se convierten en monstruosos huracanes al otro lado del océano. Por eso, un grupo de investigadores de la NASA y de la Agencia de Investigación Oceánica y Atmósferica (NOAA) pasarán los próximos dos meses en la costa africana intentando dar respuesta a esta pregunta. Estas ondas son bastante inocuas, con un frente de lluvias y alguna tronada dice Jeffrey Halverson, científico Prevén una temporada menos intensa La actual temporada de huracanes será menos intensa de lo previsto en mayo y tendrá un promedio de doce a quince tormentas tropicales y entre siete y nueve ciclones, de los que tres podrían ser de gran potencia frente a los siete de categoría superior que se produjeron en 2005, según informó la NOAA. Sin embargo, advirtieron de que en ningún momento se debe bajar la guardia Más aún cuando se acerca el llamado pico de la temporada a mediados de agosto, periodo en el que se registra una mayor actividad de tormentas y huracanes en la cuenca atlántica. La temporada de huracanes del Atlántico comenzó el pasado 1 de junio y terminará el 30 de noviembre. de la NASA y profesor de la Universidad de Maryland. Pero aproximadamente un 10 por ciento cambia su carácter cuando se mueven en el océano y empiezan a rotar acumulando energía. Éste es el gran misterio: de dónde procede este cambio Diferencia de temperatura Desde dos bases en las islas de Cabo Verde y la capital senegalesa, Dakar, los investigadores seguirán, medirán y analizarán algunas de las sesenta tormentas que al final del verano se dirigen cada año al Caribe y Norteamérica procedentes de África transportadas por los vientos alisios. Muchas de las veces, estas condiciones meteorológicas, que se forman sobre la región sudanesa de Darfur o en Etiopía, avanzan entre 2.200 y 2.800 kilómetros y duran tres o cuatro días para luego disiparse, a menos que se conviertan en algo mayor. Su fuerza inicial procede de la diferencia de temperatura entre el caluroso desierto del Sahara y el aire frío a lo largo de la costa del Golfo de Guinea. Los investigadores utilizarán para su trabajo datos de satélite, otros pro-