Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
6- 7 40 LOS VERANOS DE Cante de las Minas Consagrados y promesas Los cantaores Menese, Agujeta y Mercé fueron las grandes bazas de un festival que, a pesar de dar más espacio al baile en esta edición, tiene al cante flamenco como plato fuerte del repertorio POR MANUEL RÍOS RUIZ l Festival del Cante de las Minas, que, una vez más, se desarrolla con brillantez en La Unión (Murcia) llega a sus últimas jornadas, las del Concurso de Cante, Baile y Guitarra, tras la celebración de las diversas galas programadas. Ayer glosábamos las características artísticas de las maestras bailaoras Cristina Hoyos, Merche Esmeralda y Manuela Carrasco, que han sido las estrellas con sus elencos. Hoy nos proponemos comentar las cualidades de las voces cantao- E ras que han intervenido en las distintas funciones, en el marco incomparable del Antiguo Mercado, así como señalar el conjunto de intérpretes que han llegado a las sesiones finales del certamen, que dio comienzo ayer. La final está fijada para el próximo sábado. José Menese ha sido la primera figura que encabezó cartel. Natural de La Puebla de Cazalla (Sevilla) en 1961 llegó a Madrid, viajando como paquete en la moto del humorista Chúmez Chumy, ganándose enseguida la atención de los aficionados y de los intelectuales defensores del flamenco. En el Concurso Nacional de Córdoba, en 1965, obtiene el premio de Honor y, nueve años más tarde, la Cátedra de Flamencología de Jerez le concede el premio Nacional de Cante. Cantaor con poderío y maestro de los cantes básicos, mantiene su prestigio entregándose en cada actuación. En cuanto a Manuel Agujeta, natural de Rota (Cádiz) tras abandonar su oficio de fragüero y grabar su primer disco- Viejo Cante Jondo (CBS) en 1972, se proyectó como el cantaor que pone de manifiesto lo más añejo del género, siguiendo la escuela de Manuel Torre y mereciendo los más significativos galardones. Por su parte, Carmen Linares, desde muy joven, viene dando razón de su gran afición y de su conocimiento de los más variados estilos. Es para los cabales, sin lugar a dudas, la verdadera dama del cante. También han triunfado en La Unión, una vez más, dos cantaores de amplio repertorio y de precoz maestría: Luis de Córdoba y Miguel Poveda. Finalmente, José Mercé ha demostrado que no en vano es el cantaor más aplaudido y cotizado del momento, no solamente por sus asequibles últimos discos, sino muy especialmente porque es un artífice del flamenco en toda la extensión de la palabra, siguiendo la escuela de su familia jerezana. Ahora les toca el turno a las promesas en el concurso- -que es clave en el festival- llegadas de distintas provincias: quince voces cantaoras, tres guitarristas de concierto y seis cuerpos de baile. Quedamos a la espera de los resultados, de los que daremos cuenta puntualmente deseando que estén a la altura de las más destacadas convocatorias.