Patrocinado Por:

Volver

Resultados de la búsqueda

Resultados para
8 Opinión JUEVES 10 8 2006 ABC LA BURBUJA CARTAS AL DIRECTOR Pueden dirigir sus cartas a ABC: Por correo: C Juan Ignacio Luca de Tena, 7.28027 Madrid Por fax: 913.203.356. Por correo electrónico: cartas abc. es ABC se reserva el derecho de reducir los textos de las cartas cuyas dimensiones sobrepasen el espacio destinado a ellas. Mañana en VENENO EN LAS PALABRAS DE MARAGALL YER entró en vigor el Estatuto de Cataluña. Y, para celebrarlo, Pasqual Maragall hizo unas declaraciones que rezuman veneno. Como, tras el puenteo al que le sometió Zapatero en su acuerdo con Mas, nadie se acordará dentro de unos años de que participó en la paternidad del invento, ni va a disfrutar libidinosamente de su vigencia sentado en la poltrona, ha decidido ponérselo difícil LUIS IGNACIO a sus sucesoPARADA res. Por eso tal vez ha dicho que Cataluña ya tiene una nueva constitución, una nueva ley fundamental y puede hacer lo que quiera. Como lo de que Cataluña es una nación le parece poco y quedó notablemente descafeinado en el texto final, ha asegurado que es, de todos los territorios de Europa que no son Estados, el que más se parece a un Estado. Viene a darles la razón a Soraya Sáenz de Santamaría y Federico Trillo, que hace diez días recurrieron el Estatut ante el Tribunal Constitucional por ser una constitución paralela Y también al Defensor del Pueblo, que ha anunciado otro recurso por posible vulneración de las garantías para las libertades y derechos fundamentales. Hace sólo doscientos años y a falta de instrumentos adecuados, el físico inglés Henry Cavendish medía la potencia de las corrientes eléctricas según el dolor que le provocaban. Hoy se hace mediante activación de neutrones en un acelerador de partículas. Y así ha podido averiguarse, a partir de un solo pelo y ciento cincuenta años después de su muerte, que Napoleón había ingerido elevadas cantidades de arsénico, y no sólo como medicamento, que en pequeñas dosis es un potenciador de la libido. O sea que le fue administrado como veneno. Esa misma técnica es la que se emplea en las pruebas de paternidad y para comprobar la autenticidad de una pintura supuestamente antigua. Hemos avanzado mucho. Pero hay cosas que dan calambre y todavía se miden por el dolor que producen. Y no necesitamos ningún acelerador de partículas para comprobar que son venenosas. Las palabras de Maragall, por ejemplo. Desinformación Recién regresada de vacaciones, descubro en las calles de mi ciudad una campaña del Ministerio de Sanidad, destinada a prevenir el contagio de enfermedades de transmisión sexual mediante el uso del preservativo. En la cartelería desplegada aparece una lista que incluye el sida, la gonorrea, la hepatitis B, el herpes genital, la clamidia, la sífilis y... ¡el embarazo no deseado! Me parece una completa irresponsabilidad por parte de las autoridades sanitarias presentar una lista de enfermedades e incluir en ella, como si se tratara de una más, el embarazo. De hecho, la campaña no tiene más remedio que matizar qué embarazo considera enfermedad y se refiere al embarazo no deseado Ni el sida, ni la gorronea, ni la sífilis, ni las otras enfermedades necesitan el adjetivo calificativo de indeseado pues nadie desea una enfermedad. El embarazo es otra cosa: supone la concepción de un nuevo ser humano, y tiene mucho que ver- -yo diría que todo- -con el ejercicio responsable de la sexualidad. Algo a lo que, por supuesto, no ayuda la citada campaña. María José Techo Sanares Madrid A Asumir responsabilidades La ministra de Medio Ambiente, Cristina Narbona, se ha acostumbrado a echar la culpa a los otros para intentar tapar su incapacidad, su frustración, su falta de previsión. La diligencia con la cual se sumó a la decisión de los socialistas de eliminar el Plan Hidrológico Nacional, sin presentar alternativa, ha sido su calvario estos más de dos años en el Gobierno. España está seca, no hay agua. Y en lugar de ponerse manos a la obra, se ha dedicado a faltar a la verdad y a insultar- -por ejemplo, a los murcianos- -de derrochar el ansiado elemento. No es la primera vez que lo hace. Pero, en esta ocasión, se ha pasado. Fue fácil cargarse un plan. Sin embargo, ¡qué difícil es encontrar nuevas vías que ayuden a paliar, aunque sólo fuera en parte, la sequía de una zona importante del país! Ahora, la ministra ha insinuado que entre los pirómanos de Galicia pueden estar las personas que este año no han sido contratadas por la Xunta para estos menesteres porque no sabían gallego. Esta denuncia demuestra el sectarismo con que actúan los gobernantes en Galicia. Ha influido, con toda seguridad, en lo mal que se han gestionado los trabajos de extinción. Es delirante que la ministra Narbona se atreva a realizar esas afirmaciones para salvar su cara y la del Gobierno socialista y nacionalista gallego. En casos tan graves como los vividos estos días, la ministra de Medio Ambiente no puede escudarse en que las competencias están transferidas. Que media España arda, o esté en peligro de hacerlo, es un asunto nacional, o sea, de su incumbencia y responsabilidad como titular del Ministerio. Diego Gómez Álvarez. Madrid A toda vela Una de las películas más esperadas del verano, Piratas del Caribe. El cofre del hombre muerto aborda nuestras pantallas y nuestro suplemento. Johnny Depp repite como el excéntrico capitán Sparrow, así como la pareja formada por Orlando Bloom y Keira Knightley, que le dan un toque más oscuro y aventurero a la cinta. Además, el cine español no cierra en agosto gracias a estrenos como Días azules el último trabajo de Óscar Jaenada, último premio Goya al mejor actor. Terrorismo medioambiental El año pasado fueron 172.000 hectáreas de bosque las que ardieron, y este año, que parecía parco en incendios, llevamos ya 145.000 hectáreas. Sólo algunos recuerdan aún aquel mito de que una ardilla era capaz de cruzar España desde los Pirineos hasta el estrecho sin posarse en el suelo. Nada más lejos de la realidad. Ahora estamos a punto de perder la siesta a la sombra de un frondoso árbol, y no digamos de mojarnos dos veces por cobijarnos de la lluvia inexistente debajo de un árbol, dentro de poco tiempo, también inexistente. Porun motivo uotro, que para todo hay, unas personas atentan contra el medio ambiente utilizando el fuego sin saber las consecuencias que ese hecho puede llegar a tener, sesgando vidas vegetales, animales e incluso vidas humanas. Qué decir de las consecuencias que a largo plazo pueden tener tras dejar zonas devastadas, desérticase inhabitables para el hombre. No basta sólo con un mayor endurecimiento de las medidas punitivas, se trata de educar, reeducar, y de fomentar la colaboración ciudadana, que tiene que vigilar y denunciar, ya que son ellos, los lugareños, los primerosque pierden cuando el monte se quema. José Javier Solabre Heras Pamplona Salinizar el mar Durante mi estancia en Formentera comprobé el dolor de la picadura de medusa. A medusazo diario, eltercer día volví a zambullirme en aguas del sur de la isla. Cuando me puse a nadar, sin embargo, hube de adaptar mis movimientos a las nuevas condiciones de resistencia del agua: el agua había cambiado y ya no había medusas. ¿Dónde se había ido el sopicaldo con tropezones en el que había estado nadando los días anteriores? Vino a mi cabeza la hipótesis de que se hubieran hundido. El calor habría provocado intensa evaporación del agua superficial. En consecuencia, la concentración de sal en la superficie del mar habría aumentado y, por tanto, también la densidad de la capa superficial, provocando así su hundimiento. De esa manera, agua más profunda y fresca habría accedido a la superficie. Este proceso, sin embargo, tiene consecuencias en el ca- lentamiento del planeta. Las aguas profundas que suben a la superficie, lo hacen liberando el anhídrido carbónico (CO 2) que retienen como consecuencia de la despresurización, a lo que hay que añadir el aumento de calor. La devolución de CO 2 a la atmósfera está relacionada con la salinidad. El Mediterráneo aumenta su salinidad como consecuencia de una mayor evaporación y un menor aporte de precipitaciones en su cuenca. ¿Qué se pretende poniendo desalinizadoras en sus costas y vertiendo salmuera en sus aguas? Urge, no echar salmuera en el Mediterráneo español, sino agua dulce. Las desaladoras que el Gobierno va a instalar en esas costas debiera instalarlas en el Cantábrico, donde las ventajas de aumentar la salinidad superan a las desventajas, y lanzar, por el Ebro, ingentes cantidades de agua dulce al Mediterráneo para equilibrar la salinidad. G. González de Gregorio Álvarez Toledo FE DE ERRORES Por un error, la foto que aparecía ayer en la página 13 se firmó con las siglas AGN cuando debería haber llevado el pie de Faro de Vigo.